El arte hecho videojuego. Análisis de GRIS

El arte hecho videojuego. Análisis de GRIS
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Arte en estado puro. No hay mejor forma de describir esta aventura de puzles y plataformas que es uno de los videojuegos más hermososo que hemos visto jamás. Pero como te contamos en el análisis de GRIS, el título de Nomada Studio también plantea retos ingeniosos con los que disfrutar.

Nuestro trabajo es informar, opinar, dar a conocer mediante el uso de la palabra, pero hay ocasiones en las que por mucho que te esfuerces, te ves incapaz de hacer justicia a la obra de la que hablas, y justo eso pasa con GRIS. Es un videojuego tan bonito, tan increíblemente único en lo artístico, que por mucho que diga, siento voy a quedarme corto. Por eso, mientras disfrutaba de esta aventura de puzles y plataformas desarrollada por el equipo español Nomada Studio, no podía dejar de guardar instantáneas. "Esto tienen que verlo", me decía a mi mismo cuando pensaba en vosotros, los lectores. "¿Y esto? Es increíble. Debo sacar otra captura". Y así, hasta que me vi obligado a dejar de hacerlo. ¡Sería trágico!, pues esta es una experiencia que merece la pena vivirse desde la ignorancia, sabiendo lo menos posible, sin casi conocer nada sobre su bello apartado gráfico. Y ese es mi reto ahora mismo.

Cómo explicaros lo especial que es este videojuego; de qué modo hablaros de las increíbles sensaciones que transmite con su brillante uso de imagen y sonido sin arruinar sorpresas, sin hablar más de la cuenta. Lo fácil es describirlo como un Journey en dos dimensiones, y no andaríamos errados en esa definición, pero tampoco sería justo quedarse únicamente con ello. Sí, es un juego emocional que va directo al corazón; que toca la fibra sensible con el uso de las imágenes, con la fuerza de la música, dejando a un lado la narrativa tradicional. No hay diálogos, ni textos, ni ilustraciones o viñetas que profundicen en la historia de GRIS. Solo imágenes. Arte en movimiento. No necesita más.


Es una experiencia que debes jugar, que debes vivir, que debes sentir

Emociona como pocos juegos consiguen, pero no se conforma solo con eso, presentando también una buena y sólida base de juego centrada en las plataformas y los rompecabezas. Sencillos, sí, pues ni tan siquiera hay peligro de perder la vida, pero suficientes como para plantear un reto divertido, ingenioso, que además te recompensa magistralmente con el que es uno de los apartados artísticos más bellos y cautivadores de los últimos años. Qué decir. Las imágenes que acompañan a este artículo hablan por sí mismas. El trabajo del artista Conrad Roset es maravilloso. En lo estético, con la genial arquitectura de los escenarios, con su variedad y estilo único; pero también en lo que se refiere a la animación, pues de principio a fin tendrás la sensación de estar disfrutando de una película de animación tradicional. Y la experiencia es mágica.

El arte hecho videojuego. Análisis de GRIS


El arte que enamora

Avanzas sin tener muy claro por qué lo haces ni a dónde te diriges, pero no importa, simplemente lo haces; te mueves, sigues adelante. Es como si algo, una fuerza invisible, tirara de ti; te arrastrara sin compasión hacia lo desconocido. No te resistes. Es más. Te lanzas a ello, encantado, con una fe ciega a sabiendas de que lo que vas a encontrar va a ser maravilloso. Y lo es. GRIS nunca deja de sorprender. Cada uno de los parajes en los que te adentra, cada una de las emociones de la protagonista que representa con tantísima exquisitez, plantea nuevos retos, nuevas sensaciones, que de una u otra forma te harán vibrar de pura emoción con el espectáculo que se dibuja ante tus ojos.

El arte hecho videojuego. Análisis de GRIS


En cada nivel encontramos recuerdos ocultos, y opcionales, a los que accederás tras superar desafíos algo más elaborados. ¿Serás capaz de hacerte con todos?
En cada nivel encontramos recuerdos ocultos, y opcionales, a los que accederás tras superar desafíos algo más elaborados. ¿Serás capaz de hacerte con todos?


Las acuarelas son aquí pura poesía. Cuesta no deslumbrarse con la belleza y estilo de un videojuego que en los momentos álgidos es mágico. La música, las imágenes, los movimientos estilizados de la protagonista… todas las partes convergen en una serie de escenas memorables que difícilmente borraréis de vuestras retinas. La pena es que el viaje es algo corto, podéis completarlo en algo más de tres horas, y los retos que plantea no son especialmente complejos. "GRIS es una experiencia serena y evocadora, libre de peligros, frustración y muerte", reza la descripción oficial del juego, y como tal hay que entenderlo, sabiendo que más que un videojuego al uso, es un viaje donde priman las emociones por encima de la acción o retos propios de un videojuego al uso.

GRIS enamora con su bello apartado artístico, salta a la vista, pero también lo consigue con el ingenioso diseño de algunos de sus escenarios en los que se plantean rompecabezas de lo más interesantes. Los hay que juegan con los cambios de perspectiva; zonas acuáticas, otras en las que el viento es un obstáculo a batir, e incluso fases con plataformas móviles / cambiantes que requieren de algo de destreza a los mandos. Con el paso de la aventura, la protagonista adquirirá algunas habilidades especiales como el doble salto que le permitirán sortear estas barreras, pero lo cierto es que se echan en falta algunas más. Cuando mejor se ponen las cosas, cuando más emocionante es la acción, el juego de Nomada Studio llega a su fin, dejándote con un sabor agridulce.

El arte hecho videojuego. Análisis de GRIS


La majestuosidad de los escenarios te animará a seguir adelante. Lo mejor es que en ellos encuentras puzles que, si bien no son originales, sí resultan ingeniosos.
La majestuosidad de los escenarios te animará a seguir adelante. Lo mejor es que en ellos encuentras puzles que, si bien no son originales, sí resultan ingeniosos.


El viaje que plantea es maravilloso, una odisea digna de ser vivida, pero a veces te deja con la sensación de que podría haber llegado algo más lejos con un poquito más; con algunos retos algo más elaborados, con más escenarios y pruebas que sorprendan. He disfrutado enormemente de la experiencia, y estoy seguro de que más adelante voy a querer repetir simplemente para volver a asombrarme con el apartado artístico de GRIS, que para algo es uno de los juegos más hermosos que se han hecho jamás. ¿Lo recomiendo? Sí, encarecidamente, aún cuando en algunos aspectos he quedado algo decepcionado.

Muy Bueno

Sin sello
El arte hecho videojuego. Análisis de GRIS
Sin sello

La música, las imágenes, las emociones que transmite… hay tanto que admirar en este videojuego que el que sea corto, o simple en algunos aspectos, no es excusa para dejarlo escapar. Con una genial banda sonora a cargo de Berlinist, y algunos secretos por encontrar en forma de "recuerdos", a los que se accede tras resolver puzles más complejos, GRIS es una experiencia que debes jugar, que debes vivir, que debes sentir. Esto es arte en movimiento; esto es poesía hecha videojuego.

  • Una aventura capaz de emocionar con su bello apartado artístico
  • Su capacidad para sorprender con nuevos retos
  • Hay escenas increíbles. El arte y la música se alían a la perfección
  • Una experiencia breve que deja con ganas de algo más
  • Los desafíos que plantea no son especialmente complejos
Jugadores: 1
Idioma: Textos en español
Duración: 3-4 horas
Ver requisitos del sistema
Comentarios cerrados
VÍDEO AVANCE

14.006 visualizaciones

Ya HEMOS JUGADO a HELLBLADE 2, el GRAN EXCLUSIVO de XBOX en 2024 - NUEVO GAMEPLAY

En 3DJuegos ya hemos tenido oportunidad de probar Senua's Saga: Hellblade 2 de primera mano durante casi una hora en nuestra visita a las oficinas de Ninja Theory. Te contamos nuestras impresiones.