Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Gears of War 2
Gears of War 2
Fecha de lanzamiento: 7 de noviembre de 2008
 · Plataforma
X360
Análisis de los lectores (Gears of War 2)
9,5

Gears of War 2

“Imprescindible”
(Nota media sobre 343 análisis)
¿Y tú qué opinas?
Escribe tu propio análisis
Análisis de Gears of War 2 / Opiniones de Usuarios
  • Recientes
  • Por fecha de publicación
  • Más votados
DavidZBrannigan / 22 de diciembre de 2019
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
7
Interesante

La cúspide de la saga.

No hay que darle muchas vueltas a esta secuela. Es más y mejor. Muchos de sus apartados se mejoraron y se agrandaron. Por lo tanto es el uno, pero mejor. Si, es un análisis pobre, pero no hay mucho más que decir que afecte solo a Gears 2. A partir de aquí, la saga iría hacía abajo, aunque manteniendo la dignidad durante algún corto tiempo. Gears Of War 2 sería el único de todos que para mí alcanza el notable y una mención en la historia de los videojuegos entre los grandes.
Pedir moderación
Sack6 / 16 de noviembre de 2019
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
8
Muy Bueno

No está doblado en una Xbox One

El juego es de 10. Pero yo lo analizo desde el punto de vista de España y jugándolo en una Xbox One X. Lo primero, no está doblado al español. Está en inglés subtitulado...y en las cinemáticas están en español latino... Y no se puede cambiar. Me parece muy grave esto por parte de Xbox España, porque no es cualquier juego. Quitando eso. El juego es de los mejores de la saga. La historia y la jugabilidad mejoran un montón con respecto al Gears of War 1. En una Xbox One X se ve alucinante, parece un juego de esta generación. Esperemos que algún día solucionen ese error grave en España y lo podamos disfrutar como dios manda. Le bajo nota por esa 'cagada'.
Pedir moderación
AussieZane / 23 de noviembre de 2018
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9
Magnífico

La secuela perfecta

El segundo Gears fué, para mi, la mejor entrega de la trilogía, una historia mucho mejor, niveles mas variados y un componente en linea memorable. Un juego que hoy, se puede conseguir super barato con retrocompatibilidad. Empecemos por el principio, la historia, no es la gran cosa pero tampoco está mal para ser un juego de tiros donde tu arma principal tiene una sierra electrica montada debajo. Tenemos como centro la lucha de los Gears contra la plaga Locust, acompañando está el arco argumental de Dom y la busqueda de su amada que le da un toque de solidez a los personajes. Aunque lo mejor viene a la hora de pegar tiros, la jugabilidad, respetando su escencia de cubrirse y disparar no se siente incomoda e incluso hoy no esta envejecida. Es un must play de otros tiempos al que vale darle una chance. Hasta hoy sigo esperando el remaster......
Pedir moderación
Chema-mg-66 / 8 de noviembre de 2018
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
10
Inolvidable

Una secuela magistral.

Gears of War 2 es el claro ejemplo de como se puede llegar al máximo potencial de un juego y como se debe hacer un secuela. Empezamos con el apartado gráfico que es maravilloso,superando con creces la de la primera parte,una jugabilidad mucho más pulida y mejorada que antes,añade muchas nuevas cosas como los modos horda o bestia que están bastante guapos,nuevas armas como la gorgon,la boltok,,el escudo acorazado,el arco explosivo o el mortero. La campaña es muy buena,interesante y con momentos muy duros y épicos,que aparte sigue los hechos del primer Gears Of War,como la lucha contra el Gusano,la muerte de Thai,las muertes de carmine y la de Maria,unto a una narrativa impecable,sumando a un final épico y que se hace a la par con ganas de seguir la historia,pero lo único malo es el multijugador que hay lag y la maldita Gnasher que mata de un toque,pero eso se puede arreglar,por lo demás una magnífica secuela y candidato a goty
Pedir moderación
Peddro19 / 17 de julio de 2018
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9,5
Imprescindible

Una reseña más - Gears of War 2.

Tras un receso de aproximadamente un mes y medio, estoy muy contento de encontrarme escribiendo nuevamente un análisis de videojuegos; sin duda una de las actividades que más disfruto. Y, si bien a nadie debe de importarle, mi ausencia en esta página se debió a que en este tiempo me dediqué exhaustivamente a leer la saga completa de Harry Potter, la cual no puedo cansarme de recomendar a los cuatro vientos ante cualquier ser vivo que se me cruce. Dejando de lado mi irrefrenable y probablemente psicótico fanatismo por las aventuras del niño mago, les comento que, como ya habrán visto, el título que hoy nos compete es, ni nada más ni nada menos, la segunda entrega de una saga cuyo quinto exponente fue anunciado recientemente: Gears of War. El videojuego en cuestión, Gears of War 2, fue lanzado en exclusiva para Xbox 360 en el año 2008 y anunciado a comienzos del mismo. El trabajo de la compañía creadora de la franquicia, que para ese momento era un potencial buque insignia de la consola de Microsoft, empresa que hasta la actualidad se encarga de su distribución, prometía un salto gráfico colosal con respecto a la primer entrega; manteniendo los cimientos jugables que la llevaron a lograr un rotundo éxito comercial y a nivel de críticas. La promesa realizada por Epic Games era sumamente ambiciosa, dado que Gears of War fue el portento gráfico más impresionante en el año 2006; y conseguir superar susodicho logro en tan solo dos años era difícil de creer. Además, también se debían presentar mejoras sustanciales en la jugabilidad para que el videojuego no parezca una expansión de su antecesor, cosa de la cual muchas empresas pecarían tiempo después. Sin embargo, la labor realizada por el gran Cliff Bleszinski, diseñador de todos los Gears of War que hasta el momento fueron publicados, fue sobresaliente y, en mi opinión, el título cumplió sobradamente con las expectativas que en aquel entonces se generaron a su alrededor. Lamentablemente, nuestro querido Cliff en 2011 se desentendió de Epic Games, abandonó todo lo relacionado con su legado, y tras unos años se adentró en el desarrollo de videojuegos independientes; donde esperemos que su situación mejore, si bien, por supuesto, no es mala. Pero bien, aunque realmente me cuestiono qué tan necesario a efectos prácticos puede llegar a ser definir qué es un Gears of War y a qué género pertenece (es una de las sagas más conocidas de la industria), esto forma una mecánica fundamental de lo que considero un digno análisis. La saga de Gears of War está compuesta por cuatro títulos, próximamente cinco, un spin off y una remasterización del videojuego que lo empezó todo altamente recomendable. Son obras de acción en tercera persona que, con el uso de las coberturas, han revolucionado su propio género en función de esta mecánica que añade un ligero componente estratégico y espectacular a los combates; que ya de por sí poseen altas dosis de epicidad. Comparte con Halo el podio de los exclusivos más importantes de Microsoft, y hace ya un tiempo la franquicia entera se encuentra entre los retrocompatibles de Xbox One, en el catálogo de Xbox Game Pass y, en el caso de Gears of War 2, este posee un parche que mejora su desempeño gráfico en Xbox One X. En resumidas cuentas, estamos hablando de un videojuego de disparos que derrocha acción de la buena en proporciones bíblicas, y que además agradará a la mayoría de los jugadores que se propongan disfrutarlo. En lo personal, es uno de los mejores representantes de este género que jugué; con lo cual siento un deseo especial de explicar por qué escribo esto. Aun así, y si bien repetiré algunos de estos argumentos para afirmar que Gears of War 2 es un muy buen juego en la conclusión, creo que es óptimo dejar claro mi punto de vista acerca del producto una vez habérmelo pasado y desde el comienzo de este texto, para luego justificarme. Llevaré a cabo este análisis con la misma metodología de siempre, y estaré muy complacido de hacerlo tras una extensa introducción cuyo espesor probablemente se deba a mi desentreno escribiendo de manera más o menos seria. Comenzaremos desarrollando la trama del videojuego para proseguir con su apartado técnico, que engloba los gráficos, el diseño artístico, el sonido, etcétera. Luego explicaré la jugabilidad y daré continuidad al texto hablando del online y algunos apartados extras de la obra de Epic Games. Finalmente, elaboraré una conclusión que sintetice lo expuesto en el análisis y mi visión general de la obra. Gears of War 2 comienza su historia donde la dejó el primer Gears of War, aunque no es necesariamente imprescindible haber jugado a este último para entender por qué estamos en pleno conflicto. La trama se desarrolla en el planeta Sera y es nuevamente protagonizada por Marcus Fénix, personaje al cual encarnaremos, junto a su reconocido escuadrón Delta. Pertenecemos a la C.G.O (Coalición de Gobiernos Ordenados) y una vez más nuestro principal objetivo será el de acabar "definitivamente" con la horda de los locust, unas asquerosas y crueles criaturas que habitan en fortalezas subterráneas, para salvar al mundo de la inminente amenaza. Para añadir atractivo a esta primicia aparentemente sencilla, el lore que rodea a la franquicia de Epic Games me parece bastante profundo e interesante. Ahora voy a proceder a hacer un breve resumen del argumento del título que hoy nos trae por aquí que, en mi opinión, sigue teniendo el mismo peso que poseía su antecesor: Bien, tras la explosión de la Bomba de Masa Ligera, que nosotros mismos detonamos en La Hondonada, hogar de los locust en el subsuelo terrestre, la imulsión, combustible utilizado por nuestros enemigos, accidentalmente salió a la superficie y está provocando múltiples enfermedades entre los humanos que la ciencia aún no sabe combatir. A esta amenaza se le suma que los locust sobrevivientes se están reclutando y, con un armamento renovado y aún más bestias a su disposición, se disponen a efectuar una brutal ofensiva contra Jacinto, una ciudad que funciona como único refugio para los humanos. En este contexto entramos nosotros como la última esperanza de una humanidad muy agotada por los años de batalla. El desarrollo de la trama en general es muy épico, cosa que se ve enaltecida por un gran apartado visual, y si bien no estamos ante una genialidad a nivel argumental, tampoco existe la sensación de que la historia sea meramente funcional al hecho de dar un mínimo sentido a las cantidades ingentes de acción que el videojuego ofrece como plato fuerte de su propuesta. Lo que sí es destacable en este aspecto son, una vez más, los personajes. Marcus Fénix es un hombre experimentado en el arte de la guerra y poseedor de un fuerte carácter, que es consciente de la situación crítica en la que se encuentra; y cada una de sus decisiones denota un gran liderazgo para comandar el excepcional escuadrón Delta. Este grupo de soldados y amigos hace sentir al jugador parte del mismo, dado que poseen un gran carisma que, en mi opinión, se ve beneficiado por el hecho de que durante la mayoría de la campaña pelearemos junto a ellos. La mayoría de ellos poseen, además de personalidades muy marcadas y diferentes que entre sí se complementan de buena manera, una subtrama bastante sencilla que, por ejemplo, en el caso de Dom, ya se venía forjando desde Gears of War y en este tiene su cierre. El resto de personajes secundarios prácticamente no tienen peso en la trama, y funcionan para dar mayor profundidad a los protagonistas. Además, la antagonista principal, la reina de los locust, aparece en contadas ocasiones y no trasmite prácticamente ningún sentimiento. En mi opinión este es un punto bastante desaprovechado, ya que durante todo el videojuego combatiremos con diversos enemigos pertenecientes a esta abominable raza y más temprano que tarde nos daremos cuenta de los viles y ruines que pueden llegar a ser; pero la reina, por lo menos en este título, no sabe reflejar la maldad que su papel en la historia requiere para despertar un mayor interés en el jugador. La narrativa me parece un buen valor dentro de este aspecto. La historia es contada con diálogos entre los personajes que suelen ser entretenidos, aunque carecen de cierto encanto. Lo más importante se nos es mostrado mediante cinemáticas considerablemente atrapantes y repletas de acción, aunque no son un recurso por demás utilizado. Si bien siempre estoy a favor de que el gameplay no se interrumpa gratuitamente, Gears of War 2 podría hacer un uso ligeramente más asiduo de las CGI para suplantar algunas conversaciones aburridas e intrascendentes por escenas de ofensiva espectacularidad. Además, constantemente se nos hace sentir que estamos en guerra, siendo esta una sensación sumamente lograda. Cada diálogo, escena o lo que sea, por más mínimo que sea, nos deja muy claro que la amenaza es mayúscula. Lógicamente, esto ayuda fuertemente a la inmersión. Para obtener algunos detalles más acerca de la situación que nos rodea, a lo largo de la experiencia podremos ir reuniendo coleccionables que nos proporcionarán información histórica del universo en el cual se desarrolla la saga de Gears of War. Si bien este contenido no cobra mayor protagonismo en este aspecto del título, y se ve representado como algo "extra", la verdad es que es bastante amplio y gracias al mismo podremos conocer detalles tanto de la CGO como de los locust, tales como su economía, etcétera. Con respecto a la trama en sí (que tiene un final abierto, pero no tanto como el de Gears of War), en mi opinión, si bien podría poseer algunos componentes adicionales que la enriquezcan (como un necesario giro argumental), es entretenida y está bien lograda. Encuentra sus mayores virtudes entre los protagonistas que la conforman, teniendo como figura estelar a Marcus Fénix, y en la epicidad que la envuelve; pero el resto de personajes además de escasos no tienen la suficiente profundidad como para generar una atracción con el jugador, añadiendo que también carecen del más mínimo arco evolutivo. No puedo olvidar mencionar que, probablemente, su mayor defecto es lo previsible que se torna una vez descubrimos el nudo de la historia; y que muchas veces la trama, aun teniendo una narrativa correcta, se frustra en conmovernos con la muerte de personajes cuartarios y completamente vacíos. Por último, el videojuego de Epic Games viene doblado y traducido al español con un trabajo, en general, satisfactorio. Aun así, en mi opinión, es claramente más disfrutable en inglés. A nivel técnico y específicamente gráfico, Gears of War 2 logra un resultado que, en mi opinión, no es solo claramente superior a su antecesor; sino también a la remasterización del mismo lanzada hace tres años. A su vez, creo que está a un nivel mucho más alto que videojuegos que son lanzados actualmente. El desempeño de la versión mejorada del famoso motor gráfico Unreal Engine 3, como ya di a entender, consigue resultados que en lo visual son altamente satisfactorios. Tan solo al comenzar la aventura nos percataremos del increíble trabajo de texturas que tenemos delante de nosotros, tan potente como pulido. Allá donde vayamos encontraremos detalles en las paredes de las imponentes estructuras locust que nos mostrarán incluso la simbología que esta raza había creado, entre otras nimiedades apreciables al observar minuciosamente el escenario que nos rodea. A su vez, tampoco se detectan texturas descuidadas, sino que todo lo contrario: Cada una de ellas es nítida y denota que, en este apartado, los muchachos de Epic Games trabajaron duramente para que su título no deje de sorprender, prácticamente en ningún momento, al jugador a nivel visual. Y es que esa es otra de las virtudes de este apartado gráfico, el hecho de no dejar de sorprender, valga la redundancia. Si bien en algunas ocasiones los escenarios son muy similares entre sí, cosa de la cual hablaré luego pero que no es preocupante, de un momento a otro nos veremos inmersos en un combate contra numerosísimas hordas locust de todo tipo que provocan un auténtico despilfarro de plomo, dentro de una ambientación en llamas y con edificaciones colapsando detrás de la acción; logrando así que aquella sensación de estar en mitad de una guerra encarnizada por la supervivencia de la humanidad, que todo el videojuego trasmite de manera tan destacable y constante, se vea potenciada por el impacto visual que, aún hoy, genera ver las secciones más impresionantes de Gears of War 2. Además de que ahora se puede apreciar una mayor cantidad de enemigos en el combate, otra de las mejoras gráficas que este videojuego presenta con respecto al primer Gears of War es el juego de luces y de sombras. En esta ocasión es un factor que, como todo lo que voy a nombrar de un impecable aspecto técnico, colabora a que la obra de Epic Games se vea aún mejor, siendo ahora indispensable en la recreación de inmersivos entornos. Tal cúmulo de virtudes que conforman un gran portento gráfico de poco serviría si este no pudiese representar un diseño artístico que, esta vez, supera significativamente al que tuvimos en Gears of War. Como dije anteriormente, algunos escenarios, sobre todos los subterráneos, son ligeramente monótonos y no están muy inspirados en lo que se refiere a este apartado. Sin embargo, cada tanto el dibujado de este videojuego nos regala fondos de pantalla al alcance de una captura. Desde miradores donde podremos contemplar una ciudad sumida en el caos de un conflicto bélico sin precedentes mientras somos parte del mismo, hasta las edificaciones que los locust han construido en el subsuelo, tan imponentes como su grandilocuencia, pasando por bosques en los que recibimos el bombardeo de hostiles criaturas montados en un espectacular tanque de guerra, el diseño artístico nos da a entender que, en lo que a entornos respecta, brilla en su máximo esplendor de manera intermitente pero, cuando lo hace, demuestra el gran mimo con el que fue confeccionado. Aun así, en todo momento colabora a una excepcional inmersión que, lógicamente, también se ve sostenida por el apartado sonoro, del cual hablaré luego. Pero, en mi opinión, el diseño artístico de Gears of War 2 encuentra su mayor virtud, y con diferencia, en el dibujado de los enemigos. Obviamente, la mayoría de los rivales a los que nos enfrentaremos son más o menos de confección humana y por ende, si bien se los observa como seres asquerosos y repugnantes (cosa que tiene su mérito), acabamos acostumbrándonos a su aspecto como es perfectamente normal. Lo interesante llega cuando, de manera asidua, aparece alguna criatura enorme (y cuando digo enorme, es, realmente, enorme) que parece salida de algún libro de Stephen King o de H.P Lovecraft. Con una forma tan repulsiva como monstruosa, las apariciones de la mayoría de estas aberraciones forman parte de mis momentos favoritos en Gears of War 2. Cada una es bíblicamente abominable por vías muy diferentes, con lo que quiero que ninguna es similar a la anterior, y eso es mérito de un diseño artístico que, para representar a estos "bosses" (ya que generalmente deberemos acabar con ellos), hace un trabajo excepcional. Además, el diseño de los personajes, del armamento y de las armaduras que cada bando posee está a un nivel tan bueno como el del videojuego anterior; con lo cual el apartado artístico del título logra, con algún que otro detalle a mejorar, un resultado sumamente satisfactorio. El último aspecto que en mi opinión enaltece poderosamente la inmersión de Gears of War 2 es el sonido. Con respecto a su antecesor, esta vez se han incorporado efectos de audio cinematográficos para las escenas jugables más trepidantes, cosa que se agradece enormemente. Esta vez, el ruido de las balas y de todo lo que tenga que ver con la acción que el jugador esté atravesando es excelente y nos termina de introducir de lleno en las circunstancias que nos rodean. Cada arma suena marcadamente diferente y de manera realista, al igual que las explosiones, cuyo sonido es verdaderamente imponente y añade aún más espectacularidad al conjunto de la que ya he descrito hasta el momento. Inclusive el sonido de un proyectil de plomo impactando contra el cuerpo de un rival es visceral y satisfactorio, y más aun viendo las cantidades ingentes de sangre y desmembramientos que abundan en pantalla y nunca se hacen extrañar. Además, la banda sonora nuevamente es muy destacable y acompaña de gran manera los momentos en los que se la necesita. Por -casi- último en cuanto al aspecto técnico, las físicas del segundo exponente de la franquicia de Epic Games han mejorado y aumentado en comparación a las del primer Gears of War, cosa que podemos apreciar en los movimientos tanto de Marcus, como de aliados y oponentes controlados por la IA. Gears of War 2, en Xbox One, alcanza una tasa de 30fps muy estables que se mueven a una resolución de 1080p. También cabe destacar en cuanto al rendimiento del título que no he sufrido ni el más mínimo bug, mérito que las últimas obras de la industria que he jugado no poseían. La jugabilidad, como ya escribí en muchos de mis análisis, es el aspecto más importante de la mayoría de videojuegos; y cobra todavía mayor relevancia cuando se trata de obras dedicadas meramente a la acción. Volvamos a mencionar que Gears of War 2 es un título de disparos en tercera persona, de niveles lineales, y que cuyo aspecto jugable se sustenta en la mecánica de las coberturas; que esta franquicia, si bien no ha inventado, sí se encargó de mejorarla casi al máximo. Estamos ante un título que posee un buen ritmo ya que, si bien es constante y bueno, hace las pausas necesarias que el jugador necesita para no saturarse de hacer, prácticamente, lo mismo en múltiples ocasiones: Entrar en tiroteos contra hordas enemigas. Aquí es donde la obra de Epic Games muestra sus mejores armas. Quizás en un comienzo sea algo complicado sacar el verdadero provecho al sistema de coberturas porque puede tornarse demasiado mecánico; quedarse en una cobertura, esperar que el enemigo termine de disparar y luego hacerlo nosotros, a priori, no parece una propuesta demasiado interesante. Sin embargo, es cuando entendemos que somos nosotros quienes debemos usar estas mecánicas para conseguir una jugabilidad más dinámica y por ende una experiencia más entretenida; siendo que también nos veremos beneficiados por un manejo y equilibrio del protagonista que, para lo que este videojuego pretende, es sublime. Movernos entre coberturas, que le da cierta dosis de estrategia a los enfrentamientos y es la razón por la cual la acción no está llevada a cabo de manera genérica, y avanzar a través de ellas en medio de una lluvia de balas mientras disparamos a los enemigos, es más que gratificante. Cada apartado jugable de los que mencioné en la oración anterior está muy bien logrado, y vuelve al título mucho más divertido. Por eso, una vez sabemos dominar la jugabilidad de Gears of War, pero sobre todo entenderla, apreciamos mucho más la experiencia y, probablemente, este aspecto sea al que se le adjudique la mayor importancia para la gran inmersión que este título consigue. En lo que al armamento se refiere, se mantienen las mismas armas que en la anterior entrega de la franquicia y se añaden algunas otras, como por ejemplo granadas de humo. Además, también podremos recoger de los enemigos armas pesadas, como un mortero o una devastadora ametralladora, con las que nos moveremos más lento, pero causaremos un mayor daño. Podremos llevar dos armas principales, una pistola y granadas. Para reponer la munición deberemos hacerlo recogiéndola de los enemigos derrotados, a los cuales también les podremos robar sus armas y así ir sustituyéndolas, o gracias a las cajas de munición que hay en el escenario. Si bien cada miembro del adecuado armamento que Gears of War 2 pone a merced del jugador es idóneo para tales o cuales situaciones, además de que sus características se diferencian entre uno y otro y resultan eficaces, no me deja de dar la sensación de que el rifle de francotirador y la metralleta con una sierra son, sutilmente, mejores que el resto. Por supuesto, esto no impide que la satisfacción de pegarle un buen escopetazo a un enemigo o incinerarlo con un lanzallamas esté vigente; sino que todo lo contrario. Cierto es que todas las armas, por lo menos principales, resultan gratificantes. Y, como el armamento recibe nuevos modelos, lo mismo hace el repertorio de enemigos a los cuales daremos pelea. Ahora habrá locust mucho más ágiles, otros enormes armados con escudos (que luego, si así lo deseamos, podremos agarrar, aunque no es para nada útil) y armas explosivas, algunos específicos para una sección en particular (entre otras variedades); mientras se mantienen los anteriormente vistos. Además, bestias mucho más grandes que los enemigos comunes acudirán al enfrentamiento cuando haga falta; aumentando la tensión del conflicto y añadiendo, nuevamente, espectacularidad al conjunto. Estos me parecen agregados necesarios en esta nueva entrega y que aportan dinamismo a los combates, con lo cual es sumamente bienvenido. En cuanto a nuevas mecánicas, se han añadido un mayor número de ejecuciones posibles mientras llevemos a cabo un combate cuerpo a cuerpo que sigue igual de tosco e indeseable. Además, ahora estará la posibilidad de dejar a un rival al borde de la muerte y utilizar su cuerpo como cobertura; cosa que me parece un agregado ingenioso, pero que se podría implementar mucho mejor en función de una mayor incidencia en la jugabilidad. Todo este gran trabajo alrededor de los diversos apartados de la jugabilidad sería desvirtuado si no tuviese un diseño de niveles que esté a la altura, y los diversos escenarios en cuanto a lo que planteamiento respecta están bien logrados. Además, si bien se mantiene la posibilidad de revivir a nuestros compañeros cuando estos son abatidos en el frente de batalla, ahora pueden hacer lo mismo con nosotros y entre ellos siempre que sea necesario. Obviamente, si nos encontramos "muertos" durante un tiempo sin recibir ayuda, caeremos derrotados y deberemos de empezar desde el último punto de control. Es verdad que son altamente lineales y un poco más extensos que en el primer Gears of War, pero el posicionamiento de los objetos y de los enemigos, además de ser correcto, no frustra la jugabilidad en ningún momento. El único pequeñísimo punto a remarcar es que es muy previsible saber cuándo se va a desarrollar una gran batalla solamente por mirar el entorno, con lo cual pierde ese factor sorpresa. De todas formas, es una apreciación que ni siquiera puede ser considerada como defecto. El desplazamiento entre coberturas es viable de muchas maneras en la mayoría de las ocasiones, además de que estas en ciertos puntos de la campaña son implementadas de manera creativa; cosa que en el anterior Gears of War no ocurría. Así, por ejemplo, para cubrirnos podremos utilizar un enorme escarabajo de piedra (que, lógicamente, no es hostil), y gracias al movimiento del mismo estará a nuestra disposición la oportunidad de atacar desde blancos diferentes. Además, también es posible la interacción con el escenario, por más de que sea mínima. En algunas secciones, con el hecho de accionar una palanca o de posicionarnos sobre una plataforma podremos "hacer aparecer" coberturas e ir avanzando por el nivel. En mi opinión este es un componente de la jugabilidad que podría explotarse mucho más y de mejor forma, porque dentro del título que estoy analizando se siente como algo forzado y poco natural. También cabe destacar que, para agregar un mínimo de profundidad a los niveles, dispersos en el entorno hay una buena cantidad de coleccionables que, al recogerlos, nos desbloquearán información acerca del contexto en el que estamos, entre otras nimiedades. Por su parte, la campaña de Gears of War 2 nos pone en un alto número de situaciones diferentes con respecto a su antecesor. Si bien sigue teniendo un patrón de avanzar, llegar hasta un tiroteo, superarlo y seguir avanzando (cosa que no aburre por lo bien que funciona la jugabilidad), ahora hay niveles enteros dedicados a la conducción y combate dentro de tanques de guerra, momentos de batallas navales (aunque sin manejar un barco, lamentablemente) y también otros en los que controlaremos a una criatura locust volando por los aires mientras disparamos a mansalva. Esta variedad de circunstancias corta en el momento justo con los habituales enfrentamientos terrestres, y además suelen tener cierto componente de tensión que a lo largo del resto del videojuego no está tan presente. Todas estas secciones llenas de acción tendrán lugar en una espectacular campaña que a mí me duró unas veinte horas, dividida en capítulos que podremos transitar cuantas veces queramos una vez los hayamos superado, que a su vez se dividen en actos. Este último detalle incita bastante a la rejugabilidad, y más aún si tenemos en cuenta que a lo largo de la historia podremos elegir entre tomar un camino A o B en momentos concretos que, si bien no alterarán el desarrollo de la trama, presentan al jugador situaciones diferentes a superar. Además es posible superar toda la historia jugando con un amigo en un multijugador local a pantalla partida, o de manera online cooperativa. En su dificultad normal, Gears of War 2 no presenta un gran reto. Sin embargo, bastará con superarlo una vez para desbloquear el modo "Locura", aquel digno para los deseosos de un reto. Para terminar con la jugabilidad, mencionaré dos apartados que se han visto alterados con respecto a Gears of War. El primero es la inteligencia artificial tanto de nuestros compañeros como de los contrincantes que ha mejorado enormemente y ya no genera ciertos disgustos al jugador, siendo inclusive muy competente para lo que títulos de este estilo nos tienen acostumbrados. El segundo son los bosses, que se han visto reducidos en número y encima, si bien no eran la gran cosa a nivel de mecánicas en la anterior entrega de la franquicia, ahora su increíble puesta en escena es opacada por combates fugaces, simples y repetitivos. Por supuesto, ni esto ni prácticamente nada podría empañar un conjunto que a nivel jugable es tan bueno como divertido y que, sin innovar mucho, trasmite aún mejor esa acción propia de un Gears of War. El multijugador de Gears of War 2 mantiene las virtudes que poseía en su anterior entrega y añade algunas nuevas, que resultan ser interesantes. Como ya mencioné anteriormente, podemos superar toda la campaña junto a un compañero que esté a nuestro lado, vía red local o de manera online cooperativa. Esta es una de las funciones estrella del conjunto, ya que ir sorteando hordas locust con un amigo añade un extra de diversión a la experiencia. También es posible que cada uno de los dos jugadores elija un nivel de dificultad distinto, sin afectar la partida del otro. En cuanto a las típicas partidas online se refiere, el título de Epic Games cuenta en esta ocasión con ocho modalidades de juego diferentes, en las que caben un máximo de diez jugadores. De estas ocho, cuatro se han incorporado a Gears of War 2 y las restantes ya las habíamos disfrutado en Gears of War. Explicaré brevemente de qué trata cada una de las recién llegadas: Sumisión: Consiste en dos equipos de cinco jugadores que, en un principio, deberán luchar contra una criatura dirigida por la inteligencia artificial que se defenderá ferozmente de los ataques. Una vez abatida, algunos integrantes del grupo deberán cargar con el cuerpo de la bestia hasta un punto de control asignado; mientras sus otros compañeros los defienden del equipo rival, que buscará acabarlos con más insistencia una vez llegados a este punto. Piloto: Probablemente la más clásica y, en mi opinión, divertida de estas cuatro modalidades consta de situar sobre el campo de batalla a cinco parejas que tendrán como único objetivo exterminarse entre sí. La pareja superviviente se queda con la victoria. Guardián: Muy parecido al conocido modo de juego llamado "Asesinato". Dos equipos, cada con un líder, deben eliminarse mutuamente. Sin embargo, la gracia de esta modalidad radica en que, si un líder cae, el resto de su equipo perderá la capacidad de reaparecer cuando su vida llegue al cero. Horda: La nueva modalidad más elaborada de todas las que se agregaron, y de las más entretenidas. Junto con hasta cinco compañeros, aunque también puede ser en solitario, deberemos poner a prueba nuestras habilidades enfrentándonos a cuantas hordas de enemigos podamos soportar, habiendo un máximo de cincuenta. Conforme vayamos avanzando estas irán aumentando su nivel de dificultad, añadiendo mayor número de rivales o poniendo en pantalla contrincantes más feroces. No deja de ser el típico modo, muy frecuente en los videojuegos, de sobrevivir el mayor tiempo posible haciendo frente a diversas oleadas, en este caso de locust, para intentar superarlas todas. Si bien es una fórmula conocida, se complementa muy bien con la propuesta jugable de Gears of War 2. Para agregar más profundidad en este aspecto, conforme avancemos en la campaña y consigamos ciertos "logros", podremos desbloquear personajes para utilizar en el multijugador. Esto no afecta en nada las mecánicas de juego, simplemente el resto de personas en la partida nos verá con una estética diferente. Dentro del online también nos toparemos con una buena cantidad de mapas que en ocasiones podremos elegir, y que cuentan con un buen diseño en general. Las diversas opciones del multijugador y su gran calidad en cuanto a los servidores sujetos a la red alargan útilmente la vida de lo que, sin lugar a dudas, es un gran título. Entre el contenido extra de este Gears of War 2, encuentro un modo de juego "complementario" al online que vale la pena mencionar. En "Campos de entrenamiento" podremos practicar las diversas modalidades a disfrutar conectados con otros usuarios, pero esta vez en partidas predeterminadas con bots. Sin embargo, también estará a nuestro alcance crear una propia en la que decidiremos a qué jugar, podremos configurar la dificultad de los bots, el mapa, entre otras opciones de personalización. Si bien a muchos les parecerá algo meramente secundario, y lo es, creo que un pequeño público, que pretende jugar los estilos de juego del multijugador en solitario, puede sacar mucho provecho de este añadido. Por su parte, y como ya había mencionado anteriormente, los niveles de Gears of War 2 esconderán muy vagamente algunos coleccionables de diferente tipo. Conforme los vayamos recogiendo iremos completando el "Diario de Guerra", lugar donde se acumulan y es viable verlos hasta el hartazgo. Si nos dejamos alguno en el transcurso de la campaña y queremos volver a buscarlo, la rejugabilidad de los capítulos nos será una herramienta sumamente útil para susodicha tarea. Estos coleccionables pueden ser desde recortes de diarios que nos brinden información acerca del universo de Gears of War, hasta fotos de algún lugar en concreto de la campaña; entre otros. Completar el Diario de Guerra no se ve recompensado dentro del juego, con lo cual es un añadido intrascendente; como lo era en la anterior entrega de la franquicia. Otro dato ciertamente irrelevante pero que me gustaría mencionar es que podremos ver los créditos del videojuego cuando se nos plazca, incluso antes de empezar una partida por primera vez. A modo de conclusión, me es difícil pensar que alguno de los Gears of War restantes puedan superar a éste, al segundo de la icónica IP de Microsoft. El exclusivo de la Xbox 360 es una obra magnífica que en la mayoría de sus aspectos derrama excelencia, siendo poseedora de un apartado gráfico que puede presumir de ser uno de los mejores de su época y que, gracias a un imponente diseño artístico, da vida a entornos increíbles y enemigos megalómanos; mientras los efectos de sonido culminan un aspecto técnico perfectamente acompañado por otra de sus grandes virtudes: La banda sonora. La historia, en mi opinión, sin ser mala, es el punto donde una obra muy sólida en todas las piezas que componen su conjunto encuentra una irregularidad. Una trama entretenida, con una buena narrativa y protagonistas estupendos se ve opacada por su previsibilidad, recursos poco sustanciales para generar impacto y, por ende, falta del imprescindible factor sorpresa. Lógicamente, toda discrepancia se disipa cuando, a la hora de jugar, los resultados son de semejante nivel. La jugabilidad de Gears of War es sinónimo de la mejor acción, el sitio donde todos los componentes de una inmersión espectacular terminan de conectarse y funcionar para ofrecer al jugador una experiencia épica que, desde la campaña hasta el multijugador, no deja de ser tan satisfactoria como divertida. Ese es Gears of War 2. Un título que le recomendaría a cualquier persona, independientemente de si le gustan o no los videojuegos o de si jugó o no al primer Gears of War, que en mi opinión se ha visto ampliamente superado. Una obra pulida, cuidada, que sabe trasmitir y sostener con un muy buen trabajo en cada aspecto su propuesta: Hacer sentir al usuario parte de una trepidante y apoteósica guerra.
1 VOTO
Pedir moderación
Jcchg / 25 de noviembre de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9
Magnífico

Una mejora palpable respecto al anterior

Sinceramente, aunque el juego comienza de manera magistral, con un ritmo trepidante, niveles evolucionados respecto a la primera entrega y nuevas mecánicas; me llevé una decepción al entrar al nivel subterráneo, y el nivel de "Jonás" me pareció bastante prescindible. Sin embargo, algunos niveles como el de la nieve juega en otra liga, acción pura y dura; pero, sobre todo, el tercio final, que es una sacada de chorra tremenda. Le iba a dar un 8, pero al ver el final... Hay nuevas armas, enemigos, mecánicas..., los niveles son más amplios en escala, optan en algunas ocasiones por el sigilo, puedes interactuar con los enemigos tirados en el suelo, te pueden revivir y pueden revivir a los enemigos, puedes recolectar cuadernos ,y el juego tira por la corriente cinematográfica en cinemáticas (creo que más que el primero). Gráficamente, es un espectáculo, lo mejor que he visto de la generación de Xbox 360, en iluminación, físicas, efectos de explosiones y desmoronamiento, escenario... No me ha gustado que Dom sea torpísimo durante toda la campaña. Se nota que está hecho claramente para jugar cooperativo. Hay fases donde tienes que repetir una serie de patrones (luchando contra la bestia voladora), te da la sensación de repetir lo mismo. En el nivel de la colmena tienes que levar demasiadas palancas. La historia es entretenida, pero es floja, no nos vamos a engañar. Algunos puntos de guardado no me convencen, es decir, puedes morir con pocas balas y tener que reaparecer donde estabas hace 5 minutos (y no puedes recoger la munición que sueltan los enemigos al morir porque desaparecen). El último pero es que le falta algo para alcanzar la excelencia (sin contar el tercio final), el rendimiento no es 100% estable, y le falta algo (quizá por ser secuela) para alzarse sobre todos los demás juegos del género. La banda sonora es espectacular, no sólo el tema principal, sino las melodías que suenan en momentos concretos de la historia. La música de combate te permite estar centrado y lo suficientemente tenso. Plataforma: Xbox One (retrocompatibilidad). Duración: 12 horas. Rejugabilidad: poca. Idioma: español.
Pedir moderación
Dyvfhzsdgjfus / 9 de abril de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
10
Inolvidable

The Game of the Year

LO BUENO -Técnicamente aumenta la escala del juego. -El añadido de los bots. -El mejor título exclusivo de 360 estas navidades. -El tamaño de algunos enemigos: simplemente colosal. -Garantiza cientos de horas de juego por Xbox Live. -La Horda, vibrante, intenso y en compañía. -Los nuevos modos multijugador. -Una experiencia jugable imprescindible. -La mejor trama de esta segunda entrega es bestial. LO MALO -Algunos defectos gráficos menores presentes desde GOW. -Unos pequeños fallos del juego.
1 VOTO
Pedir moderación
DavidBrannigan / 1 de abril de 2016
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
7
Interesante

Es exactamente igual que el 1 pero mas pulido.

Mas que un juego nuevo es una expansion puesto que sus innovaciones son muy limitadas. Cierto es que mejora mucho la formula del original pero eso no es suficiente. Gears of War 2 sigue exactamente donde lo dejo el 1 y su jugabilidad y experiencia es exactamente la misma. Puesto que es estúpido volver a decir lo mismo que se le aplico a la primera parte no hace falta volver a contar todas sus características. Pero,¿que tiene de diferente esta segunda parte?. Bueno su duracion es mayor, de hecho tiene una duración bastante aceptable. Incluye numerosas y variadas fases a bordo de vehículos y en general tiene mas momentos épicos (seguramente toda la secuencia del gusano gigante es de lo mejor de la saga) pero también tiene zonas terriblemente malas, odiosas y prescindibles. Aun así, seguramente es mejor que la primera parte. No reúne las suficientes virtudes como para ser considerado un buen juego nuevo. Es una mejor expansión.
Pedir moderación
Bates12957 / 27 de noviembre de 2015
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
6
Regular

Tal vez el juego mas sobrevalorado de la historia

-Historia: Bazofia, te resumo todo diciendo que el juego toma mas tiempo contando chiste que narrando una historia decente o interesante. Personajes aburridos y esteriotipos. Pésimos intentos de drama. -Gráficos: De lo mejor en xbox 360, lamentablemente el juego no brilla por las texturas que todas son putamente grises, para mi gusto esto esta horrible. -Sonido: Pésimo, las canciones memorables del juego están contadas con una mano, sonidos de GOW1 reciclados, pocos sonidos de ambientación. Lo bueno es que tiene doblaje, sinceramente me conformaría solo con uno español pero tiene tanto de españa y mexico. -Jugabilidad: Hay por dios...Si te gusta sentirte un tanke vas a amar este jugo, repetitivo a mas no poder, personajes demasiados limitados en acciones, tácticas abusivas y cansinas en multiplayer, IA HORRIBLE tu compañero es totalmente inútil, se queda frecuentemente atascado o sin hacer nada. Nula re jugabilidad mas haya de sacar objetos que son muy aburridos de leer. Oneshots por todo lados. Nula variedad y opciones. Lineal como la mierda. -Técnico: Aceptable, solo que hay muchos bugs en la IA A mi este juego me parece bazofia es todos los aspectos. No es algo que recomiende ni de broma. Y definitivamente es el juego mas sobrevalorado que e jugado. Si te gusta es por que eres alguien quien no tiene ni puta idea de como es una buena historia o una jugabilidad limpia o amas matar de un golpe y ser matado de uno también en el multiplayer.
1 VOTO
Pedir moderación
AndresgBoni / 15 de agosto de 2015
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9,5
Imprescindible

Los Gears nos traen una secuela magnífica

Con Gears of war 2 el factor sorpresa que tuvo la primera parte ya no esta ahí, pero eso no impide que en reglas generales esta secuela supere a la primera entrega en casi todos los aspectos, algo que desde luego era complicado. La historia continua exactamente donde finalizo la primera entrega. La experiencia es muy variada y se viven situaciones a los mandos realmente intensas y espectaculares. Acompañando a los Gears, con Marcus Fenix a la cabeza (seguido por Dom, Cole...) vivimos una aventura sobresaliente, que sin ser demasiado compleja esta vez cuenta con algunos momentos más profundos que le dan algo más de profundidad a los personajes, lo cual sienta bien al desarrollo de la historia. En cuanto a la jugabilidad esta es continuista (tiroteos en los que tendremos que ir de una cobertura a otra), pero se ve enrriquecida por una mayor variedad de ejecuciones, y sobre todo por nuevos tipos de enemigos (locust). El multijugador continua a un gran nivel y puede ampliar la experiencia de juego bastantes horas. Lo que aumenta las horas de juego y a lo grande es el modo Horda, que se incluye por primera vez en la saga y que consiste en sobrevivir a oleadas de locust. Tremendamente divertido, sobre todo en compañia de un amigo. Los gráficos son sorprendentes (teniendo en cuenta el año de salida del juego) y al igual que ya ocurrio con la primera parte, Gears of War 2 elevó el liston gráfico a un nivel altísimo en su época. La ambientación y los modelados por supuesto es sobresaliente. El sonido continua en la misma línea con buenos efectos y voces. En cuanto a música esta es muy buena y acompaña bien a la acción. En resumen, Gears of war 2 supera a su predecesor en variedad y ofrece unas grandes dosis de acción y diversión. Una propuesta muy completa que además se luce con un apartado gráfico y tecnológico realmente espectacular. Uno de los grandes shooter de su generación. Nota: 9,6
2 VOTOS
Pedir moderación
Escribe tu análisis
El análisis de los usuarios
Tienda
Gears of War 2

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Gears of War 2
Tienda
Plataforma
Precio
X360
14,99€
Valoración y estadísticas
9,7
Valoración 3DJuegos
“Imprescindible”
Sobre el sistema de valoraciónEscribe tu análisis
9,5
Análisis lectores
(343 análisis)
Popularidad:
Escasa
¿Qué es?
Ranking:8769 de 33876 juegos
En la comunidad:
Usuarios (8139) | Grupos y clanes (127) | Más
Expectativas / Valoración (10313 votos)
8,6
Tu voto:
12345678910
Foro del juego
Amigos para sacar unos logros de Gears of War 2
FeaturingPear6
Gente para jugar online a gear of war 2 por xlink kai
Killer-MakinonYT
Jugar campaña en coop
LauSel
Entra y vota!
CGO50
Duda sobre final del juego
IGoofySk8

Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Gears of War 2” de Xbox 360, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o dudas sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.

Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.