Fire Emblem: Engage - 7 cosas que ojalá hubiera sabido antes de empezar mi viaje en el juego

Os ofrecemos siete consejos que os ayudarán a empezar con buen pie vuestra partida en Fire Emblem Engage.

Fire Emblem: Engage - 7 cosas que ojalá hubiera sabido antes de empezar mi viaje en el juego
1 comentario Facebook Twitter Flipboard E-mail

El ultimo juego de la saga de Fire Emblem es una oda y un retorno a las raíces de la franquicia de estrategia de Nintendo. No sólo por la presencia de algunos de los personajes más importantes de casi todos los videojuegos que ha dado una de las obras principales de Intelligent Systems, sino porque recoge muchas características de algunos de los éxitos más recientes - en algunos casos- del a IP; como Awakening o Three Houses.

Pero, pese a que Fire Emblem: Engage quiere volver a traernos mecánicas que los veteranos ya conocíamos, hay una serie de detalles que es conveniente conocer para empezar con buen pie las crónicas del personaje principal, Alear, en el último juego de la saga. Estos son siete consejos que quiero explicaros para sacar el máximo partido de vuestras tropas, base y recursos en los primeros compases del juego.

Un paralelismo muy común que se hace con esta última entrega, es con su antecesor directo en la línea de juegos. No, no es el musou Fire Emblem Warriors: Three Hopes, es Three Houses. Sin embargo, la realidad es que el juego tiene más en común con Fire Emblem: Awakening que con el que fuera uno de los mejores títulos de la Nintendo Switch en su año de salida. Muchas de las mecánicas y propuestas de la interfaz del juego de GBA se han empleado para dar forma a la jugabilidad de Engage.

Sin embargo, también es cierto que bebe de algunos elementos de Three Houses, como el Somniel -la base que Alear y sus tropas utilizan como refugio y centro de operaciones- y en la que conseguimos amasar recursos para realizar actividades con nuestros aliados y amigos en batalla, mejorar nuestro equipo, y progresar con los distintos personajes en la trama del juego. Por no hablar de otros detalles relacionados con el combate, la progresión o la economía.

Si no habéis jugado a los juegos en cuestión, o sólo probasteis algunos de ellos antes que Fire Emblem: Engage, creo que estas indicaciones y sugerencias os pueden ser de gran ayuda para empezar en el juego.

Acumulad fragmentos de lazo para mejorar los enlaces y otros elementos

Sin duda la mecánica estrella de Fire Emblem: Engage es la de enlazar un anillo que contiene las memorias y habilidades de los grandes héroes del pasado de la saga con cualquier de los componentes de nuestro ejercito, y poder fusionarnos con el para potenciar a la unidad y sus habilidades. Básicamente es la misma mecánica de poner por pares a unidades; algo que introdujo en la saga Awakening, y recogieron Fates y Three Houses.

Aunque al principio se enlacen por defecto con un personaje determinado, pueden ser llevados por cualquiera. Sin embargo, mejorar el enlace para acceder a las mejores habilidades del avatar de un anillo en concreto puede llevar tiempo, y no todos los personajes son eficientes con todos los anillos. Para mejorar rápidamente los enlaces, son necesarios los fragmentos de lazo. Esta nueva divisa nos permite, entre otros beneficios, mejorar el nivel de enlace entre una unidad y un personaje sin necesidad de que lo lleve puesto en batalla.

Fusion

El beneficio principal es que tendrán mejor sinergia en batalla, pero también que podrán incorporar nuevas habilidades y rasgos propios de los anillos al personaje. También sirven para mejorar armas y crear anillos de enlace sencillos de personajes secundarios de otras sagas para reforzar atributos de las unidades como la habilidad, la fuerza, la esquiva, la suerte, o mejorar algunas armas con atributos superiores. Y creedme, no son pocos los que necesitaréis al principio.

Cómo conseguir fragmentos de lazo

La manera de acumular rápidamente estos fragmentos se divide en varias opciones: la más básica son los logros. Cuando accedáis al Somniel, id al tablón de anuncios y consultad la sección Logros. Hay una gran cantidad en el juego, y sabremos que habremos completado uno por los mensajes que aparecen en la parte superior de la pantalla al realizar una conversación de apoyo, derrotar a un número determinado de enemigos o realizar una cantidad específica de golpes críticos o fusiones concretas. Basta con ir al tablón y reclamarlos de una lista para que se sume el valor de dichos fragmentos a nuestro montante total.

Fragmentos De Lazo

Pero no es la única. Tras cada batalla, si habláis con vuestros compañeros, puede que algunos os proporcionen framentos de lazo al hablar con ellos. Estos se conceden igualmente al abandonar la ubicación y volver al mapa o al Somniel para seguir la historia. Sin embargo, entre los tesoros que hay ocultos por el mapa, muchas veces pueden aparecer fragmentos de lazo; aunque tengáis abundancia de recursos, no dejéis de cogerlos porque si son fragmentos de lazo los echaréis en falta, y estos no se cogen automáticamente.


La ruptura no afecta a todas las unidades

Una mecánica que regresa respecto a Three Houses es el triángulo de armas, sin embargo ahora añade el giro de la Ruptura. En esencia, si atacamos con un arma que tiene ventaja sobre la que lleva el enemigo en el triángulo de armas, provocaremos un estado de ruptura que hará que no pueda responder a nuestro ataque. Este estado se perpetua a través de algunos ataques sucesivos -aunque sólo cuerpo a cuerpo, si la unidad puede hacer ataques a distancia los devolverá- permitiendo incluso que armas que perderían en un enfrentamiento con el triángulo de armas puedan atacar con total impunidad.

No Ruptura
No todas las unidades son susceptibles de sufrir Ruptura

Sin embargo, tened cuidado porque hay un tipo de unidad en particular que es inmune a los efectos de ruptura: las unidades acorazadas. Estas nunca sufren ruptura con ataques básicos, y únicamente podemos aprovecharnos de los beneficios básicos del triángulo de armas (mayor probabilidad de impacto en un ataque o más posibilidades de esquivar un ataque con un arma sobre la que tengamos ventaja). Tenedlo en cuenta si no queréis llevaros una desagradable sorpresa en algunos enfrentamientos.

Visitad el Somniel tras cada batalla

Pese a que sea una base mucho menos grande o completa que Garrech Mach en Three Houses, no perdáis el capricho de volver al Somniel siempre que concluyáis un combate. Primero por lo que os hemos dicho antes sobre acumular fragmentos de lazo, pero también porque es el único lugar en el que eventualmente podréis comprar pociones y mejorar vuestras armas. Os lo digo porque las primeras escaramuzas en el juego son difíciles pero tienen buenas recompensas en recursos o incluso aliados (como la posibilidad de reclutar a dos personajes adicionales para vuestro ejército), y os interesa pertrecharlos lo antes posible o entrenarlos para que alcancen un nivel similar al de vuestras unidades principales.

Somniel

Pero especialmente porque también os interesa realizar conversaciones de apoyo y de lazo con vuestros camaradas y anillos. Creedme, en este juego se nota el apoyo mucho más que en otros Fire Emblem, especialmente en unidades menos fuertes ya que les ayuda a aguantar o esquivar golpes y puede evitar que caigan en batalla. Otro motivo es que en cada visita, encontraréis recursos que recolectar y que os servirán para mejorar las armas o preparar comidas que os reportarán más apoyo con algunos personajes y mejores estadísticas para la próxima batalla (cuando esté disponible).

Avanzad en parejas y lentos pero seguros

Un cambio que hace de este Fire Emblem uno mucho más táctico que los anteriores, es que las unidades de apoyo (monjes sanadores y magos) tienen bastante menos movilidad que en títulos anteriores. Eso puede hacer que las unidades del frente no puedan aguantar tanto en primera línea, y en el peor de los casos caigan. La mejor forma de afrontar muchos combates en Fire Emblem Engage es avanzar como si de una testudo (tortuga) de las legiones romanas se tratase. Además, existe una función que os indica el rango de ataque del ejercito enemigo al pulsar el botón ZL; usadla para atraerlo a donde queréis luchar.

En Formacion

En todas las batallas, deberíais intentar llevar al menos dos unidades de monjes sanadores, y no avanzar más de lo que ellos puedan recorrer para prestaros apoyo. El motivo es que los monjes sanadores tienen una habilidad que bloquea el daño entrante a una unidad adyacente si acabaron su turno activándola. En vez de recibir daño elevado, el monje parará el ataque y sufrirá sólo una pequeña porción del mismo. La desventaja es que esta habilidad sólo funciona si la unidad tiene sus PV al 100%. De ahí que sea necesaria la presencia de otra unidad sanadora que lo mantenga para sanarlo en nuestro turno y pueda reactivarla si hace falta.

Usad y abusad de la Cronogema con precaución

Tanto si jugáis en modo novato como en modo experto, duele perder una unidad en medio de una batalla (en el modo novato porque tenemos una "ficha" menos, y en el experto porque nunca volverá). Por fortuna, una de las mecánicas heredadas de Three Houses es la posibilidad de deshacer la partida hasta un turno de nuestra elección. En función del modo de dificultad la podemos usar infinidad de veces o un número limitado. Para los que les guste jugar en modo difícil o superiores, tened cuidado con el uso.

Cronogema

Retroceder en el tiempo no sirve para evitar ataques críticos de ciertas unidades a otras. Es decir, si una unidad vuestra cayó porque un enemigo le asestó un golpe crítico, no probéis suerte volviendo a ponerla al alcance de la misma unidad que la eliminó para ver si su próximo ataque no es uno crítico; estaréis personificando la definición de locura: hacer siempre lo mismo esperando un resultado distinto.

¿Dónde están los tres delegados de Three Houses?

Delegados Three Houses

Como fan incondicional de Three Houses, al principio del juego me estaba volviendo loco al no ver por ninguna parte la posibilidad de equipar el anillo -o brazalete, mejor dicho- que contiene las esencias de Edelgard, Dimitry y Claude. No perdáis el Norte, ya que no están disponibles desde el principio, ni siquiera se otorgan a la vez que las otras recompensas que concede el Pase de Expansión del juego.

Delegados 1
Superado el Capítulo 6, basta con que vayáis al mirador para disfrutar de la compañía de vuestros "ex alumnos"

Tras el Capítulo 6, tenéis que ir al mirador que hay sobre la gruta de Somni (la mascota de la base que por cierto también nos da fragmentos de enlace cada vez que lo alimentamos o lo acariciamos una vez). Una vez allí veremos una escena en la que Vander nos informa que han hallado un brazalete. Tras una escena conoceremos a los tres delegados de las clases de Garrech Mach y podremos asignarlos a cualquier personaje. Personalmente, lo recomiendo para Vander por las características únicas que otorga la fusión con este anillo particular.

Delegados B

No perdáis mucho tiempo siendo casamenteros

Uno de los elementos por los que Fire Emblem es de las sagas más queridas -pero que también es motivo de cierta burla al referirse a ella como un "Dating Simulator"- son las distintas conversaciones de apoyo que pueden tener varios miembros de nuestro ejercito entre sí o con nuestro avatar. Pero así como en anteriores Fire Emblems era posible desarrollar vínculos (de camaradería o amorosos) en cualquier combinación, aquí el único personaje con "derecho a roce" es el protagonista. Los demás pueden tener buenos niveles de apoyo pero no pasarán nunca de ser eso, buenos camaradas.

Apoyo 2

Más importante que ese detalle que sirve al fan service, es que hay personajes que NO pueden disfrutar de ningún tipo de apoyo con otras unidades. Todos pueden tener conversaciones de apoyo con Alear pero, por ejemplo, Vander no tendrá nunca posibilidad de realizar conversaciones de apoyo con el Príncipe Alfred o la Princesa Céline (por mencionar dos) y en consecuencia no recibirá potenciaciones propias de estar peleando con alguien con quien ha recibido conversaciones de apoyo que esté adyacente a su casilla.

Imagen de portada: Fire Emblem Engage - Nintendo

VÍDEO ESPECIAL

5.728 visualizaciones

19 VIDEOJUEGOS que NUNCA JUGASTE

Pocas cosas duelen más a un fan del videojuego que ver cómo se cancelan o desaparecen en el olvido proyectos que le ilusionaban, y justo de eso va nuestro nuevo especial, en el que te hablamos de una veintena de juegos que nunca llegaron a ver la luz... o si lo hicieron, fue d...