Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Anthem

Trabajar con Frostbite fue una pesadilla para el equipo de Anthem

Creativos de BioWare confiesan que era difícil trabajar con esta tecnología y limitó algunas de sus ideas.

Por / 145 comentarios
Anthem

Varios creativos de BioWare han criticado la falta de un rumbo claro en Anthem por parte de sus máximos responsables, lo que terminó afectando al desarrollo del videojuego, pero también señalan la tecnología Frostbite como una importante barrera que dificultó muchísimo la creación de esta aventura de acción cooperativa. "Frostbite está cubierto por hojas de afeitar", ha asegurado un creativo tras Anthem. Y esta parece una opinión compartida por cientos de desarrolladores que han trabajado con la tecnología diseñada por los padres de la serie Battlefield.


"Frostbite es como un motor propio con todos los problemas que conlleva… y también los problemas derivados de trabajar con una tecnología externa", afirma un creativo. "Realmente nadie con quien trabajas lo diseñó, por lo que no terminas de saber por qué funciona de la manera en que lo hace", añade. Esta clase de problemas ya sucedieron durante el desarrollo de Dragon Age: Inquisition y Mass Effect: Andromeda, pero si bien aumentó la experiencia con esta tecnología, también aparecieron nuevas problemáticas.


Es muy difícil crear un videojuego en el que tienes que luchar a todas horas con tus propias herramientas de trabajoA diferencia de sus anteriores proyectos con Frostbite, este era un juego volcado en el multijugador, por lo que gran parte del trabajo realizado en Dragon Age y Mass Effect no servía en Anthem. Los creativos de BioWare destacan que muchas de las ideas que habían imaginado para el videojuego difícilmente podían hacerse realidad con esta nueva tecnología. Sí, podías diseñar grandes y hermosas ciudades o escenarios, pero no tenía las herramientas necesarias para dar vida a los prototipos que años atrás habían creado los desarrolladores de BioWare.


Por si no fuera suficiente, corregir errores o realizar cambios en el videojuego suponía grandes dosis de trabajo que no siempre acababa en buen puerto. "El mayor problema que tuve con Frostbite fue la cantidad de pasos que necesitabas dar para hacer algo básico", comenta un creativo. "Con otro motor podría hacer algo yo mismo, o tal vez con un diseñador. Aquí es una cosa más complicada".


Imagen de Anthem

"Ya es bastante difícil hacer un juego", comenta otro creativo, que también critica lo difícil que resulta trabajar con esta tecnología. "Es muy difícil crear un videojuego en el que tienes que luchar a todas horas con tus propias herramientas de trabajo". Por si no fuera suficiente, creativos de BioWare critican la falta de personal.


El mayor problema fue la cantidad de pasos que necesitabas dar para hacer algo básicoVarios creativos señalan que su equipo era bastante inferior al que trabajó en videojuegos del estilo, como Destiny o The Division. ¿A qué se debe esto? Según parece, cuando la serie FIFA dio el salto a la tecnología Frostbite varios creativos de BioWare terminaron trabajando en EA Sports a modo de soporte técnico. "Muchos ingenieros de gran talento estaban trabajando en FIFA cuando tendrían que estar haciéndolo en Anthem", afirma un creativo del estudio. Para más inri, parece que el apoyo técnico por parte de EA no era suficiente.


Si había dudas sobre el uso de Frostbite, juegos como Battlefront o FIFA recibían más atenciones de Electronic Arts simplemente porque generaban más ingresos. Semanas atrás fue la veterana Amy Henning quien destacó lo duro que fue para Visceral Games trabajar con Frostbite, un motor gráfico pensado para juegos en primera persona y no aventuras en tercera persona.


Más sobre: Anthem, Frostbite y Bioware.