Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Especial

Guía completa para sacar el máximo partido al rendimiento de Star Wars Jedi Fallen Order en PC

¿Cómo se puede optimizar lo más posible el nuevo juego de Respawn sobre La Guerra de las Galaxias?

Por / 24 comentarios
Star Wars Jedi: Fallen Order

Ya tenemos con nosotros el nuevo juego de Respawn, una aventura en solitario de acción y exploración tremendamente cinematográfica ambientada en el universo de Star Wars. Antes de meternos a hablar de cositas de gráficos y opciones —si no lo habéis hecho— leed el análisis de Jedi: Fallen Order, que os gustará. En esta ocasión, los creadores de Titanfall y Apex Legends han decidido sacar el mayor partido visual a la licencia a través del Unreal Engine 4. El resultado es un juego visualmente muy resultón, pero los peceros somos unos puñeteros, y no nos basta con que se vea bien; queremos que se vea fluido. Para eso están las opciones gráficas, claro, pero ¿hasta qué punto nos permiten las de Fallen Order mejorar el rendimiento? Vamos a verlo.


Podríamos decir que ahora mismo estamos un poco malcriados por la cantidad de opciones que ofreció Rockstar en su Red Dead Redemption 2 para PC, pero en realidad en este lado de la industria lo que se lleva es la frugalidad de opciones. El caso de Fallen Order es más bien el segundo, ofreciendo tan solo diez opciones gráficas, de las cuales solo seis son clave para afinar la calidad visual de la experiencia y mejorar el rendimiento (las otras cuatro solo varían el estilo). Debemos decir que el juego se ve bien hasta en las opciones medias, pero entremos a hablar de cada opción.


Imagen de Star Wars Jedi: Fallen Order
  • Desenfoque de movimiento: Empezamos por las cuatro opciones que afectan más al estilo visual que a la calidad (aunque esto podría dar para una conversación más larga). El desenfoque de movimiento, como siempre, no afecta al rendimiento, sino a la representación de los objetos móviles en pantalla. Que lo pongáis o no es cosa vuestra; nosotros no vamos a posicionarnos… porque para ello ya hay científicos de todo el mundo dedicados día y noche a dilucidar si esta opción es o no cosa del demonio. Una pena que sus estudios todavía no sean concluyentes.
  • Granulado: Otras veces se denomina "Ruido de película". Se trata de un filtro de posprocesado que puede ofrecer una apariencia más cinematográfica, aunque en muchas ocasiones a costa de difuminar la imagen. No incide en los fps, así que la decisión es vuestra.
  • Aberración cromática: Es una de esas modas de largo recorrido que los desarrolladores aplican para potenciar la sensación de que vemos a través de una cámara de cine. En este caso, sí que podemos obtener un ligerísimo aumento de fps al desactivar la opción, pero no es sustancial como para aconsejarlo más que por razones de preferencia estilística.
  • Temblor de la cámara: En este caso, la única razón objetiva por la que desaconsejaríamos activar esta opción es si tendéis a marearos con imágenes en movimiento, pero por lo pronto no afecta al rendimiento en nada.
  • Distancia de visión: Aquí ya empezamos a hablar de calidad gráfica y rendimiento, pero justo en este caso no veréis mucha variación de fotogramas por segundo al aumentar o disminuir la calidad de la distancia de visión. Como sí que es más probable experimentar apariciones súbitas de objetos, mejor llegar al nivel épico de calidad y ya está.
  • Calidad de las sombras: Esta opción es la segunda más exigente de la lista. Afecta a la resolución de las sombras que se proyectan, incluso las del jugador y los PNJ. La diferencia entre el nivel medio y el épico es sutil, casi solo apreciable al pararnos a mirar. Ahora bien, sí que es cierto que si bajamos la calidad, el juego tiende a reservarse renderizar algunas sombras solo cuando están más cerca, y eso nos puede sacar un poco de la experiencia. Lo mejor es quedarse en el nivel alto.
  • Suavizado de bordes: Qué mal nos sienta cuando no nos explican qué clase de antialiasing ofrece un juego. No obstante, en este caso parece que los niveles de calidad de suavizado van desde el FXAA al SMAA, quizá con alguna clase de posprocesado del tipo TAA. Como en cuestión de rendimiento no vemos una bajada muy acusada de los fps, pero sí que notamos bordes más afilados al bajar la calidad de esta opción, bien podríais subirla al máximo y luego aplicar filtros de nitidez de Nvidia o AMD.
  • Calidad de las texturas: Fallen Order presenta unas texturas bastante conseguidas. Es cierto que el juego es tramposo, porque se guarda las mejores para las cinemáticas, pero quizá por eso mismo podemos permitirnos el lujo de subir la calidad al nivel épico sin perder fotogramas. Ahora bien, si vuestra tarjeta gráfica ronda los 4 GB, mejor que no subáis del nivel alto, dado que empezaréis a experimentar tirones.
  • Efectos visuales: Es verdad que Fallen Order podría ser cualquier título independiente de Respawn, pero resulta que es de Star Wars. Eso quiere decir que hay efectos de láser por doquier, chispas y explosiones, aparte de muchísimos más efectos como niebla y vapor. Si queréis tener la mejor experiencia sin perderos nada de esto, tenéis que saber que esta es la tercera opción que más mina el rendimiento. El nivel alto es el más razonable si queréis sacar unos pocos fotogramas de regalo.
  • Posprocesamiento: Esta es, con diferencia, la opción gráfica más exigente del título, y también la menos aparente de todas. Hablamos, fácilmente, de ganar entre 10 y 15 fotogramas si bajamos la calidad del posprocesamiento al nivel medio, y la diferencia es casi imperceptible. Creemos que al subir el nivel se aumenta la nitidez de los filtros, pero con este panorama, lo mejor es reducir la calidad al nivel medio y listo.

Tampoco vamos a pedirles ahora a todos los juegos de PC que incluyan 40 opciones gráficas que afinar. Para la mayoría de los jugadores no es necesario, y en el fondo, no es práctico para el desarrollador hacer ese trabajo menos prioritario. Ahora bien, nos gustaría que Jedi: Fallen Order hubiera presentado una mayor escalabilidad gráfica. Salvo por esa opción de posprocesamiento, el resto de opciones no ofrece una mejoría tan evidente del rendimiento, aparte de no variar especialmente la calidad visual salvo si miramos con lupa. Luego estaría la conversación sobre la optimización en cuestión de tirones, bajadas de fps y demás, pero en principio eso depende de parches como el que salió ayer, 18 de noviembre. Esperamos que EA sepa mimar uno de sus títulos más esperados del año.


Más sobre: Star Wars Jedi: Fallen Order.