China se queda fuera de juego: Estados Unidos asfixia a la marca de microprocesadores más importante del país con una técnica de asedio

Loongson y LoongArch son dos empresas fundamentales para la tecnología china, pero están en problemas.

Loongson
17 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Hay pocas dudas de que ya hemos puesto los dos pies en lo que parece una segunda guerra fría y esta es una en la que la tecnología va a jugar un papel todavía más importante. El control de los microchips o los semiconductores es crucial para afianzar la posición geopolítica de las naciones. Quizá por eso hace unos meses que Estados Unidos incluyó a varias empresas chinas relacionadas con este sector en su lista negra. Un intento de estrangular la producción de materiales tecnológicos que se ha intensificado en las últimas fechas y que afecta a una compañía hasta ahora inmune a las restricciones.

Tecnología y geopolítica ya son dos palabras inseparables

Loongson es una de las marcas más potentes de microprocesadores en China gracias a una particularidad: utilizan su propia tecnología que depende de otra empresa (LoongArch) que también está asentada en el gigante asiático y con la que están asociados. Esto hace que los países occidentales tengan mayores limitaciones para ejercer control sobre ellos. Sin embargo, su inclusión en la lista negra de Estados Unidos y sus socios la deja igualmente en una situación de estrangulamiento. Loongson utiliza tecnologías de diseño electrónico automatizado de EE.UU.  y LongArch equipamiento para sus fábricas que también se crea en el país americano.

Estos procesadores son fundamentales para China debido a que tienen mútliples usos y, entre ellos, están los militares. De hecho, el país llegó a prohibir su exportación internacional, incluyendo a Rusia. El mapa de la geopolítica nos dice que ambas naciones deberían ser aliadas en todos los frentes. Sin embargo, desde el gigante asiático son particularmente proteccionistas con este tipo de herramientas. Con esto os podéis hacer a una idea de cómo de importantes son para ellos los mencionados procesadores de Loongson y, en general, todo el trabajo que llevan a cabo las firmas tecnológicas del país.

Las empresas estadounidenses que quieran vender a Loongson los materiales necesarios para que puedan seguir produciendo microprocesadores necesitarán conseguir una licencia de exportación del Departamento de Comercio de Estados Unidos. Una tarea que pinta complicada y que da lugar a una gran presión. Llegará un momento en el que Loongson no sea capaz de crear nuevas CPU utilizando las herramientas que tiene hoy en día y que LoongArch no pueda mantener sus fábricas. Siendo que hemos hablado de guerra fría, la metafora nos invita ahora a comparar el movimiento con las técnicas de asedio.

Placa Base El control tecnológico es fundamental para la geopolítica

Las nuevas medidas que dejan a las empresas chinas sin acceso a software y otras herramientas de diseño fundamentales para la creación de microprocesadores pone al país en una difícil situación. No os decimos nada nuevo cuando os contamos que el planeta atraviesa uno de los momentos de tensión geopolítica más importantes de los últimos años o que no parece que las cosas vayan a resolverse mañana por la tarde. Como señalan nuestros compañeros de Xataka, una de las pocas vías es romper los lazos de dependencia con occidente creando sus propias herramientas. Ese camino requiere mucho dinero, que podría no ser un problema, pero también mucho tiempo. Cuando el reloj cuenta de forma regresiva, ir contra él siempre es el último deseo.

En 3DJuegos | GPT-4: Qué es, cómo funciona en ChatGPT y qué ventajas ofrece el nuevo modelo OpenAI.

En 3DJuegos | Microsoft despide a decenas de empleados especializados en IA en plena apuesta por esta tecnología.

Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

6.923 visualizaciones

Los 20 MEJORES JUEGOS de CIENCIA FICCIÓN

El género de la ciencia ficción nos ha regalado historias verdaderamente increíbles en videojuegos que marcan época, así que ya iba siendo hora de que dedicáramos un vídeo especial a los mejores juegos sci-fi que hemos disfrutado.