Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
A debate

¿Deberían las compañías guardarse más anuncios de juegos para el propio E3?

Cada vez son más los videojuegos que adelantan sus novedadades al margen del evento.

Por / 111 comentarios
E3 2019

Se ha vuelto en una constumbre. Si no son filtraciones, son las propias compañías de videojuegos las que ofrecen grandes noticias e importances avances de sus próximos lanzamientos a pocos días de la celebración del E3, la feria del videojuego más importante del mundo. ¿Hacen bien? ¿O deberían guardarse estos anuncios para sorprender durante el evento? La redacción de 3DJuegos debate sobre esta cuestión a pocos días del E3 2019, pero como siempre, también os pedimos a vosotros vuestra opinión.


- Alberto Pastor Imagen de E3 2019

No hace mucho debatimos sobre si están condenadas las tradicionales conferencias del E3, viendo que cada vez menos compañías apuestan por ellas, y en aquel entonces te dije que más allá de ser un evento que permite probar algunos de los próximos grandes lanzamientos, ¡cosa que es genial!, el E3 es y debe ser un espectáculo. Es el gran acontecimiento de la industria del videojuego; ese momento que millones de aficionados aguardan con impaciencia para dejarse llevar por la emoción, que ilusiona, que te transforma de tal modo que llegas a teorizar, a imaginar, a crear listas imposibles con los videojuegos que esperas ver durante la feria. Luego llegan las decepciones y los cabreos, pero eso también forma parte de la magia del E3.


Me apetece ver una conferencia en la que presenten ese videojuego por el que he suspirado añosPor eso creo que las compañías deberían guardar mejor sus secretos y entonces… ¡BAM! Una sorpresa, y otra, ¡y otra! Cada vez pasa menos, y es una pena. Entiendo que algunos videojuegos se presenten días antes, así evitas ser eclipsado por el maremágnum de noticias y anuncios que se dan a conocer en ese escaso margen de tiempo; pero si todas apuestan por seguir ese ejemplo ¿qué nos queda? Yo quiero sorpresas; me apetece disfrutar de una conferencia en la que sin esperarlo presenten ese videojuego por el que he suspirado años. Quiero gritar de emoción; compartir mi alegría de forma histérica, como tantos hicimos en aquel mítico E3 en el que se presentó Shenmue III, el remake de Final Fantasy VII y The Last Guardian. Tu estabas allí, tu formaste parte de ese espectáculo que, sí, nos vuelve a todos idiotas; pero somos unos idiotas felices.


Si ahora me dices que voy al E3 sabiendo que voy a ver este u otro videojuego; que la compañía de turno va a presentar esto y lo otro… pues oye, para mi la feria pierde parte de su encanto. Obviamente seguiré disfrutando de ella, porque soy un afortunado que tendrá oportunidad de jugar y ver los próximos grandes lanzamientos, pero se perderá esa ilusión propia de un niño con la que aún muchos vivimos la feria del videojuego más importante del mundo. Quiero sorpresas, y espero que este E3 2019 nos las de a montones.



No - Jesús BellaImagen de E3 2019

Alberto, sabes que no soy precisamente una persona cruel, pero si con E3 de ilusión y espectáculo te refieres a la edición 2015 (como afirmas) en que dos de los tres juegos anunciados en aquella mítica conferencia de Sony aún no han salido, pues no, no estoy de acuerdo. Y esto es lo que ha provocado esa necesidad de hacer más ruido que nadie, de parecer más alto que el rival aunque sea poniéndote de puntillas. La dinámica competitiva del E3 ha llevado a aparentar lo que no se tiene, al humo, a dar un logo de un juego sin fecha de lanzamiento. Desde luego es ilusión (no es real) y espectáculo (ay, los tatuajes de Peter Moore), pero ya noté desde hace un par de años que no tiene sentido reservarlo todo a esta cita.


La dinámica competitiva del E3 ha llevado a aparentar lo que no se tiene, al humo¿El E3 seguirá siendo importante? No lo dudo, pero lo mejor tanto para compañías como para usuarios es que transitemos hacia el modelo que se está imponiendo: el de que una compañía anuncie algo cuando sea el momento óptimo, y con cierto detalle, ya sea a través de retransmisiones especiales o "directs". Recientemente hemos tenido los casos de Pokémon Espada y Escudo, Borderlands 3 y Ghost Recon: Breakpoint, que se mostraron con bastante información. También el caso de Death Stranding, que es paradigmático, porque demuestra que se puede generar expectación a través de un simple streaming. Esa cuenta atrás con las manos negras desapareciendo de la pantalla mantuvo expectantes durante horas a más de 100.000 personas.


Estoy convencido de que si el juego de Kojima se hubiese presentado en medio del E3, no habría tenido el mismo impacto. No porque no lo merezca, sino porque al final pugna a varias bandas. El exceso de información que provoca esta feria hace que un nuevo anuncio quede inmediatamente tapado por el posterior. Por eso no creo que las compañías deban guardarse anuncios para el E3. Es más, prefiero más anuncios repartidos a lo largo del año que verlos todos en dos o tres días. Cuando toque, cuando estén preparados para mostrarse… y que además nos dé tiempo a verlos detenidamente, comentarlos y entenderlos. Soy optimista con el futuro y creo que debe aprovecharse la tecnología actual (streaming y mejores conexiones) para dar lugar a esa magia que ya sientes antes de cada Nintendo Direct o, ahora también, el State of Play, que va mejorando poco a poco. Ese es el camino, y como ya dejó claro Sony, se recorrerá con o sin el E3.


Más sobre: A debate, E3 y E3 2019.