Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Memorias Retro: Silent Hill

Memorias Retro: Silent Hill

Por  /  22 de enero de 2015       
185 comentarios
Recientes

Terror con mayúsculas. Esa es la frase que mejor definiría al excelente Silent Hill. Una macabra aventura survival horror que cerca de 15 años después de su nacimiento aún continúa provocando pesadillas a más de uno. Un gran mérito por el que hoy le dedicamos a este clásico de Konami uno de nuestros especiales Memorias Retro.

Asustar a la gente puede ser algo relativamente fácil. Lo hemos visto en montones de películas y videojuegos cuando de repente aparece el monstruo de turno y nosotros nos sobresaltamos con el estruendo de la música. Pero... ¿y si hablamos de provocar terror? ¿De crear una atmósfera tan opresiva que nos haga sentir incómodos ante lo que pueda ocurrir en pantalla... ¡y fuera de ella!? Eso, amigos, es mucho más difícil de lograr; aunque no imposible. Ahí tenemos el ejemplo de Konami, que cerca de 15 años atrás marcó un antes y un después en el género de los survival horror creando una de las primeras obras de terror psicológico en la industria del videojuego. ¿Su nombre? Silent Hill.


El primero de una serie de aventuras de terror que ha marcado a toda una generación de aficionados al género que aún hoy en día continúan buscando juegos que les hagan sentir lo mismo que este clásico de Konami. ¡Y ha habido pocos hasta la fecha! Lo que dice mucho de esta obra a la que hoy rendimos merecido homenaje con un Memorias Retro que, esperamos, sirva también para que aquellos que en su día nos adentramos en las neblinosas calles de Silent Hill compartamos nuestras vivencias con esta aventura de pesadilla. ¿Cuál ha sido tu mejor momento con esta obra maestra?



LA HISTORIA DETRÁS DEL MITO
  • Fecha de lanzamiento: 1 de agosto de 1999 (en España)
  • Plataforma: PlayStation
  • Ventas: 1,6 millones
  • Género: Survival Horror
  • Desarrollador: Team Silent (dedicado en exclusiva a Silent Hill.)
  • Personal clave en su producción: Keiichiro Toyama, Akira Yamaoka, Hiroyuki Owaku, Masahiro Ito y Masashi Tsuboyama.

Con Resident Evil disfrutando de su época de mayor esplendor gracias al lanzamiento del memorable Resident Evil 2, la fiebre por los survival horror motivó a muchas compañías a imitar la fórmula de Capcom creando sus propias aventuras de terror. Entre ellas, Konami. Sin embargo, su acercamiento al género fue muy distinto del que se estilaba por aquel entonces, haciendo suyo el lema "menos es más" a la hora de provocar escalofríos entre aquellos valientes que osaron adentrarse en las neblinosas calles del desangelado pueblo de Silent Hill.


Mientras otros títulos del estilo apostaban por la visceralidad, por mostrar criaturas de pesadilla realizando acciones grotescas, Konami siguió el camino opuesto: insinuar más que enseñar. Jugar con el engaño para construir una atmósfera de juego tan opresiva y aterradora que cualquiera que se pusiera a los mandos de Silent Hill se sentiría totalmente incómodo. ¡Y vaya si lo consiguieron! La ópera prima del Team Silent creó escuela convirtiéndose en uno de los primeros videojuegos en explorar de forma magistral algo tan complejo como el terror psicológico. Y ya solo por eso, esta aventura survival horror merece todos los honores posibles.


La NieblaDispuesto a disfrutar de unas merecidas vacaciones en compañía de su hija Cheryl Mason, el desdichado protagonista de esta aventura de terror jamás podría haber imaginado que este viaje al idílico pueblo de Silent Hill iba a convertirse en la peor de sus pesadillas. Porque tras sufrir un aparatoso accidente de coche camino a esta, en apariencia, apacible región turística, Harry Mason se despierta solo, desorientado y con la siniestra sensación de que alguien le observa tras la densa niebla que cubre el lugar. ¿Dónde diablos está todo el mundo? ¿Qué ha pasado con su hija? Y más importante aún... ¿en quién confiar cuando nadie parece querernos con vida?


Preguntas a las que Silent Hill da respuesta con un pulso narrativo digno de elogio que ya en su día nos dejó sin palabras por lo enrevesado y macabro de su premisa. Especialmente porque en este título de Konami lo real e irreal se entremezcla con tal maestría que es difícil no caer -para bien- en la desesperación, tal y como le ocurre al protagonista de este survival horror.


Las referencias a ilustres del terror como H.P. Lovecraft y el culto a lo oscuro son una constante a las que el equipo liderado por Keiichiro Toyama supo sacar gran partido, apostando más por la exploración y resolución de puzles que por el combate en sí, relegado a un muy segundo plano. La presencia de un buen elenco de personajes secundarios con mucho que esconder también hizo ganar muchos enteros a Silent Hill, que de la nada creó un mundo de pesadilla que pocos estudios de desarrollo han logrado igualar. La enfermera Lisa Garland, la agente de policía Cybil Bennett, la siniestra Dahlia Gillespie... ¿quién tiene ganas de volver a relacionarse con ellos?


Lo mejor de Silent Hill
  • Su apuesta por el terror psicológico. Aún sentimos escalofríos al recordar Silent Hill.
  • La historia de Harry Mason y su hija es genial. ¡Menuda pesadilla!
  • El diseño de sus rompecabezas. Ingenioso y con un toque macabro.
  • Gran variedad de localizaciones, que además sorprenden por su excelente diseño.
  • A nivel sonoro el juego es una obra maestra. Pocos títulos aprovechan de forma tan inteligente el sonido ambiente.
  • Gran variedad de localizaciones con un magnífico acabado artístico. El mundo ideado por el Team Silent es brutalmente aterrador.


DISECCIÓN E INFLUENCIAS



Una de las principales mentes creativas tras Amnesia: A Machine for Pigs destacó no hace mucho tiempo que en el marco de los survival horror no se puede representar "nada más aterrador que lo que el jugador se está imaginando". Por eso, explica Dan Pinchbeck, "en el momento en el que enseñas lo que sea que estás ocultando pierdes una increíble cantidad del poder que tienes para asustarles". Algo que cerca de 15 años atrás el Team Silent nos demostró con creces.


Muy influenciados por la mitología propia de los relatos literarios de H.P. Lovecraft y las novelas de terror de Stephen King, en Konami tenían muy claro que Silent Hill debía ser un juego más psicológico que visceral. Por supuesto había monstruos, algunos de ellos aterradores, pero su papel en la acción resultaba mucho más secundario que el de los zombis de Resident Evil. Tanto es así que incluso la opción de hacerles frente se impuso como la menos recomendada en la mayoría de casos, siendo más acertado escapar o esconderse de las criaturas de pesadilla diseñadas por el talentoso Masahiro Ito. Precisamente por ello, Harry Mason contaba a su disposición con una radio que emitía sonidos escabrosos cada vez que un enemigo se aproximaba a nuestra posición.


Un detalle genial que lejos de minimizar la sensación de terror lo que hizo fue incrementarla hasta cotas pocas veces vista en un videojuego. Silent Hill daba miedo, mucho miedo; y lo sigue dando aún hoy en día gracias a lo poderoso de su ambientación. El diseño de escenarios resulta espectacular en tanto que retuerce hasta extremos grotescos lugares típicos de nuestra vida como una escuela, las calles de un pueblo, un hospital, etc.; y el inteligente juego de luces y sombras por el que apostó el clásico de Konami ayudó todavía más a incrementar la opresiva sensación de terror que tan famosa ha hecho a esta saga.


Sin olvidar tampoco la espléndida labor de Akira Yamaoka a cargo del acompañamiento musical y los efectos de sonido de Silent Hill. ¡Impresionante! Pocos videojuegos generan tanta tensión con tan poco. Además, la presencia de puzles más enrevesados y complejos que los de su principal competidor le permitieron desmarcarse todavía más de la saga de Capcom.


Detalles que permitieron al Team Silent dar rienda suelta a su macabra imaginación con una serie de nuevos videojuegos que mantuvieron el tipo. ¡Y bien que se lo agradecemos! Pocas aventuras de terror han alcanzado las cotas de calidad de esta obra maestra, de la que esperamos poder seguir hablando durante muchos años más.


El legado de Silent HillTras asentar las bases del terror psicológico con el primer Silent Hill, Konami no lo dudó ni un instante. Habían creado una franquicia de éxito. Y pronto quedó patente con la llegada del sobresaliente Silent Hill 2, que mejoró de forma ostensible lo visto en su antecesor. Todo ello a pesar de la pérdida de Keiichiro Toyama, que tras finalizar el desarrollo del título original abandonó las filas de la compañía nipona para unirse a Sony donde crearía otra gran saga de terror: Forbidden Siren.


Sin embargo, no se puede decir que Silent Hill quedara en malas manos. Bajo la dirección de Masashi Tsuboyama, y con la estrecha colaboración del compositor Akira Yamaoka, la serie vivió una época de esplendor que aún se recuerda con añoranza. Lástima que los capítulos más recientes hayan perdido ese toque terrorífico que tanto le caracterizaba, y que el Team Silent se disolviera. ¡Pero ojo! Que hay Silent Hill para rato.


De entrada, el que Hideo Kojima y Guillermo del Toro se hayan unido para dar forma al nuevo capítulo de la saga ya es motivo de alegría; pero que además nos hayan hecho temblar de miedo con una simple demostración jugable ya dice mucho del enorme potencial que se esconde tras Silent Hills. Y hay más. Porque tampoco podemos olvidarnos de los fans de esta licencia, que a su modo le han rendido tributo creando aventuras de terror con el característico sello Silent Hill. Hablamos por ejemplo del fantástico Lone Survivor, al que no deberíais perder de vista a poco que os gusten las aventuras survival horror. Aún con su estética retro y su apuesta por las 2D ¡os lo hará pasar condenadamente mal!



¿Sabías qué?
  • El juego está plagado de referencias a la obra de Stephen King y muy especialmente a su novela La Niebla.
  • Una de las más claras hace referencia al deseo de Harry Mason de dejar por el camino varias notas con información sobre lo que ha descubierto por si "algún día" alguien se enfrenta a los mismos horrores. Justo lo mismo que ocurre en la novela La Niebla.
  • También hay elementos sacados de Carrie o la adaptación cinematográfica de El Resplandor, como ese MURDER (Asesino) escrito del revés en alguna pared tal y como Danny Lloyd se encargó de hacer en la película de Stanley Kubrick.
  • Si completamos la partida con el peor de sus cuatro desenlaces sonará en los créditos el tango Esperándote, que fue escrito por Rika Muranaka. Es la única pieza en español en toda la saga.
  • La niebla, esa protagonista silenciosa que hizo grande a las primeras entregas de la serie, fue la brillante respuesta del Team Silent a las limitaciones técnicas de PlayStation, pero terminó convirtiéndose en una de las señas de identidad de Silent Hill.
  • En la escuela Midwich Elementary School hay un listado de profesores, y estos son los integrantes de la banda de la mítica banda de rock Sonic Youth.



¿CÓMO JUGAR A SILENT HILL HOY?Al margen de la posibilidad de adquirir el clásico Silent Hill en la Store de PSN en PS3, PS Vita y PSP -esperamos que pronto esté disponible también en PS4-, el clásico de Konami recibió años atrás una suerte de remake al que merece la pena echarle el guante. Desarrollado por el equipo británico de Climax Studios, Shattered Memories rescata la base argumental del original para plantear nuevas situaciones de juego en un entorno gráfico más espectacular. En cualquier caso, todavía merece la pena perderse por las pixeladas calles del Silent Hill de PlayStation dado el encanto que aún conserva este clásico.


Comentarios (185)
Comentarios