Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Soy jugador de PC, he pasado una semana jugando sólo en móvil y me ha gustado más de lo que esperaba

Soy jugador de PC, he pasado una semana jugando sólo en móvil y me ha gustado más de lo que esperaba

Por  /  21 de octubre de 2020       
139 comentarios
Recientes

Todos tenemos una pequeña consola en nuestro bolsillo en todo momento; tan sólo tenemos que darle una oportunidad y fijarnos en ella. El Smartphone es una plataforma de juego que ha cambiado y evolucionado mucho desde hace unos años, pero ¿es capaz de atraer al jugador tradicional como yo? He pasado una semana jugando solamente con móvil y esto es lo que he descubierto.

Dentro de la industria del videojuego, el Smartphone es la plataforma con la mayor base de jugadores activos, el sistema con un mejor acceso a nuevos jugadores, y uno de los principales responsables de que el videojuego sea la industria del entretenimiento que mayores beneficios mueve actualmente. Sin embargo, tanto la crítica como gran parte de la población de jugadores ajenos a la plataforma centran su atención en el videojuego de sobremesa tradicional, acaparado totalmente por sistemas también tradicionales. Da la impresión de que una de las partes más importantes - por números brutos - de la industria del videojuego falla a la hora de atraer la atención de parte de su público; una situación que puede llevar a más de uno a rascarse la cabeza para preguntarse el porqué de ello. ¿De verdad el mercado móvil actual no puede ofrecer nada de interés para el jugador tradicional?


Me considero a mí mismo un jugador de este grupo tradicional. Mi plataforma de juego habitual es el PC, tengo las consolas de esta generación que necesito y consumo videojuegos de forma constante. Teniendo claro mi perfil, me he embarcado en una pequeña aventura con el Smartphone como único acompañante con el objetivo de comprobar en mis propias carnes si esas cuestiones son lícitas, o un producto de las malas prácticas pasadas y la falta de perspectiva. Os voy a contar qué conclusiones he podido sacar de mi semana de juego en exclusiva en Smartphone.


Todo lo que necesitas para ponerte a jugar

Soy jugador de PC, he pasado una semana jugando sólo en móvil y me ha gustado más de lo que esperaba

Una vez desconectadas mis consolas y pasar a usar mi portátil - ya entrado en años - como herramienta de trabajo para evitar tentaciones, la única pieza faltante para embarcarme en este periplo era un Smartphone. En esta ocasión he podido contar con la ayuda de un Huawei P20 Pro (2018) como Smartphone Android y un iPhone XS (2018) en iOS. Ambos son modelos de gama alta de su año, y se mantienen relativamente sanos en cuanto a potencia y especificaciones con respecto a los estándares actuales; especialmente el modelo de Apple, por su procesador A12 Bionic. También considero importante decir que mi dispositivo habitual es el iPhone XS, mientras que el Huawei P20 Pro es una cesión temporal, por lo que he jugado más en el dispositivo de la manzana mordida que en su acompañante chino.


Soy jugador de PC, he pasado una semana jugando sólo en móvil y me ha gustado más de lo que esperaba

En cualquier caso, en la simple tarea de elegir con qué dispositivo jugar nos topamos de lleno con la primera gran ventaja de la plataforma, así como una de las claves de su éxito; y es que prácticamente todos tenemos uno de estos dispositivos con nosotros, no necesitamos adquirir nada de cara a ponernos a jugar en Smartphone, ya que este es un accesorio cotidiano en nuestro día a día.


Cualquiera de los más de 3.500 millones de usuarios de teléfono inteligente son jugadores potenciales para los títulos publicados en la plataforma; unos números que le han servido para conseguir en poco tiempo una buena base de desarrolladores y estudios completos dispuestos a trabajar en ella. El resultado de ello ha sido el florecimiento de un catálogo variado y numeroso, muy numeroso. Según Statista, al menos 346.664 de las aplicaciones publicadas en la Google Play Store son videojuegos o están directamente relacionadas con ellos.


Paso a paso

Soy jugador de PC, he pasado una semana jugando sólo en móvil y me ha gustado más de lo que esperaba

Existiendo desarrolladores y multitud de títulos donde elegir, y siendo la plataforma fácilmente accesible, es necesario preguntarse qué sucede para que el jugador tradicional no se sienta atraído por estos sistemas de juego. Para mí, antes de esta semana, los motivos tienen que ver con el público objetivo, las expectativas de los jugadores tradicionales, y la falta de experiencia sobre la plataforma tanto para creadores, como para consumidores.


Hasta hace poco el jugador tradicional no encontraba propuestas atractivas en SmartphoneAún a pesar de los números con los que cerrábamos el anterior apartado, es importante tener en cuenta que el Smartphone como plataforma de juego tiene poco recorrido, especialmente si la comparamos con sus hermanas. Los primeros títulos de éxito para Smartphone capitalizaron en la inmediatez del juego en la plataforma. Estos videojuegos eran títulos ligeros, pensados para una partida rápida, que se alejaban de las producciones que veíamos en otras plataformas; incluidas las consolas portátiles, con características relativamente similares en cuanto a situaciones de juego. La poca potencia de estos primeros teléfonos inteligentes también fue un factor determinante de cara a dar forma a las producciones para Smartphone.


Por otro lado, los intentos por traer títulos más convencionales nunca terminaron de cuajar durante los primeros años de la plataforma. La ausencia de controles físicos, la incapacidad de adaptarse a los ritmos de juego de la plataforma, y las políticas de precio fueron contrariedades demasiado contundentes para su proliferación. La huella que estos problemas dejaron atrás aún es visible en el enorme número de lanzamientos de títulos tradicionales que una vez vieron la luz y ya no se encuentran disponibles para su compra o su descarga.


Soy jugador de PC, he pasado una semana jugando sólo en móvil y me ha gustado más de lo que esperaba

Sin embargo, conforme los estudios han ido adquiriendo experiencia en la plataforma, y los sistemas ganando en potencia, los videojuegos para Smartphone han ido adquiriendo una mayor complejidad y popularidad, extendiendo su formato y llegando a apelar a aún más público. En ello ha tenido mucho que ver la adaptación de formatos multijugador de corte competitivo; llegando a formarse comunidades activas en torno a dichas obras y demostrando la capacidad de la plataforma de ofrecer títulos que generen interés.


Gran parte de mi experiencia previa a esta semana en la plataforma proviene de esta clase de títulos. Obras como Clash Royale han servido para tenerme enganchado a la pequeña pantalla de mi teléfono más veces de las que me gustaría admitir; mientras que versiones móvil de títulos de este tipo - Hearthstone se me viene a la cabeza - también me han servido como excusa para echar unas partidas lejos de mi equipo y mi hogar.


Modelos de servicio pensados para jugadores

Soy jugador de PC, he pasado una semana jugando sólo en móvil y me ha gustado más de lo que esperaba

El juego multijugador, las adaptaciones de títulos funcionales en la plataforma, y las experiencias competitivas o semi-competitivas han servido al Smartphone para hacerse un hueco entre ciertos sectores; pero para apelar de forma directa al jugador tradicional, se necesitan experiencias más cercanas a los niveles de producción de otros sistemas. Dentro del Smartphone hemos podido ver eso, principalmente, a través de títulos indie que apuestan por el formato de la plataforma. Juegos como Florence, Alto’s Adventure, The Room, o Gorogoa son ejemplos que se me vienen a la mente mientras escribo estas líneas.


Desde hace unos años hacia la actualidad, ha dejado de tratarse de conversiones pasajeras hechas para llegar rápidamente a una plataforma poblada; sino de juegos con el formato táctil y la inmediatez del dispositivo como prioridades a la hora de establecer sus reglas. A raíz de ello, hemos tenido la posibilidad de ver remasterizaciones de títulos clásicos que sí que se adaptan bien al formato, o que han recibido cambios consecuentes para ello; como es el caso de The World Ends With You Remastered, o los títulos originales de Sonic adaptados por Christian Whitehead - principal responsable de Sonic Mania - como dos ejemplos prominentes.


Soy jugador de PC, he pasado una semana jugando sólo en móvil y me ha gustado más de lo que esperaba

Me han abrumado la calidad de los servicio y la creciente biblioteca de juegos de interésSin embargo, para mí lo verdaderamente sorprendente esta semana han sido las suscripciones propuestas por Apple y Google – Apple Arcade y Google Play Pass - para sus respectivos sistemas. Se trata de una propuesta con valor real, consecuentes con su precio, su oferta y las peculiaridades de la plataforma; que hacen de jugar en Smartphone como plataforma alternativa una opción genuinamente válida desde el primer día, y que ha valido para satisfacer mis ansias de jugar durante esta semana de abstinencia con creces; hasta el punto de volver a juegos como Oceanhorn 2 una vez pasada esta pequeña penitencia autoimpuesta.


Estos servicios también traen a colación un concepto importante para atraer público jugador a tu plataforma: los títulos exclusivos. Muchas de las obras, especialmente en los sistemas de la manzana mordida, que se habilitan a través de sus servicios de juego sólo pueden disfrutarse desde allí; mientras que muchos otros, aunque hayan salido en otros sistemas, tienen una clara predilección por el formato del Smartphone.


Las piezas del éxito

Soy jugador de PC, he pasado una semana jugando sólo en móvil y me ha gustado más de lo que esperaba

Otro factor importante de la positividad de mi experiencia durante mi semana de juego ha sido el hardware actual del Smartphone moderno; que creo que combate de forma relativamente efectiva algunos de los problemas que le atribuía a la plataforma en una de mis anteriores reflexiones escritas sobre la plataforma.


Ver lanzamientos de una misma serie de Smartphones de un año para otro es la norma, una fórmula que les ha servido para adaptase con soltura a las necesidades de sus usuarios, y que les ha valido para introducir en el mercado modelos especializados dirigidos a las necesidades de un público concreto. Es normal encontrarnos modelos que se anuncian como enfocados a la productividad, o el consumo de contenidos concretos, o hobbies como el videojuego.


El Smartphone moderno es una plataforma de juego avanzada sobre la que volcarseSobre estos modelos dedicamos un texto hace ya un tiempo, donde exponíamos algunas características que considerábamos clave para la creación de un Smartphone para jugar; pero desde que lo escribiéramos ha llovido mucho, y el mercado móvil ha sabido reconducirse para apelar también al público jugador a través de características fácilmente aprovechables para los videojuegos publicados en la plataforma.


El Smartphone moderno, aunque aún con amplio margen de mejora, ha sido capaz de avanzar gracias a sus constantes revisiones. Es ahora una plataforma mucho más avanzada que hace diez años, y permite que tengan cabida en ella videojuegos más complejos; muchos de ellos endógenos a la propia plataforma.


Revindicando el juego en móvil

Soy jugador de PC, he pasado una semana jugando sólo en móvil y me ha gustado más de lo que esperaba

Tras esta semana, creo que puedo afirmar con soltura que el Smartphone moderno es un sistema de juego maduro, que tiene la capacidad de ofrecer experiencias de juego interesantes desde una perspectiva única en el medio; especialmente tras la casi desaparición del formato portátil - con Switch como única reminiscente de él - en el mercado actual. Tanto los servicios, como muchos de los títulos individuales que vemos en la plataforma han adquirido una consciencia de los tropos y formas que funcionan con facilidad en su sistema que hace unos años sólo unos pocos títulos podían presumir de atesorar; y, aunque aún existe mucho título inferior que resta a la experiencia final de uso en la plataforma, su aparición y alcance es muchísimo menos destacable que antaño, especialmente cuando lo que buscamos son obras con algo de enjundia.


Me alegra descubrir que tengo una consola más en mi bolsilloCalificaría como positiva mi experiencia durante esta semana, e invito a otros que intenten darle una oportunidad a esa consola de juegos camuflada que tienen en sus bolsillos; más aún con propuestas como xCloud de Xbox y otros servicios de juego adicionales listas para salir al gran público. Puede que para muchos lectores, que yo comparta estas vivencias y conclusiones sea intrascendental; ya sea porque ellos ya fueran conocedores del estado de estos sistemas, o porque no tienen la necesidad de satisfacer su curiosidad en qué tiene que ofrecerles el mundo del videojuego dentro del Smartphone. No es mi caso, y me alegro enormemente de haberme involucrado en este pequeño experimento.


Comentarios (139)
Comentarios