Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
¿Cuál es la visión de Sony para PS5? ¿Y de Microsoft con Xbox Series? Os damos nuestras claves

¿Cuál es la visión de Sony para PS5? ¿Y de Microsoft con Xbox Series? Os damos nuestras claves

Por  /  20 de septiembre de 2020       
197 comentarios
Recientes

Todas las cartas están sobre la mesa y prácticamente toda la información importante ha sido dada. La nueva generación aspira a ser una de las más polarizadas de la industria en cuanto a la visión de lo que una consola debiera ser, y nosotros vamos a repasar lo más destacable de cada una de esas visiones.

Tras la conferencia por vídeo de Sony para PlayStation 5 el pasado 16 de septiembre, ya conocemos la última pieza de información imprescindible de cara a prepararnos para la nueva generación de consolas. Sabemos el precio, la fecha, qué llevarán dentro, y hasta qué podremos jugar en ella en los primeros estadios tras su lanzamiento. El camino que nos ha llevado hasta aquí ha sido sinuoso, fruto del misterio creado tras el primer vistazo a estos sistemas; pero la situación actual difiere mucho desde que comenzamos a hablar sobre PlayStation 5 y Xbox Series.


Noviembre es una vez más el mes de la magia en el mundo de las consolas de sobremesa. Con el permiso de Nintendo, todos los grandes lanzamientos de las últimas tres generaciones han tomado lugar a las puertas de las vacaciones de invierno; y en dicho mes volverá a tener lugar el salto a la nueva generación de consolas. Para los modelos de Microsoft, la fecha señalada será el 10 de noviembre; mientras que, para las dos versiones de PlayStation 5, el día será el 12 de noviembre si vives en alguno de los países señalados por Sony, y el 19 de noviembre para el resto del mundo, incluido España.


Para aquellos usuarios que quieran dar el salto de forma temprana a los nuevos sistemas, el momento de tomar la decisión de cuál consola adquirir, o si se va a hacer, se acerca impávidamente; si es que no se ha tomado ya. Para reforzar dicha decisión hemos preparado este texto, en el que vamos a repasar rápidamente qué diferencias vemos entre las consolas de Sony y de Microsoft. Os invitamos a acompañarnos una vez más.


Desde dentro hacia afuera

¿Cuál es la visión de Sony para PS5? ¿Y de Microsoft con Xbox Series? Os damos nuestras claves

Un buen punto inicial del que partir en una comparación entre las máquinas de nueva generación son las entrañas de cada una; una de las primeras informaciones que obtuvimos, así como una que ya trabajamos en el pasado, pero que creemos consecuente que se indaguen en ellas una vez más. De nuevo, tenemos un salto tecnológico relativamente similar entre la consola de Sony y la consola de Microsoft; ambas han vuelto a contar con la ayuda de AMD para el cerebro del equipo, ambas vuelven a tener GPU personalizadas de la compañía de rojo, y ambas se han centrado en la inclusión de almacenamiento de alta velocidad y han adaptado la arquitectura de sus sistemas en torno a ello.


Donde sí existen diferencias llamativas es en el músculo gráfico bruto de cada uno de los sistemas. Por primera vez desde la sexta generación de consolas, existe una diferencia palpable entre los diferentes modelos que poblarán las tiendas en noviembre.


¿Cuál es la visión de Sony para PS5? ¿Y de Microsoft con Xbox Series? Os damos nuestras claves

El torno de la potencia en consolas lo mantendrá Microsoft a través de su Series X, cuya gráfica contará con 16 CU adicionales sobre el modelo de Sony, que le proporcionan los ya famosos 12 TFLOPS de potencia relativa. Si los comparamos con los 36 CU de la GPU de PlayStation 5, así como con los 9,78 TFLOPS que le ofrecen fuera del máximo de su frecuencia variable, estaríamos hablando de una diferencia de más del 20% en términos brutos entre ambas consolas.


Esta es una generación marcada por los contrastes entre todos los sistemasDel mismo modo, también hay un salto aún más destacable entre Series S y las dos versiones de la consola de Sony; ya que la pequeña consola digital de Microsoft tendrá, tan sólo, 20 CU en su gráfica a una frecuencia menor que el resto de integrantes de la generación; que, si atendemos a los números brutos una vez más, se traduce en una diferencia de más del 40% de potencia con respecto a los modelos de Sony, y de más de un 60% con respecto a su hermana mayor. Estos valores deben tomarse con cautela, pero nos sirven como base para discutir la potencia de los diferentes sistemas.


Esta diferencia entre sistemas se diluye ligeramente cuando atendemos al planteamiento de cada sistema para con la forma de gestionar las capacidades de su hardware; así como la resolución objetivo a la que apuntan. Series S es la consola menos potente de las que saldrán al mercado el próximo noviembre, pero está diseñada para jugar a resoluciones menores, que requieren de menos músculo gráfico. Por otro lado, PlayStation 5 en sus dos versiones es menos potente que Xbox Series X, pero el diseño térmico de la consola y el planteamiento del equipo de Cerny en torno a ella parece apremiar el desarrollo dado con mimo. Cerrando el círculo, la ya mencionada Series X quiere enfocarse al juego 4K a las mayores tasas de cuadros por segundo posibles, por lo que su hardware corresponde a dicho objetivo.


Las dos vías del convencimiento

¿Cuál es la visión de Sony para PS5? ¿Y de Microsoft con Xbox Series? Os damos nuestras claves

Uno de los puntos de debate más claros entorno a PlayStation 5 y Xbox Series es qué vamos a poder jugar en cada una de ellas; o más bien cómo vamos a jugar a nuestros videojuegos en cada uno de los sistemas presentados. Las dos vías del convencimiento han sido tradicionalmente los títulos exclusivos, y la calidad de la experiencia de uso y de juego.


En el primer pilar, Sony lleva la clara delantera. Desde que viéramos por primera vez la consola en vivo, la compañía nipona no ha hecho más que bombardearnos con exclusividades; ya sean temporales, dentro del mercado de las consolas, o a través de producciones de sus estudios asociados. Esta generación, la consola de Sony se ha definido a través de su catálogo de exclusivos; una fórmula que parece que van a seguir exprimiendo, tanto porque es una estrategia que les ha servido en el pasado, como porque ahora su público espera que continúen por ese camino. La exposición que obras como Spider-Man: Miles Morales, o Demon 's Souls han tenido en su última conferencia así lo corroboran.


En el otro extremo del espectro tenemos a Microsoft, cuya generación ha estado marcada por la búsqueda de nuevos usuarios en un escenario en el que sus exclusividades han estado menos presentes que en pasadas generaciones. Esta búsqueda ha perpetuado el enfoque de Microsoft hacia hacer de la experiencia de juego en sus consolas lo más cómoda posible, con la aparición de servicios como el ya famoso Game Pass, la retrocompatibilidad a la que dedicamos un artículo hace ya un tiempo, o experimentos con la nube como xCloud. Microsoft parece haber cogido todo lo aprendido a lo largo de la generación y haberlo introducido en sus nuevas consolas.


¿Cuál es la visión de Sony para PS5? ¿Y de Microsoft con Xbox Series? Os damos nuestras claves

Microsoft apuesta por la competición directa mientras que Sony profundiza en lo que ya hacíaEn cuanto a exclusividades se refiere, aún hay mucho misterio para con los estudios adquiridos por los de Redmond, pero prevemos un esfuerzo por reconciliarse con parte del público que esperaba un golpe sobre la mesa en la presente generación; aunque la poca información que tenemos hasta ahora haya sido algo convulsa y no de muestra directa de ello.


Volviendo a Sony, la aparición de PlayStation Plus Collection, o las declaraciones que Jim Ryan, el CEO de Sony Interactive Entertainment, sobre contemplar la diversificación de parte de sus exclusividades a plataformas como PC nos llevan a pensar que Sony, si bien con una filosofía algo continuista a sus espaldas, es consciente de los elementos atractivos del enfoque de Microsoft y fortaleciendo los servicios que ya tienen asentados entre su enorme base de usuarios. Unos servicios que podrían ayudar en los primeros años de la consola, donde elementos como el precio de lanzamiento de los títulos para la consola parecen ser objetivo de rechazo – fundado en mi humilde opinión - para algunos jugadores.


Todos estos elementos provenientes de ambas compañías y que repercuten sobre los diferentes sistemas que verán la luz el próximo noviembre tienen el objetivo de mejorar la experiencia de uso en todos los modelos; aunque tendremos que esperar hasta después del lanzamiento de las propias máquinas para ver cómo evolucionan verdaderamente.


Play Anywhere vs. Play has no Limits

¿Cuál es la visión de Sony para PS5? ¿Y de Microsoft con Xbox Series? Os damos nuestras claves

Sin duda, estamos a las puertas de una generación marcada por el contraste entre sus diferentes sistemas. Microsoft con Xbox Series parece retomar el camino de la competición directa, impulsada por una máquina potente, la compra de varios estudios que prometen ofrecer nuevas experiencias y la inclusión de un segundo sistema al que le han asegurado un soporte igual de fuerte que a su hermana mayor. La creación de la Xbox Velocity Architecture así lo apremia, con herramientas compartidas entre ambos sistemas, una arquitectura similar, y elementos pensados para que Xbox Series S brille tanto como Xbox Series X.


Y todo ello es sólo dentro del mercado de las consolas; en PC el apoyo a Windows como una plataforma más es total, y en Smartphone tenemos la sombra de xCloud acechando como una vía más para jugar. Hasta los periféricos de anteriores plataformas serán compatibles. El “Play Anywhere” que usa la división Xbox está más presente que nunca.


¿Cuál es la visión de Sony para PS5? ¿Y de Microsoft con Xbox Series? Os damos nuestras claves

Para ver cuál de las dos visiones prevalece con más fuerza necesitamos más tiempoAl otro lado del ring tenemos la visión monolítica de Sony, articulada a través de un único sistema: PlayStation 5; sea en la edición digital o en la que incluye el lector. En su eslogan “Play has no Limits” tenemos toda la información que necesitamos. Todo lo que la compañía está llevando a cabo converge en PS5; sus servicios migrarán a su sucesora; los títulos intergeneracionales desaparecerán totalmente; los desarrollos se harán sólo con la nueva consola en mente. Sony nos invita a hacer borrón y cuenta nueva para embarcarnos en un viaje con las mismas bondades que hemos vivido en PlayStation 4 en un hardware superior, que abre nuevas vías.


Si prevalecerá la visión monolítica que representa PlayStation 5, o el acercamiento a la diversificación de Xbox Series, es una cuestión que sólo el tiempo y los usuarios podrán contestar. Hasta entonces, esperaremos con ansias.


Comentarios (197)
Comentarios