He visto 6 veces el gameplay de Sonic Frontiers y todavía hay una cosa que no entiendo

He visto 6 veces el gameplay de Sonic Frontiers y todavía hay una cosa que no entiendo
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Sonic Frontiers aparece este mismo 2022, y de momento lo que he visto no ha terminado de convencerme. Me diréis que ver a Sonic en mundo abierto ya merece la pena, y tenéis toda la razón, ¿pero estaba preparado el Sonic Team para dar este importante paso?

Me he visto los 7 minutos de gameplay del nuevo Sonic Frontiers ya en varias ocasiones, analizando sus gráficos, la representación del mundo, qué sentido puede tener dentro del universo del erizo de Sega… y cuanto más lo pienso, más dudas tengo de que esto pueda salir bien. Básicamente, el famoso personaje azul se apunta a un enfoque de mundo abierto, con su inconfundible velocidad, los icónicos trampolines, así como los vertiginosos aceleradores y raíles.

Todo dentro de un entorno repleto de naturaleza, con un ritmo musical pausado y el sonido de la vegetación al más puro estilo Zelda: Breath of the Wild. El terreno no parece tener límites mientras nuestro protagonista lo recorre a toda velocidad, atravesando praderas, bosques, ríos y montañas. No puedo ocultar que es una absoluta delicia contemplar cómo corre de un lado para otro, en ocasiones dejando estampas visuales impresionantes. Pero otras… no. Otras veces mi sensación es la de que se han pegado plataformas y ruinas sobre paisajes fotorrealistas, pero también sin personalidad. Es una fusión rara, que hay quien lo ha representado cómicamente en esta imagen. A mí no me encaja con la esencia Sonic, o al menos yo no lo termino de asimilar. Puede que sea demasiado novedoso y me choque, que el gameplay no sea representativo de la calidad final, pero también puede ser que esto no vaya por el mejor de los caminos.

Sonic por fin en mundo abierto

Sonic Team llleva explorando la posibilidad de crear un nuevo videojuego de la popular mascota desde la culminación del irregular Sonic Forces. En otras palabras, este proyecto llevaría en ejecución casi cinco años. La diferencia con respecto a otros juegos estaría en que esta vez se quería hacer algo que marcara el futuro de la franquicia. De la misma forma que Sonic the Hedgehog marcó el camino de los títulos en 2D y Sonic Adventure la de los lanzamientos en 3D, se quería que hubiese una entrega rompedora que sirviera para definir el devenir de las próximas dos décadas.

El resultado es un juego de Sonic en mundo abierto que cuenta con no pocos talentos. Para empezar, está supervisado por Takashi Iizuka, que lleva trabajando en la licencia desde hace casi 30 años. También tenemos a Morio Kishimoto, que fue director de títulos tan emblemáticos como Sonic Colours. Contamos igualmente con Sachiko Kawamura, responsable del arte de Sonic Generations. Además, tenemos a Ian Flynn como guionista, que se hizo popular por los cómics del erizo, así que algo de experiencia tiene. Y para rematar están el compositor Tomoya Ohtani y Jun Senoue, que los más fans conoceréis por ser el guitarrista principal de la banda Crush 40, con un sonido inconfundible y que ha hecho posible cosas como esta.

He visto 6 veces el gameplay de Sonic Frontiers y todavía hay una cosa que no entiendo

Diréis que con este panorama todo promete, y tenéis razón. Yo mismo creo que hay un buen equipo detrás. Sin embargo, asomarse a algo tan ambicioso y no hacerlo con los recursos necesarios puede ser un problema. Eso es precisamente lo que he pensado al ver este gameplay: las costuras de su desarrollo. No sé si os habréis dado cuenta, pero el popping es tremendo: incluso las plataformas aparecen de la nada. Luego Sonic no está lo suficientemente integrado con el escenario: sus animaciones parecen inacabadas y no hay suficientes efectos que representen su paso por el escenario.

Veo un escenario fotorrealista sobre el que se han pegado los elementos clásicos de Sonic

Ojalá esté equivocado, pero hay cosas que no terminan de convencerme. De momento, lo que veo es un escenario fotorrealista sobre el que se ha hecho un copia-pega de los elementos clásicos de la saga Sonic. De esta forma, el jugador no está obligado a hacer el típico recorrido desde un punto A hasta un punto B, sino que tiene libertad para jugar cada sección a su ritmo, porque esto es un mundo abierto. Mi pregunta es si el flujo jugable (flow), tan importante en esta franquicia, puede mantenerse bajo este esquema. Lo veo difícil, y mi sensación es que la jugabilidad no termina de cuajar. Lo siento forzado.

He visto 6 veces el gameplay de Sonic Frontiers y todavía hay una cosa que no entiendo

Tal vez todo venga explicado por el argumento. Sabemos que jugamos en las islas Starfall, las cuales se caracterizan por presentar bosques, desiertos, ruinas, cascadas y un largo etcétera. La variedad paisajística promete en una entrega que parece que nos traerá como villano otra vez al Dr. Eggman, aunque sin muchos detalles. Según una información (y que después Sega desmintió) la trama se basa en el descubrimiento de una tecnología antigua, manipulada por el archienemigo de Sonic mediante una avanzada inteligencia artificial. Suena algo enrevesado, pero daría justificación a la "virtualidad" del mundo que hemos visto en esta demostración.

Mientras se confirman más detalles, lo único que tengo que decir es que ojalá me trague mis palabras y Sonic Frontiers sea el videojuego que todos deseamos. No creo que el juego vaya a cambiar mucho con respecto a esta demo (aparece este mismo 2022), pero seguramente no se nos ha mostrado todo lo que teníamos que ver. En cualquier caso, ver a Sonic en mundo abierto siempre es algo que merece la pena, así que toca esperar.

Comentarios cerrados
Vídeo destacado

7.464 visualizaciones

Tráiler gameplay de Wild Hearts: descubre los escenarios de caza y los combates del videojuego de EA y Omega Force