Análisis de Blacksad: Under the Skin, la nueva aventura gráfica de Pendulo

Análisis de Blacksad: Under the Skin, la nueva aventura gráfica de Pendulo
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Somos John Blacksad, un detective privado de Nueva York… Y un gato. En esta aventura ambientada en el universo del cómic y creada por Pendulo Studios, acompañaremos al detective en un misterioso caso de asesinato en el que, como mandan los cánones, no todo es lo que parece. Análisis de Blacksad: Under the Skin.

A medida que las aventuras gráficas fueron cambiando, uno de los lastres más difíciles de dejar marchar siempre fue el inventario. Los objetos en el bolsillo eran el esqueleto de su diseño, aquello que te permitía crear combinaciones ingeniosas y, en definitiva, integrar el puzle en la historia. Hoy día, es más difícil asimilar un inventario si la aventura no posee toques de humor. Puedes llevar un recogeplátanos o un mono en el bolsillo si eres Guybrush Threepwood, pero no si eres un detective privado gatuno como Blacksad. Creo que Pendulo ha sido ingeniosa al convertir los pensamientos del protagonista en ideas que vagan por su mente deductiva. No es algo nuevo, ya lo hemos visto en otros juegos como Sherlock Holmes o The ABC Murders, aunque nunca en una aventura de corte más cinemático como es Blacksad: Under the Skin.

Así, este juego basado en el famoso cómic tiene el espíritu dividido bajo la piel. Su aspecto es el de una producción al estilo de The Walking Dead o The Wolf Among Us, pero intenta dar algo más de profundidad a las investigaciones bajo la búsqueda de pistas y las deducciones que hará el detective. El resultado es interesante, porque se busca en todo momento que la aventura no siempre se juegue sola, bajo un montón de cinemáticas, sino que existan los espacios libres para ser recorridos por el jugador recabando pruebas e ideas. El ritmo, sin embargo, no está tan bien conseguido.


Todo en Under the Skin tiene una cadencia demasiado pausada

Puede que John Blacksad sea un gato, pero su movimiento es realmente lento. Llega incluso a desesperar. Todo en Under the Skin tiene una cadencia demasiado pausada. Las escenas se desarrollan con largos desplazamientos de cámara. El intercambio de diálogos carece de agilidad, porque tras decir cada una de las frases se estiran innecesariamente los planos, bien por terminar algunas animaciones o porque la siguiente línea de texto no termina de saltar, afectando a la batalla dialéctica. Incluso en las secuencias más dirigidas a la acción, esta parece transcurrir con cierta lentitud.

El mundo de Blacksad es peligroso. Nuestro gato detective se llevará más de una paliza por husmear donde no le llaman.
El mundo de Blacksad es peligroso. Nuestro gato detective se llevará más de una paliza por husmear donde no le llaman.


La palma, sin embargo, se la lleva la velocidad del propio John Blacksad, que hace desesperante cada momento de exploración. Siempre que se da la vuelta o que choca contra un obstáculo, el ritmo del juego sufre un nuevo bajón. Si unes esto a una cierta herencia del pixel hunting, teniendo que acercarse a un punto caliente de forma muy precisa hasta que aparezca el botón A, la combinación es somnífera.

Es una lástima, porque la historia de Blacksad: Under the Skin se quiere seguir con interés. Como toda novela detectivesca, se puede quedar algo abrumado en los primeros compases, ante el riego de nombres y sucesos pasados, pero el juego sale de estos malabares a base de buenos giros de guion y situaciones álgidas. Durante las conversaciones con los distintos personajes que pueblan esta dura Nueva York, tendremos que tomar decisiones, a veces morales o sobre cómo proceder a continuación. Hay algunos ejemplos interesantes, pero más de una vez el juego se marca ese mensaje a lo The Walking Dead que nos avisa de una consecuencia que no siempre vemos representada en la pantalla. En otras, la acción es tan rápida, en la que tenemos que decidir un diálogo en poco menos de unos segundos, que no da ni tiempo a leer correctamente todas las opciones.

Análisis de Blacksad: Under the Skin, la nueva aventura gráfica de Pendulo


Blacksad: Under the Skin, siete vidas

El problema, entonces, no está tanto en el papel como en el traslado a la pantalla. Donde esas líneas escritas podrían leerse con una velocidad cómoda en el blanco y negro, al conformar las secuencias pierden intensidad, afectadas en buena parte por esos problemas de ritmo y también abundantes técnicos que afectan a la experiencia.

En Under the Skin, investigaremos la extraña muerte de Joe Dunn, el dueño de un gimnasio, ahorcado en su propio local.
En Under the Skin, investigaremos la extraña muerte de Joe Dunn, el dueño de un gimnasio, ahorcado en su propio local.


Fuimos avisados de que el día de lanzamiento, el juego llegaría con un parche que solucionaría algunos problemas, pero con la obra terminada, no sé si serán capaces de solventar todos los que he sufrido en mi aventura. No se trata solo de algunas ralentizaciones, que hacen aún más angustioso el lento caminar, sino problemas de concordancia en la ramificación de las decisiones, diálogos que no corresponden o están mal sincronizados, frases locutadas por una voz diferente, falta de correlación en las animaciones, textos no encontrados… Si todo esto se arregla para su lanzamiento, la experiencia de juego sin duda mejorará enormemente, aunque, como digo, no todas las carencias vienen por lo técnico.

Análisis de Blacksad: Under the Skin, la nueva aventura gráfica de Pendulo


Su mezcla de aventura moderna y cinemática con toques clásicos de exploración es muy llamativa

El propio doblaje, que sostiene buena parte de la narración, no termina de estar logrado. Sus actores poseen una actuación algo automática, como si estuvieran fuera del contexto, con un registro neutro en casi todas las situaciones y, cuando hay que sacar una emoción de una situación tensa, peligrosa o triste, pocas veces lo consiguen. Comenzando con el propio John Blacksad, cuyo papel apenas sufre variación en toda la trama. Es una lástima, porque la ambientación del juego está conseguida. La dura iluminación, los contrastes, la noche y los colores de una América en la posguerra, que recogen bien en el paso a las tres dimensiones el diseño del cómic en el que se basa. Te hace interesarse por el universo de Blacksad que no deja de ser un fiel reflejo de nuestro propio mundo, con animales antropomórficos de protagonistas.

Todos los personajes están bien recreados, buscando la esencia del cómic en el que se inspira.
Todos los personajes están bien recreados, buscando la esencia del cómic en el que se inspira.


Quizá hay algunas partes del conflicto personal de John Blacksad en los que me habría gustado profundizar más, pero en líneas generales Under the Skin tiene una buena estructura formal de novela detectivesca, con todos los ingredientes para disfrutarla en un mundo muy original, que además se acompaña con una banda sonora que ayuda aún más a meterse en la atmósfera. Posee una mezcla llamativa de aventura moderna y cinemática con toques clásicos de exploración. Es básica, no esperes nada muy desafiante en esta exploración y, como en The Walking Dead, algunas de sus decisiones dan la ilusión de libertad, mientras que otras tienen pequeñas variantes a modo de consecuencias. El problema no es, en definitiva, de la historia ni de su estructura, sino de esa puesta en escena, que lastra, frustra y pone demasiadas trabas al jugador para ser disfrutada. Como un gato que se niega a que le acaricies, a no ser que a él le apetezca.

Discreto

Sin sello
Análisis de Blacksad: Under the Skin, la nueva aventura gráfica de Pendulo

Blacksad: Under the Skin

Por: El equipo de 3DJuegos
Sin sello

Blacksad: Under the Skin contiene una trama interesante detectivesca que adapta fielmente el tono y el cómic, construyendo su misterio y mezclando aventura moderna con toques tradicionales. Es en su puesta en escena donde flaquea, con un ritmo lento, frustrante y con un desarrollo al que le falta pulido, que disuade al jugador en ocasiones de querer seguir adelante. Acompañado, además, de una serie de problemas técnicos que se van acumulando en todos sus ámbitos.

Comprar Blacksad: Under the Skin
  • Historia bien construida e intrigante.
  • Interesante mezcla de aventura cinemática con toques clásicos.
  • Ritmo frustrante, con movimientos muy torpes.
  • Puesta en escena con clara falta de pulido en las conversaciones, animaciones y doblaje.
  • Problemas y bugs técnicos por doquier.
Jugadores: 1
Idioma: Textos en español y voces en español
Duración: 10 horas
Ver requisitos del sistema
Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

41.404 visualizaciones

19 VIDEOJUEGOS que NUNCA JUGASTE

Pocas cosas duelen más a un fan del videojuego que ver cómo se cancelan o desaparecen en el olvido proyectos que le ilusionaban, y justo de eso va nuestro nuevo especial, en el que te hablamos de una veintena de juegos que nunca llegaron a ver la luz... o si lo hicieron, fue d...