Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Inicio
PC
PS4
XOne
Switch
3DS
PS3
X360
Wii U
iOS
Android
Videos
Foros
  • Portada
  • Noticias
  • Videos
  • Imágenes
  • Análisis
  • Artículos y Reportajes
  • Hardware
  • Guías
  • Trucos
  • Todos los Juegos
  • Top100
  • Lanzamientos
WoW Classic, una vuelta a los orígenes para celebrar 15 años de World of Warcraft

WoW Classic, una vuelta a los orígenes para celebrar 15 años de World of Warcraft

Por  /  17 de septiembre de 2019       
36 comentarios
Recientes

Durante años los jugadores de World of Warcraft han pedido con insistencia una vuelta a los orígenes; recuperar la esencia de aquel sorprendente MMORPG que cautivó a millones de jugadores. ¿La respuesta de Blizzard? Un WOW Classic que llega para conmemorar los 15 años de vida de un videojuego que ha hecho historia.

Todos guardamos alguna que otra gran historia dentro del universo World of Warcraft. Una batalla épica, conseguir un arma legendaria, visitar un lugar emblemático o incluso, por qué no, el recuerdo de una derrota sin paliativos. Esta es la grandeza del MMORPG de Blizzard. A lo largo de sus 15 años de historia nos ha permitido vivir un sinfín de aventuras en compañía de otros jugadores; forjar amistades tan férreas que han sobrevivido incluso a la eterna disputa entre Horda y Alianza. Por eso, es normal, son muchos los que guiados por la nostalgia y los buenos recuerdos llevan años pidiendo un regreso a los orígenes; una vuelta a su esencia más pura. ¿La respuesta de sus autores? World of Warcraft Classic. Un videojuego que es básicamente la misma aventura de rol en línea con la que millones de jugadores dieron sus primeros pasos en el género de los MMO. Y los aficionados, claro, encantados con ello.


Nada importa el paso del tiempo. Da igual que los gráficos sean mucho menos vistosos que los de Battle for Azeroth, o que las misiones hayan perdido la épica y espectacularidad de los MMORPG recientes volviendo a una estructura por así decirlo más tediosa. ¡Qué más da!, si con ello se ha recuperado uno de los elementos más valiosos del clásico de Blizzard: el sentido de juego en equipo. La hermandad con otros aventureros que aquí son imprescindibles para superar incluso algunas de las tareas más mundanas. Aún podrás salir y pelear en solitario, claro, pero la experiencia no es ni de lejos tan divertida y práctica, básicamente porque en esta versión clásica de World of Warcraft todo a vuelto a los tiempos pasados; al dedicar horas y horas para subir un par de niveles, conseguir un buen equipo o hasta eliminar a los enemigos más comunes.



Lo que de verdad marca la diferencia es la nostalgiaRequiere esfuerzo y dedicación, más todavía al no contar con todas esas ayudas a las que nos hemos acostumbrado, ¡que ni tan siquiera está el buscador de grupos!, y esa es precisamente una de las razones por las que este no es un juego para todo el mundo. Tenlo claro. Implica dar un gran salto atrás en el tiempo así que debes afrontar su acción con otra mentalidad. El original fue un videojuego magnífico; una obra maestra que logró llevar el género de los MMO a sus mayores cotas de popularidad, pero el tiempo pasa, los hábitos cambian, y lo que antes nos parecía bien ahora puede resultar agónico. Por eso en 3DJuegos hemos optado por no poner nota a World of Warcraft Classic. En su día fue genial pero en la actualidad, a pesar de conservar intacto todo su encanto y teniendo en cuenta cómo ha evolucionado el género, resulta difícil valorarlo con los criterios de hoy en día. Es pura nostalgia y como tal, recrea la esencia más pura del MMO. ¿Es eso lo que buscabas? ¿Sientes curiosidad por descubrir qué ofrecia? Entonces lo vas a disfrutar.


La Azeroth que recordábamosTodos tendríamos que estar rememorando grandes gestas, haciendo frente a lo imposible en compañía de amigos, o paseando por las Orgrimar, Undercity y Ventormenta que visitamos por primera vez hace 15 años, y sin embargo… esperamos. Mucho. El drama de las colas para acceder al juego ha marcado los compases iniciales de World of Warcraft Classic hasta el punto de que la propia Blizzard ha tenido que responder a las críticas por los demenciales tiempos de espera. Han sido un suplicio, y si bien se ha solucionado, si algo debes tener claro en este MMORPG es que vas a tener que esperar casi por cualquier cosa. No queda otra. Alejado del trepidante ritmo de la acción de Warlords of Draenor, Legion o el más reciente Battle for Azeroth, en la versión clásica de WOW no te regalan nada; todo en esta aventura de rol requiere esfuerzo y una gran inversión de tiempo por parte del aficionado, que sufrirá incluso para realizar las misiones más sencillas.


Hasta la criatura más común puede crear grandes problemas. Nada mejor que salir de caza en grupo para vivir las mejores aventuras.Hasta la criatura más común puede crear grandes problemas. Nada mejor que salir de caza en grupo para vivir las mejores aventuras.

Nadie te marca el camino a seguir, ni dónde debes buscar a esos enemigos que te han ordenado eliminar, ni tendrás siquiera la opción de buscar grupos automáticamente para hacer frente a una desafiante mazmorra. Toca usar el chat o salir directamente de aventuras con amigos. Hay quienes buscaban esto mismo, ¡y aquí lo tienen!, pero entiendo que haya otros que no terminen de congraciarse con el estilo clásico de un MMO que puede volverse desesperante en tareas tan comunes como las de masacrar criaturas salvajes dado el bajo índice de reaparición de las mismas. Al menos esta situación, que era la propia en el original, nos ha regalado escenas tan divertidas como ver a cientos de jugadores haciendo cola para recoger objetos o exterminar enemigos. Es algo que se recupera con Classic: el sentido de comunidad; de ser parte de algo más grande.


Con los años el género de los MMORPG ha evolucionado de tal modo que, sí, pelear en equipo sigue siendo imprescindible para descubrir todos sus secretos, pero también nos dan opción a completar gran parte de sus misiones sin ayuda de nadie. Lobos solitarios peleando aquí y allá sin importar nada más que el botín que caiga en nuestras manos. World of Warcraft Classic es lo opuesto. Claro que puedes encargarte tu solo de algunas misiones, pero hazte a la idea de que va a ser difícil y de que vas a tener que dedicar muchas horas de juego. Aunque ya hay quien ha derrotado a Ragnaros, alcanzar el nivel máximo de 60 es una auténtica odisea, con el aliciente de disfrutar de una experiencia rolera más tradicional gracias a los árboles de talentos, que nos dan opción de invertir puntos de experiencia en nuevas habilidades y destrezas.


WOW Classic olvida todo lo que la serie ha cambiado en la última década, y eso incluye el propio diseño de los escenarios y las mecánicas de combate.WOW Classic olvida todo lo que la serie ha cambiado en la última década, y eso incluye el propio diseño de los escenarios y las mecánicas de combate.

Gracias a ello en la versión clásica de WOW vas a poder moldear con libertad las habilidades de tu héroe, que tendrá que buscar al instructor de turno para que le enseñe nuevas formas de combatir y defenderse de los peligros de Azeroth. Eso sí. Cuidado porque una vez más te enfrentas a un juego que no da tantas facilidades como sus consiguientes expansiones, así que no, no vas a poder cambiar tus talentos alegremente. Es la tónica dominante en este MMORPG. Si es que hasta comprar una montura vuelve a ser en sí mismo uno de los mayores triunfos de la aventura. Todo es más difícil, todo requiere de más tiempo y un mayor esfuerzo por parte del jugador, de ahí que la sensación de recompensa sea tan grande. Pero, claro, esta es un arma de doble filo porque también son muchos los jugadores que se han acostumbrado a una experiencia de juego más dinámica, más intensa, y por supuesto también más cinematográfica.


Comprar una montura vuelve a ser en sí mismo uno de los mayores triunfos de la aventuraSi algo ha cambiado en el mundo de los MMO en estos últimos 15 años es que respetan y valoran el tiempo de los aficionados sin exigir horas y horas de juego para subir unos pocos niveles. No es que sean más fáciles porque sí; simplemente son más accesibles. Y esto es algo que puede chocar a alguien que ha crecido con el World of Warcraft actual sin haber recorrido antes esa Azeroth que nos enamoró hace más de una década. Por eso aquí los gráficos son lo de menos. Se ha apostado por mostrar el juego tal y como se veía antaño, y aunque resulta chocante, porque WOW es ahora mismo un juego que asombra con la belleza de sus escenarios, lo que de verdad marca la diferencia es la notalgia. Quien vivió aquella época sabrá encontrar el encanto a una fascinante aventura de rol propia de su tiempo, pero si no es el caso, puede que las sensaciones no sean tan satisfactorias.


Revive el conflicto entre Horda y Alianza como en los viejos tiempos, sacando partido de tu destreza de combate en el PvP.Revive el conflicto entre Horda y Alianza como en los viejos tiempos, sacando partido de tu destreza de combate en el PvP.

Todos tenemos grandes aventuras que contar dentro del universo World of Warcraft; un recuerdo que permanece imborrable a pesar de los años y por muchas otras aventuras de rol que hayan pasado por tus manos.Y esa es su mayor virtud. Blizzard nos metió de lleno en un mundo virtual del que no querías salir, como hicieran antaño el memorable Ultima Online o Everquest, y que una y otra vez te hacía vivir momentos inolvidables. ¿Recordáis el Incidente de la Sangre Corrupta? Cientos de cadáveres por toda Azeroth; jugadores que morían en segundos debido a una plaga que nunca debió extenderse. Pero es que hasta cuando cometía errores de programación, WOW era genial. Así que sí, me encanta que se haya escuchado a todos aquellos que pedían una vuelta a los orígenes, y como muchos de ellos, voy a disfrutar de Classic hasta derrotar a Ragnaros. Pero también os digo que este no es un juego para todo el mundo, pues supone hacer borrón y cuenta nueva; olvidar todos los avances del género y empezar de cero.


Como homenaje al clásico World of Warcraft y como celebración por los 15 años de vida de este MMORPG me parece un detalle fantástico. Y como homenaje que es, no queda otra más que celebrar su triunfo y seguir soñando con las muchas batallas que aún quedan por librar en el mundo de Azeroth. ¿Horda o Alianza? En realidad, hoy, eso da igual, pues lo que importa es pasarlo bien y pocos juegos nos lo han hecho pasar tan bien como WoW.


Comentarios (36)
Comentarios