Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
¿Eran tan malos los vikingos? ¿Estará Ragnar Lothbrok? Conoce el contexto histórico de Assassin's Creed Valhalla

¿Eran tan malos los vikingos? ¿Estará Ragnar Lothbrok? Conoce el contexto histórico de Assassin's Creed Valhalla

Por  /  5 de mayo de 2020       
193 comentarios
Recientes

Assassin's Creed Valhalla ya es una realidad y promete ser un magnífico pistoletazo de salida para la nueva generación de consolas, con una Ubisoft más ambiciosa que nunca, que busca retratar como nunca antes un período histórico del que se conserva muy poca información. Va a ser un reto pero el material es apasionante, y en este especial te hablamos del contexto histórico de los vikingos.

Desarrollado por Ubisoft Montreal con la colaboración de otros estudios repartidos por todo el mundo entre los que se encuentra Ubisoft Barcelona, Assassin's Creed Valhalla nos pondrá en la piel de Eivor, una feroz leyenda vikinga. Al igual que pasara con Morgan Yu en Prey, Eivor nos permitirá encarnar a un protagonista masculino o femenino sin cambiar de nombre. Con esta entrega el credo de los Asesinos lleva su ya habitual ejercicio de recreación histórica a un contexto que promete ofrecer una experiencia vikinga cautivadora, llevando al jugador a un mundo abierto hermoso y cambiante.


El trabajo de la saga en cuanto a representaciones y adaptaciones arquitectónicas de tiempos pasados es intachable. Assassin's Creed nos ha transportado con gran éxito a lo largo de sus 13 años de existencia desde Acre, Damasco y Jerusalén en pleno 1191, hasta la Grecia Clásica de Sócrates. Todo ello pasando por la Italia Renacentista de los Borgia, el París de la Revolución francesa o la Londres más victoriana, por citar algunos ejemplos. Cada entrega de Assassin's Creed siempre se ha mostrado desde una perspectiva de relato de ficción, sin perder de vista a los personajes y acontecimientos históricos en los que cada uno de sus juegos se apoyaba para aprovecharlos en su favor tanto jugable como argumentalmente.


A los amantes de la saga nos encanta encontrarnos con lugares emblemáticos o charlar con grandes personajes de la historia. Sin embargo, en esta entrega no lo va a tener tan fácil pues no existen muchos personajes históricos conocidos por el gran público más allá de Ragnar Lothbrok y su estirpe. Así pues, Assassins's Creed Valhalla apela a la espectacularidad de sus protagonistas: los vikingos.


Ni los buenos son tan buenos…

La nueva visión de los pueblos escandinavos deja atrás los cascos con dos cuernos de Richard WagnerSeries de televisión de alto presupuesto como The Last Kingdom o Vikings han formado un nuevo imaginario colectivo de estos pueblos que habitaron el norte de Europa hasta 1085, año en el que se fecha el fin de su era coincidiendo con el final del reinado de Canuto IV de Dinamarca. Esta nueva visión de los pueblos escandinavos deja atrás los cascos con dos cuernos que Richard Wagner popularizó gracias a sus óperas en el siglo XIX.


Hagamos aquí un pequeño ejercicio de reflexión. Si durante más de un siglo, a consecuencia de la deformación de la imagen de los vikingos llevada a cabo por una obra artística, los que hemos venido después hemos tenido una visión equivocada de cómo era exactamente este pueblo, ¿no incurriríamos en el mismo error asumiendo ciegamente que las producciones de HBO y Netflix son totalmente fieles a la Historia? Conoces la respuesta. Precisamente, y a pesar del evidente asesoramiento que existe en estas grandes producciones entre las que ahora se encuentra Assassin's Creed Valhalla, conviene recordar que cuando hablamos en términos históricos no existen valores absolutos.


La popular serie Vikings de MGM Television está protagonizada por Ragnar Lothbrok y su estirpe. La popular serie Vikings de MGM Television está protagonizada por Ragnar Lothbrok y su estirpe.

Cuánto más viajamos hacia atrás en el tiempo más difusa se vuelve la línea entre la realidad y la leyenda, y no debemos olvidar que en muchas ocasiones conocemos la historia de manos de interlocutores que, a través de sus textos, plasmaron su visión de los hechos y que, como quien escribe ahora estas líneas, fueron parciales y tuvieron sus propios intereses, erratas y sesgos. Por ello, cuando buscamos en la historia tenemos que hacerlo con una mezcla sana de curiosidad, escepticismo y espíritu crítico.


… ni los malos son tan malos

Sabiendo esto, veamos exactamente dónde se va a enmarcar Assassin's Creed Valhalla. La clave nos la da el antagonista del juego, el rey de Wessex Alfredo el Grande. Si atendemos al período exacto de su reinado vemos que el juego tendrá lugar entre los años 871 y 899 después de Cristo. Esta franja de tiempo fue en la que Ælfrēd (del anglosajón), reinó en la prototípica Inglaterra de la época. Así que antes de hablar de los vikingos y el papel que pueden ejercer como parte del Credo de los Asesinos, quiero detenerme en la figura del Rey Alfredo el Grande porque Assassin's Creed Valhalla tiene una gran oportunidad para relacionar a su antagonista con los templarios de una forma "coherente".


San Alfredo El Grande. (Wikimedia Commons)San Alfredo El Grande. (Wikimedia Commons)

Al margen de la ficción, la Orden del Temple no fue fundada hasta 1118 o 1119 por lo que, a pesar de que Alfredo el Grande fuera un monarca con un pronunciado fervor religioso, no se le puede enmarcar abiertamente dentro de los templarios, así que el juego tendrá que tirar de recursos como "El Culto" de Assassin's Creed Odyssey para justificar asociaciones ocultas que luchen contra los Asesinos si quiere respetar su coherencia narrativa. Con esto por delante veamos cómo Valhalla va a convertir a un héroe nacional (tiene categoría de Santo, aunque nunca fue canonizado) en un villano de videojuego.


Al pensar en Alfredo el Grande no puedo evitar acordarme de Alejandro VI. Rodrigo Borgia y su familia conformaron uno de los mejores elencos antagonistas que ha tenido la saga. Cierto es que su hipocresía, su amoralidad y la leyenda que les acompaña contribuyeron a crear una serie de personajes despiadados a los que hacer frente. Sin embargo, el caso de Alfredo el Grande es tan distinto como a la vez similar al de la familia valenciana. Distinto porque no se le reconocen debilidades o puntos ciegos en cuanto a su moralidad en los registros que existen de su época y que han llegado, en su mayoría, de la mano de John Asser. Ubisoft se enfrenta aquí a un trabajo complicado de tergiversación histórica ya que no cuenta con una sola muleta firme en la que apoyarse para convertir a quién los textos de su época califican como un estratega militar, hombre de ley y erudito. Entonces, ¿por qué digo que me recuerda a Alejandro VI dentro del universo Assassin's Creed?


Hay dos factores que han de ser tenidos en cuenta para entender mejor a Alfredo el Grande y "su" Inglaterra: antes de que los vikingos llegaran a las islas británicas hubo otros pueblos que ya lo hicieron más de 350 años atrás. La Inglaterra que nos presenta el juego es el fruto de la evolución del territorio que va del año 500, tras la invasión de la isla por bandas de jutos, anglos y sajones, al 850 aproximadamente; esto es lo que se denomina como heptarquía anglosajona o edad oscura. Es decir, un conjunto de siete reinos (en algunos momentos más, en otros menos) que conviven y batallan en la misma isla. Este es el panorama que tiene Alfredo el Grande cuando asciende al trono, con el añadido de los vikingos sembrando el caos desde York. Como solución al gravísimo problema de la invasión vikinga Alfredo se autoproclama rey de los anglosajones, siendo el primer rey de Inglaterra propiamente dicha del que hay registro.


Por otro lado, la Inglaterra de la época todavía responde ante el papa de Roma. Estamos al final de la Alta Edad Media, el Imperio Romano de Occidente es sólo un ligero recuerdo del que tan solo queda un muro en la frontera con lo que hoy sería Escocia. Europa vive un importante retroceso en las ciencias fundamentales y la sociedad concibe una existencia teocéntrica. Todo gira alrededor de Dios. El rey Alfredo no es ajeno a esto, de hecho existen evidencias de un peregrinaje a Roma durante su juventud que forja su carácter religioso y da una idea de su talante.


Si atendemos a estas dos razones vemos los cimientos sobre los que Ubisoft intentará construir un antagonista perfecto para Assassin's Creed Valhalla. Por un lado un excelente combatiente, despiadado en el campo de batalla, que no duda en ejercer su liderazgo autoproclamándose rey. Por otro, su fervor religioso, esto lo convierte en un sujeto ideal, casi arquetípico, para sumirse en la búsqueda de los Fragmentos del Edén. Religión y poder: habemus villano.


Tatuajes, trenzas y hachas

Ya tenemos un perfil de quién va a ser nuestro enemigo en Valhalla, vamos a volcar nuestra mirada ahora en nuestro/a protagonista: Eivor. Conviene mencionar aquí que Eivor significa «regalo sabio», y que, a pesar de ser utilizado para ambos géneros en Assassin's Creed Valhalla, es un nombre más común entre las mujeres. Con esta solución Ubisoft unifica todo el canon de la serie en el mismo "ente", da igual hombre o mujer; ya no hay un Alexios apócrifo y una Kassandra canónica. Eivor es una leyenda, un mito, más que un ser humano: un hecho.


Probablemente te estés preguntando: ¿saldrá Ragnar Lothbrok en Assassin's Creed Valhalla?, y yo te contesto que no debería. Pero es complicado y el personaje se presta a que Ubisoft se tome alguna licencia. Esto sucede porque apenas hay literatura que verse sobre él o biografías suyas, por lo que incluso la datación de su reinado es motivo de discusión: hay fuentes que lo sitúan entre 750 y 794, otras de 860 a 865 y otras (las más fiables) entre 835 y su muerte en 865.


Quedémonos con esa última fecha. Atendiendo a ese año, Ragnar Lothbrok debería de estar al menos seis años muerto suponiendo que Assassin's Creed Valhalla comenzara justo en el momento en el que Etelredo I muere en combate y su hermano Alfredo asume el trono de Wessex. Pero lo cierto es que los sucesos están muy próximos en el calendario y no sabemos cuál va a ser el punto de partida de Eivor. Si asumimos que vamos a encarnar a un protagonista adulto, este podría haber tenido contacto previo con Ragnar o posterior (muy probablemente) con alguno de sus descendientes. La verdad es que no creo que Ubisoft deje pasar la oportunidad de mostrar en pantalla al vikingo más conocido y querido por todos (con el permiso de Vickie).


Vikingos en Inglaterra

Llevo 1.700 palabras y aún no he comentado nada de los vikingos. Que son un pueblo que habitó los países que a día de hoy se conocen como Noruega, Suecia y Dinamarca es algo sabido. Pero, concretamente durante este período histórico, ¿con qué vikingos nos vamos a encontrar en Assassin's Creed Valhalla?.


La primera incursión vikinga de la que se tiene constancia en Inglaterra data del año 793, es decir, 78 años antes de que Alfredo sea nombrado rey de Wessex. Estos despiadados piratas continuaron haciendo incursiones regulares alrededor de las costas de Inglaterra, saqueando tesoros y otros bienes, así como capturando personas como esclavos. A menudo atacaban monasterios de sus preciosos cálices de plata u oro, platos, cuencos y crucifijos. Es obvio que Inglaterra les gustó, tanto que poco a poco, los asaltantes vikingos comenzaron a quedarse, primero en campamentos de invierno, luego se establecieron en tierras que habían capturado, principalmente al este y al norte.


Este punto resulta interesante si lo enfocamos desde las mecánicas que Ubisoft promete en las que Eivor podrá utilizar su drakkar para liderar incursiones contra lugares escogidos, obteniendo recursos y riquezas que le serán indispensables. Precisamente nuestra embarcación cobra especial importancia si Assassin's Creed Valhalla se atreve a llevarnos fuera de la Inglaterra anglosajona, al menos así lo parece. Recordemos que los vikingos tomaron el control y se asentaron en Islandia, las Islas Feroe y las Orcadas, convirtiéndose en granjeros y pescadores, y en ocasiones haciendo viajes de verano o de asalto.


Su poder e influencia en la heptarquía anglosajona fue creciendo durante los años y llegaron a hacerse con el control de Northumbria, East Anglia y partes de Mercia. Culminando sus conquistas con la toma de York en el año 866 convirtiéndola en su capital. Las razias y saqueos continuaron hacia el sur y oeste con éxito hasta la época de Alfredo de Wessex, el único rey de Inglaterra en ser llamado "el Grande". No debemos de perder de vista que los vikingos nunca se fueron de Inglaterra, se integraron en su sociedad y pasaron a formar parte del pueblo que hoy compone la nación líder de la Commonwealth.


Ingenting er sant alt er tillatt

Todo parece indicar que Odín tendrá algún peso en la tramaNo quiero acabar este texto sin hacer alguna referencia a los dioses nórdicos. Cierto es que God of War dio buena cuenta de ellos con un uso excelente del folclore y la mitología nórdica. Tras lo visto en Odyssey, algo me dice que Ubisoft no va a dejar pasar estas figuras que son, a diferencia de los héroes de la época, mucho más reconocibles por el gran público y estoy seguro de que los dioses tendrán su papel en esta historia. De partida todo parece indicar que Odín tendrá algún peso en la trama ya que Eivor porta un cuervo al hombro que bien podría ser Hugin o Munin. Estos cuervos viajaban alrededor del mundo recogiendo noticias e información para Odín y encarnaban los conceptos del pensamiento y la memoria. Bonitas ideas que creo que en el juego se reciclarán en escanear y marcar.


¡Skol!



Comentarios (193)
Comentarios