Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Nueva Partida+: Lo bueno y lo malo de FFVII Remake, ¿acertó Square Enix en su planteamiento?

Nueva Partida+: Lo bueno y lo malo de FFVII Remake, ¿acertó Square Enix en su planteamiento?

Por  /  22 de noviembre de 2020       
161 comentarios
Recientes

Su crítica, su argumento y sus personajes lo han posicionado como uno de los mejores juegos de la historia, y bien es cierto que podríamos considerar Final Fantasy VII como un juego adelantado a su tiempo. ¿Qué hizo grande a FFVII y en qué falla con su remake? Lo repasamos con este segundo volumen de Nueva Partida+.

Reflexionando e intentando encontrar una explicación de por qué la séptima entrega es la favorita y la más especial para la mayor parte de la gente, he llegado a ciertas conclusiones. Aunque primero he de dejar constancia de que mi juego favorito de la saga es Final Fantasy IX, pero claro, la historia de la séptima entrega es difícilmente superable, y por ello está considerada como una de las mejores de toda la historia de los videojuegos.


Está claro que ahora mismo resulta más fácil recrear un videojuego de ambientación futurista, teniendo en cuenta todos los avances tecnológicos propios de nuestro siglo, pero lo cierto es que eso no era tan fácil en los 90 y Squaresoft lo hizo con Final Fantasy VII. Ya en ese momento, el estudio japonés se había percatado de que estábamos agotando los recursos del planeta a una velocidad alarmante, y crearon todo un mundo alrededor de esa premisa, dándole forma conceptualmente con la energía mako y la corriente vital.


Un videojuego que ha tenido una revisión este mismo año con Final Fantasy VII Remake en PS4 y que todo parece indicar que en el futuro tendrá también versiones para el resto de plataformas. Tras abordar nuestra primera pieza de Nueva Partida+ con nuestro especial sobre 13 Sentinels: Aegis Rim, en esta ocasión le toca el turno al JRPG de Square Enix.


Cuatro razones que lo hacen grande

Aviso: A partir de aquí encontrarás spoilers del juego original y del remakeNueva Partida+: Lo bueno y lo malo de FFVII Remake, ¿acertó Square Enix en su planteamiento?

La globalización y el crecimiento industrial ya eran motivo de alarma en los 90Su argumento y crítica: El clásico respira un aire futurista que, a pesar de sus gráficos, nos parecía todo un avance en aquel entonces (era la primera vez que veíamos un Final Fantasy en gráficos tridimensionales). Dentro de la historia incluyeron la agonía de la tierra y la convirtieron en un personaje más aportándole voz propia y protagonismo. "¿No escuchas los llantos del planeta?" -le pregunta Barret a un Cloud todavía absorto y confuso- "Se está muriendo cada segundo que pasa", concluye el líder de Avalancha. Con la llegada de la globalización y el crecimiento industrial la destrucción del planeta ya era motivo de alarma en los 90, más aún lo es actualmente. Con esto pretendo argumentar que, a pesar de que el juego tiene más de veinte años, tristemente el tema sigue vigente hoy en día. Por eso Final Fantasy VII es un clásico cuyo tema va a perdurar hasta el fin de nuestros días, porque la preocupación por el cambio climático y la contaminación no han cesado en ningún momento. Esto es algo que encaja perfectamente en la pieza original, pero no tanto en su remake por otros motivos que argumentaré más adelante.


La muerte de un personaje indispensable para la historia

Nueva Partida+: Lo bueno y lo malo de FFVII Remake, ¿acertó Square Enix en su planteamiento?

Todos vivimos de una manera traumática la despedida de un personaje al que habíamos tenido en nuestro equipo y que además, apreciamos por su bondad y su pureza: Aeris, la última anciana del planeta. Su muerte nos duele a nosotros como jugadores, y nos duele aún más cuando deja devastados al resto de personajes, sobre todo al protagonista: "¿Qué haré con este sufrimiento? Mis dedos están adormecidos, mi boca está reseca, mis ojos arden", dice Cloud mientras la sujeta entre sus brazos. Aeris, como anciana, también representa la esperanza para salvar al planeta, por eso cuando ella muere, la esperanza también se va con ella. Además de este hecho tan diferenciador de esta entrega, el recorrido que tienen los personajes secundarios, unido a la progresión del personaje principal es una auténtica bomba de majestuosidad, obviando -como en otras entregas- a algunos personajes que no tienen tanta relevancia en la historia. Un acontecimiento tan grande como la pérdida de Aeris no puede omitirse en el remake porque la fortaleza del juego se caería a pedazos. Quizá esto mismo fue lo criticado en otras entregas como la octava, que, a pesar de ser preciosa, los personajes secundarios quedaban más en un segundo plano. Aquí conocemos la historia de todos los personajes y todos ellos se unen para luchar por con un mismo propósito: impedir la destrucción del planeta.


El vínculo protagonista - antagonista

Nueva Partida+: Lo bueno y lo malo de FFVII Remake, ¿acertó Square Enix en su planteamiento?

Mencionar a Cloud significa nombrar a uno de los personajes con más arco y más profundidad no solo de la saga Final Fantasy, sino me atrevería a decir que de gran parte de la industria a nivel narrativo. Está claro que Cloud es uno de los personajes más queridos de la saga y la verdad es que esa insignia se la tiene bien merecida. La gran particularidad del ex-soldado es que, a medida que vamos conociéndole, nos percatamos de que es un personaje inseguro y con muchísima necesidad de aceptación. Aunque al mismo tiempo tiene madera de líder y puede ser muy tajante a la hora de tratar con los demás. Eso le hace misterioso a la par que encantador. Nos sentimos identificados con él porque, bueno, ¿quién alguna vez no ha echado una mentirijilla piadosa para hacer su vida un poco más interesante?


Vale, quizás Cloud se pasa un poco... pero no olvidemos que se debe a las células de Jenova insertadas en su cuerpo y al hecho de haber presenciado la destrucción de su ciudad natal y la muerte de su amigo Zack, el cual le carga con el peso de ser "su legado vital". Por eso el halo misterioso que rodea a Cloud alberga en que ni siquiera él sabe quién es y eso nos engancha desde el principio porque en realidad nos han presentado a un personaje que aún debe reconocerse a sí mismo. Y es que, de algún modo, la forma que tiene Cloud de inventarse su propia vida para recibir aceptación está justificada por la gran cantidad de peso y presión que han apilado sobre él: "tienes que ser la prueba de que existo" es lo que le dice Zack en su lecho de muerte.


Nueva Partida+: Lo bueno y lo malo de FFVII Remake, ¿acertó Square Enix en su planteamiento?Nueva Partida+: Lo bueno y lo malo de FFVII Remake, ¿acertó Square Enix en su planteamiento?

Esta serie de circunstancias hacen que Cloud sea eso mismo que dice su nombre, una nube que se mece con el viento intentando encontrar un lugar donde quedarse, no sabe reconocerse a sí mismo por su crisis de identidad y busca desesperadamente respuestas a sus preguntas. Por eso el protagonista de Final Fantasy VII se completa a sí mismo durante todo el recorrido de la historia, y eso le hace muy especial. Además su historia está tan bien armada, que cuando comprendemos que ha estado mintiendo, instantáneamente le perdonamos porque entendemos que ni él mismo sabe de dónde viene ni a dónde va. El desgaste de Cloud alcanza su máxima plenitud cuando descubrimos que, además, ha estado idolatrando a alguien que, no solo ha resultado ser una absoluta decepción, sino también el culpable de la muerte de las personas que más quiere. Por eso, no se puede hablar de la séptima entrega sin mencionar a Sephirot, su grandísimo antagonista.


Sephirot alcanza su máximo grado de maldad y locura durante el juego en vez de en su inicio, y esa simple razón lo convierte en uno de los mejores enemigos de toda la saga. No nos presentan a un enemigo, sino a un héroe. Nos brindan la oportunidad de saber por qué se ha convertido en lo que es y además, somos testigos de su paso de héroe (alabado y admirado por todos los miembros de soldado que desean ser como él) a antihéroe (haciendo que todos tiemblen al oír su nombre). Tal y como le pasa a Cloud (y esto les hace ser muy parecidos) descubrimos su evolución a lo largo del juego, pero justo a la inversa, siendo más una "involución" y un camino hacia el abismo y la demencia. Ese contraste tan fuerte de pasar de la admiración al terror en la gente en tan poco tiempo, le convierte en uno de los enemigos más imponentes de toda la saga. Ya viéndolo hecho de píxeles en el juego original nos hacía sentir escalofríos, sobre todo cuando aparecía acompañado de su extraordinaria pieza musical, One Winged Angel. Por eso, hay un error enorme dentro del remake que creo que complica la grandeza de sus apariciones que os cuento más adelante.


La brillantez musical

Nueva Partida+: Lo bueno y lo malo de FFVII Remake, ¿acertó Square Enix en su planteamiento?

J-E-N-O-V-A es la mejor pieza musical jamás compuesta sobre un extraterrestre, más que Expediente XPocos juegos de la saga Final Fantasy se pueden analizar sin mencionar la maestría de Nobuo Uematsu que, como el Rey Midas, convierte en oro todo lo que toca. Pocos podemos oír las primeras notas del "Opening Theme, Bombing Mission" sin que se nos ponga la piel de gallina imaginando a Aeris caminando el caótico Midgar. Las piezas de Uematsu no solo ponen melodía a algunas de las escenas más emblemáticas del juego, sino que también representan las inquietudes, los sueños y los propósitos de los personajes. Tampoco es para menos afirmar que J-E-N-O-V-A es la mejor pieza musical jamás compuesta sobre un extraterrestre, más que Expediente X (se tenía que decir y se dijo). No podemos resistir cabecear al ritmo de los tambores de la emblemática canción de Cañón Cosmo, ni tampoco entristecernos con la agonía y la desesperación que nos expresa Off The Edge Of Despair, que suena cuando Cloud está en silla de ruedas. La música en el remake se mantiene fiel y renovada, dependiendo del momento me quedo con las piezas originales o con las remasterizadas, pero en términos generales se conserva la fidelidad en este sentido. Creo que aunque estos puntos guardan estrecha relación con otras entregas de la saga, son los principales estandartes de la séptima entrega y por eso se la consideró como una historia adelantada a su tiempo y con una originalidad y una trama sorprendentes.


Aspectos positivos y negativos del remake

Nueva Partida+: Lo bueno y lo malo de FFVII Remake, ¿acertó Square Enix en su planteamiento?

Contemplar Midgar más bello que nunca, y quien dice Midgar, dice absolutamente todo el juego de principio a fin. Apenas llevaba unos días jugando y el remake ya me gustaba más que el clásico (aunque obviamente sé que es dejarse llevar por lo contemplativo). Igual peco de exagerada, pero es que Final Fantasy VII Remake es un sueño hecho realidad. Ver el juego así es una auténtica maravilla. Creo que es como casi todos podríamos imaginarlo o lo imaginábamos. Los gráficos son una delicia, el cuidado con el que han hecho los personajes y sus respectivas apariciones es abrumador, como también lo es el diseño de escenarios, las voces, las batallas y los enemigos. Además, el sistema de batalla de FFVIIR es la evolución perfecta del JRPG moderno. Cierto es que hay juegos del género que siguen respetando el sistema de batalla por turnos como la afamada saga Persona, pero creo que el dinamismo, la acción y la epicidad que le aportan las batallas cuerpo a cuerpo en el remake, es un absoluto acierto. Hay que matizar que soy muy clásica, pero me quedo sin duda con esta forma de batalla mucho más directa y disfrutona.


Nueva Partida+: Lo bueno y lo malo de FFVII Remake, ¿acertó Square Enix en su planteamiento?Nueva Partida+: Lo bueno y lo malo de FFVII Remake, ¿acertó Square Enix en su planteamiento?

La espléndida sororidad que hay entre Tifa y Aeris y lo bonita que es su relación. Es más que admirable cómo han profundizado en el vínculo de las chicas y les han dado un espacio a ellas dos, dejando a Cloud al margen. Las "eternas rivales" se apoyan, se salvan y comentan que utilizarán a Cloud como "chocobo de carga" cuando vayan a comprarse modelitos. Sobre todo teniendo en cuenta la rivalidad constante con la que se ha representado al dúo, en el clásico se llevaban bien, sí, pero había momentos tensos debidos a los coqueteos con el ex-soldado. En este también los hay, pero funcionan más como puntos de humor, ya que la relación de amistad que se forma entre ambas es mucho más intensa.


La profundidad de Avalancha, los personajes secundarios y algunos regalos que valen oro los tenemos en la primera parte del remake, y no en el juego original. Por ejemplo, las escenas de Cloud con Tifa y Aeris, el recorrido de Aeris para llegar hasta Marlene o la profundidad de los miembros de Avalancha. En el clásico también presenciamos la muerte de Jessie y Biggs pero no nos tocaba tan hondo porque los personajes no tenían tanto recorrido, sin embargo en el remake resulta tremendamente desgarrador porque las vivimos de una forma mucho más cercana y además, hemos tenido un previo bastante más generoso para conocer las inquietudes y deseos de los personajes. Asistimos a un remake que es casi en su totalidad muy fiel a la pieza original. Ahora bien, si todos estos aspectos son brillantes ¿Qué es lo que falla entonces? ¿Vale realmente la pena posicionar el remake al mismo nivel que el original?.


Nueva Partida+: Lo bueno y lo malo de FFVII Remake, ¿acertó Square Enix en su planteamiento?

La séptima entrega tiene un mensaje claramente anticorporativista y ecologistaUna de las cosas que fallan es la contradicción del estudio de desarrollo. Permitidme que me ponga un poco ecologista aunque estemos en un medio especializado de videojuegos, creo que el tema lo merece. La guerra humana contra la naturaleza ya nos ha dejado numerosas señales, sobre todo en sus últimos años, y seguimos sin escucharlas. Explotamos sus recursos, provocamos la deforestación, aniquilamos sus especies y queremos permanecer impunes. Por supuesto esta ambición no tiene ni tendrá fin, porque se basa en la creencia antropocentrista de que todo gira a nuestro alrededor y somos "dueños y señores" de todo lo que tocamos. Efectivamente, igual que ocurre en Final Fantasy VII: la tierra está gritando de dolor. Y al igual que Barret y Cloud durante el inicio, habrá gente que la oiga y gente que no. Al final el clásico es una crítica a las macro empresas que explotan los recursos del planeta para proporcionar energía a la gente a cambio de dinero. Por eso podríamos considerar que por su argumento, la séptima entrega tiene un mensaje claramente anticorporativista y ecologista.


Nueva Partida+: Lo bueno y lo malo de FFVII Remake, ¿acertó Square Enix en su planteamiento?

Y ahí le doy completamente toda la razón a Dayo en el artículo que hizo sobre el remake, porque la estrategia que tiene Square Enix para desglosar el remake en varias partes (que por cierto, aún no sabemos cuántas serán) desvirtúa el tema del clásico en sí mismo y termina siendo una absoluta contradicción, porque es mercantilista. Es una estrategia de marketing para triplicar las ganancias de algo que sabes que te las dará porque la gente lo añora y lo desea. Y ahí es cuando te das cuenta de que Square Enix se ha convertido en Shinra: una corporación que explota un recurso para sacarle más partido. La problemática no solo es esa, sino que para alargarlo más, debes estirarlo, y entonces acabas buscando a niños y gatos con Cloud para continuar con la historia (lo de los gatos lo salvo porque son gatos, pero los niños… por ahí no paso). Hay partes en las que las misiones secundarias se vuelven muy aburridas, y eso no ayuda a que el juego sea dinámico, sino que le aporta densidad excesiva haciéndolo pesado en algunas partes, y creo que es lo último que queremos sentir cuando jugamos a un remake de un clásico tan esperado.


Reflexiones sobre el final

Nueva Partida+: Lo bueno y lo malo de FFVII Remake, ¿acertó Square Enix en su planteamiento?

Para empezar diré que hay demasiado fanservice en el remake y eso a veces es perjudicial. Por ejemplo, se me viene a la cabeza esa parte tan divertida en la que Cloud se disfraza de mujer y tiene que hacer una coreografía. Quiero dejar constancia de que a mí esta parte me gustó, está bien, es muy graciosa, pero quizá el minijuego coreográfico me sacó un poco fuera del contexto del juego. Ahora bien, una parte más objetiva sobre esto tiene que ver con las apariciones de Sephirot, que, como bien he argumentado anteriormente, es una figura imponente y tenebrosa. Por eso creo que en la primera parte del remake no deberíamos haber luchado con él. Creo que solo hay un objetivo en eso mismo: alimentar el fanservice.


Nueva Partida+: Lo bueno y lo malo de FFVII Remake, ¿acertó Square Enix en su planteamiento?Nueva Partida+: Lo bueno y lo malo de FFVII Remake, ¿acertó Square Enix en su planteamiento?

Hubiera funcionado muchísimo mejor que en realidad Sephirot sea un enemigo al que sientes que no puedes vencer, tal y como sucede en el clásico, hasta que Cloud lo revienta con su omnilátigo. Todos debíamos esperar cuatro discos en el original y aquí lo destrozas en la primera parte, y además, con varios personajes (Aeris incluída). Mal, muy mal. Como decían mis compañeros en el texto sobre el polémico final, este final recuerda más a la épica cinematográfica de Advent Children, que al juego clásico. Cuando presencié el final, tan apoteósico, tan espectacular y tan magnánimo, sentía como si fuera el desenlace del juego completo, no de su primera parte. Instantáneamente pensé: "Si hacen esto al final de la primera parte ¿qué van a hacer exactamente para la última?". Más estrambótico no puede ser, y por eso no sientes que sea el final de una primera parte, sino de una pieza completa.


No digo que el remake tenga que ser idéntico al original porque hay muchos añadidos en el nuevo que no aparecían en el antiguo. Todo ese extra mencionado anteriormente es maravilloso porque no se sale del contexto del juego ni cambia su historia, pero el tema de los espectros y la lucha contra el destino es una invención innecesaria para enrevesar una historia que ya es perfecta de por sí. La trama de FFVII ya es perfecta tal y como es, no le hace falta nada más. De hecho, probablemente lo hicieron con la intención de sumar sin darse cuenta de que no suma, indudablemente resta. De pronto el transcurso de los acontecimientos puede cambiar y nos dejan caer que todos los miembros de Avalancha quizás estén bien, eso es un tremendo error. El final no puede ser súper "happy flower" porque además la séptima entrega se caracteriza por ser una de las más oscuras de la saga.


Nueva Partida+: Lo bueno y lo malo de FFVII Remake, ¿acertó Square Enix en su planteamiento?

Es un remake en un 95%, quitando el 5% del añadido extraMe aventuro a pensar, por tanto, que probablemente el final no sea determinante para la continuación de la historia. Básicamente porque es muy improbable que hayan hecho con tanta fidelidad una parte tan extensa del juego y en las siguientes partes vayan a cambiarlo. Por eso la primera parte del remake no es un reboot aunque su final sea distinto, es un remake en un 95%, quitando el 5% del añadido extra. Se nota que hay cariño y cuidado en el desarrollo del juego, mucho, muchísimo. Sería una desfachatez no darse cuenta de ello. ¿Creo, por eso, que el remake está por encima del original? No lo sé porque aún no he jugado las partes restantes, pero lo que sí afirmo es que no creo que nadie haga bien en jugar un remake sin haber jugado antes al juego original. ¿Que si merece la pena jugar el remake? Por supuesto, mi respuesta es un sí como una catedral sin ápice de duda. Exceptuando el final, el remake es un juego excelente y relativamente fiel al original, tanto en comparación con el primero como valorándolo como pieza única. Ahora solo nos queda ver cómo Square Enix encauza el resto de la historia.


¿Te animas con una Nueva Partida+? Profundizamos en 13 Sentinels Aegis Rim


Comentarios (161)
Comentarios