Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Me enfrento a GTFO para comprobar si es de veras el juego más difícil del momento: Man vs Game

Me enfrento a GTFO para comprobar si es de veras el juego más difícil del momento: Man vs Game

Por  /  21 de enero de 2021       
30 comentarios
Recientes

Se dice que GTFO es difícil. Cuesta entrar en él, y sobrevivir a sus expediciones cuesta aún más. Pero ¿es de verdad tan duro como pinta? ¿Vale la pena claudicar ante sus exigencias para pasárselo bien? ¿Qué hace que su pequeña comunidad siga jugando? La mejor forma de averiguarlo es metiéndose de lleno en el Complejo.

¿Conoces ese meme de que los periodistas comparamos cualquier juego mínimamente exigente con Dark Souls? "Este es el Dark Souls de los juegos de granjas". Qué poco sentido tiene eso. Quiero decir, entiendo por qué se hace y en alguna ocasión he bromeado con el tema, pero creo que el legendario RPG de FromSoftware es más bien un juego de aprendizaje. Asomas la nariz por donde no toca, te dan la paliza de tu vida, y te queda claro que por ahí no es. Cada vez que te encuentras un nuevo jefe, probablemente te lleve un par de intentos aprender a esquivar todas sus acometidas, pero una vez sabes cómo tienes que hacer las cosas, no cuesta tanto: casi todas esas técnicas se pueden prever fácilmente, y explotar los i-frames es cuestión de práctica. Por supuesto, con la música épica de fondo y lo imponentes que son sus jefes, cuando te lo pasas te sientes como un dios. No solo conoces Lordran mejor que tu propio barrio, sino que además se te da bien eso de apretar botones y empujar palanquitas. El juego que he estado jugando últimamente, GTFO, también es un poco así, pero omitiendo todas las introducciones.


Ahí es donde veo que Hidetaka Miyazaki triunfó hace más de una década: los tutoriales de los souls-like están diseñados al estilo de "atacas con este botón, con este otro ruedas, y aquí tienes un jefe para el que no estás preparado en absoluto. ¡Bendito sea el Sol!" El sopapo te lo llevas de entrada, sí; pero después de esa novatada carismática e inolvidable, más o menos sabes jugar y lo que tienes por delante es pura y dura superación. Por algún motivo, en 10 Chambers Collective decidieron que el camino a seguir no era ese, sino dar con el juego menos accesible posible y plasmar todo su mal genio con un 'get the fuck out' bien grande. Lo compré a finales de 2019, pero apenas había jugado una hora hasta hace unos días. ¿Por qué? Pues porque casi no tenía gente para formar equipo en mi lista de amigos, no había emparejamiento en línea y me daba algo de palo reunirme con desconocidos en Discord en calidad de noob supremo. E imagino que a otros les echará para atrás eso de que solo esté en inglés. O pagar 35 euros por un juego en acceso anticipado con poco más de 5000 jugadores de pico histórico.


Pero me bastó con escribir una noticia que decía "el 90% de las misiones de GTFO acaban en game over" para recuperar el interés. Los jugadores somos muy simples y previsibles: nos venimos arriba con los retos. El que entra en competitivas de LoL, lo hace con tres latas de Monster en el cuerpo. Si me haces sentadillas en Destiny, primero me acuerdo de tu venerable madre y luego te reto a un 1vs1 tras la partida. El caso es que eso de quedar por encima del resto tiene su aquel (tenemos la fama que nos merecemos), y si tuve lo que había que tener para plantarle cara a Ultima IV, entonces también podía conquistar este jueguecito para bebés. Ni corto ni perezoso, me planté ante el jefe como el chiquillo que va a exigirle veinte euritos a su padre, decidido a escribir una crónica triunfal. Conseguir la aprobación para mi idea fue muy fácil, pero por aquel entonces no pude ni imaginarme lo que suponía enfrentarse al Rundown 004: a diferencia de otros juegos basados en el perfeccionamiento, GTFO no va de morir y repetir, sino de pensar, de comunicarse y de hacer las cosas bien durante el tiempo que haga falta. De saber que cada bala y botiquín cuentan. De caminar con pies de plomo.


Cómo jugar a GTFO: busca ayuda externa

Me enfrento a GTFO para comprobar si es de veras el juego más difícil del momento: Man vs Game

Los jugadores somos muy simples y previsibles: nos venimos arriba con los retosComo te decía, el primer problema al que te enfrentas en GTFO es la accesibilidad: no hay tutorial, ni vídeo explicativo, ni nada. Te animan a que entres al canal oficial de Discord y ya está. Es una visita prácticamente obligatoria, porque a menos que tengas amigos para jugar de antemano, te tocará acudir al servicio de LFG interno para organizar partidas y comunicarte. Eso sí que te lo desmenuzan en un canal de bienvenida, pero incluso tras leer la sección de preguntas y respuestas, hay cosas que no quedan claras: ni los desarrolladores saben decirte si es posible completar misiones en solitario. Tal vez se pueda hacer alguna, pero "el juego se ha diseñado para jugar con un mínimo de dos jugadores", dicen. Imagino que más de uno habrá cargado la primera misión sin tener ni pajolera idea de qué va la cosa, disparado al primer infectado que se cruzase en su camino, y muerto pocos segundos después. Y después, solicitud de reembolso en Steam. Un clásico.


Salta a la vista que todas las eliminaciones cuerpo a cuerpo, la apertura de puntos clave y demases están pensadas para varios jugadores, tanto a la hora de disparar como a la de pensar. La cuestión es que el modelo de Rundown, en el que todos los mapas y misiones se rediseñan cada pocos meses, es del todo imprevisible. Mientras una secuencia de misiones está activa, puedes ir por ahí memorizando los puntos de aparición de cada objetivo, aprendiendo dónde están las alarmas y cómo derrotar a los nuevos enemigos. Tienes que hacerlo, de hecho, pero después ¡puf! Todo desaparece y toca aprender de nuevo. Es un ciclo. Primero, aprendes a manejarte por el escenario, a jugar en general; y luego, a resolver esos escenarios. Este es un juego de aprendizaje, un reto constante donde el jugador más veterano solo puede aspirar a intuir lo que habrá que hacer en el próximo repertorio de misiones. A mí me recuerda a las mazmorras, incursiones, pruebas y bandas de los MMO tradicionales, porque hay fases de planificación y otras de ejecución. No es un juego para lobos solitarios: hay que pensar, y hay que pensar en conjunto.


Me enfrento a GTFO para comprobar si es de veras el juego más difícil del momento: Man vs Game

Por supuesto, puedes ir a Youtube o Twitch o la wiki especializada y aprender de estos jugadores, pero yo tuve la suerte de contar con un amigo más experimentado que me explicó las básicas. En GTFO tienes linternas, armas de fuego, torretas y consumibles, pero eso no significa que debas disparar, iluminar ni consumir nada. Los infectados "durmientes" que hay repartidos por casi todas las salas del complejo convulsionan o se iluminan cada pocos segundos, y durante esos instantes reaccionan a la luz y al sonido. Si los despiertas, gritan. Si hay una puerta cerrada y rompes el candado de un martillazo, ese sonido también puede despertarlos. Si salta una alarma, tres cuartos de lo mismo. El secreto para sobrevivir es coordinarse con los compañeros para matar cuerpo a cuerpo, sigilosamente, siempre que sea posible. Cuenta atrás: uno, dos, tres, cargas el martillazo. Uno, dos tres, sueltas. Todos mueren a la vez, ninguno grita. Los golpes en la nuca son los más efectivos, pero si golpeas un brazo por error, el oponente sobrevive y grita. Sale mal.


Hay artilugios de lo más útiles a nuestro alcance, como un radar biológico o minas de espuma para contener enemigos o sellar puertas.Hay artilugios de lo más útiles a nuestro alcance, como un radar biológico o minas de espuma para contener enemigos o sellar puertas.

Es posible sobrevivir a una oleada sorpresa a tiros, pero los disparos enemigos son precisos, la munición escasea y los botiquines también, así que hay que reducir ese riesgo al mínimo. Si tienes que cruzar por una puerta con alarma, primero debes colocar cada torreta con cabeza, pensando en qué dirección vendrán los enemigos y cuál es la forma más eficiente de mantenerlos a raya: las automáticas apenas hacen daño, pero aturden; las de ráfagas no aturden, pero hacen daño. No debes permitir que el radio de la torreta alcance tu propia posición, porque el fuego amigo siempre está activado y básicamente te puedes matar a ti mismo. Estos son algunos de los primeros consejos que me dieron. La primera lección es respetar a los infectados. El juego lo sabe, y ofrece a los jugadores herramientas como barras luminosas, disipadores de niebla o un láser para romper candados en silencio. Alternativas para avanzar con más seguridad, en definitiva. Pero las terminé usando más bien poco, porque la segunda lección que me dieron fue perderle el respeto a esas mismas cosas. Sé que suena contradictorio.


Me enfrento a GTFO para comprobar si es de veras el juego más difícil del momento: Man vs Game

Ocurre que, por mucho que me hubiera gustado, no puedo disponer de mi amigo experto en GTFO las 24 horas, así que llegado el momento, tuve que abrir las alas, saltar del nido y estamparme contra el suelo. Así que entré al LFG del juego en Discord y me uní a un grupo dispuesto a completar las misiones del nivel A, el más superficial y sencillo. Me sorprendió ver que eran súper amables conmigo, a pesar de mi escasa experiencia con el juego, pero también me sorprendió ver que se tomaban el juego bastante más a la ligera que yo. Tomaban la iniciativa de atacar mucho más rápidamente, pasaban de todo aquello que no fuera una llave, un botiquín o una caja de munición, sabían de antemano dónde estaban los objetos clave, en qué dirección iban a aparecer los enemigos, y en definitiva me hacían sentir que me preocupaba demasiado. ¿Es porque el juego es más fácil de lo que parece? Qué va, es sencillamente como juegan los jugadores experimentados. Si alguna vez te ha dado por batir un tiempo récord en alguna misión y vas saltándote todos los enemigos que no son necesarios para el objetivo, sabes a lo que me refiero.


Los monstruos y desafíos del Complejo

Algunas puertas especiales conectan sectores más difíciles de la mazmorra, pero dar con las llaves supone un esfuerzo adicional.Algunas puertas especiales conectan sectores más difíciles de la mazmorra, pero dar con las llaves supone un esfuerzo adicional.

"Pero Mario, impío redactor, abominable hombre de las cavernas, aclárate: ¿es este juego una pesadilla como se dice por ahí o no?" A donde quiero llegar es que, como en cualquier otro juego, el que sabe desenvolverse hace las cosas más rápido que el que no. Pero en el último término, cuando el juego se pone serio, se pone igual de serio para todos. GTFO no es como esos juegos que te engañan con una última porción de vida más resistente que las demás, ni tampoco de esos en los que puedes ponerte a cubierto para disparar cómodamente después de haberte curado y recargado, y puedes estar seguro de que tampoco es de los que te permiten zafarte del fuego enemigo mientras corres y saltas en cualquier dirección. Aquí la salud solo se regenera hasta el 20%, tienes que ver la dirección de los (pocos) disparos enemigos para esquivarlos de forma individual, te expones mucho durante las lecturas de escáner y cada pequeño arañazo o golpe que te lleves se nota. Para ganar tienes que conocer el mapa, los medios a tu disposición y comunicarte para sobrevivir.


Me enfrento a GTFO para comprobar si es de veras el juego más difícil del momento: Man vs GameLos terminales pueden ayudarte a localizar objetos, pero debes conocer los comandos de input de antemano.Los terminales pueden ayudarte a localizar objetos, pero debes conocer los comandos de input de antemano.

Creo que lo que hace de GTFO un juego tan único, especial y gratificante son momentos como estos y su capacidad para inventarse nuevas formas de obligarte a cooperar. El eslogan 'work together or die together' le venía que ni pintado, porque al final del día es ahí donde pasa de ser sencillamente un shooter poco permisivo, a algo completamente diferente. Y tiene todos los recursos imaginables para hacer las cosas a su manera: desde la posibilidad de dibujar en tiempo real en el mapa, hasta objetivos de misión que cargan a alguien con un ítem inútil durante todo el recorrido, pasando por escaneos individuales para cada miembro del equipo. Tienes que comunicarte con otros sí o sí, y eso no es para todo el mundo. Entiendo que es la razón por la que se estrenó sin cosas tan básicas como el emparejamiento en línea (que ahora sí está) y por la que se encuentra entre los pocos juegos que podríamos considerar "sanos" con poco más de 1000 jugadores simultáneos al día. Por supuesto, eso no quita en absoluto que el equipo 10 Chambers tenga el tacto y amabilidad de Eduardo Manostijeras y que esté caminando por una línea muy delgada que separa el éxito del fracaso con este enfoque que han elegido.


Yo me quedé en las misiones B de Rundown 004, pero no quería dejar de escribir sin al menos ver qué clase de desafortunados experimentos "a la Dead Space" aguardan en las profundidades del Complejo: por ahí se encuentran maravillas como los fantasmas, que solo se pueden ver cuando se les ilumina con la linterna —un poco como los Boo de Mario, pero muchísimo más siniestros— o los exploradores, a los que ya me pude enfrentar en alguna ocasión. Esos no duermen, sino que se pasean por las zonas con largos y finos tentáculos. Si tocas uno, mala cosa. Pero el más horroroso de todos los que vi es la madre: un minijefe cuadrúpedo enorme y con cara de mujer extrañamente feliz. No ataca, pero tiene muchísima salud y se dedica a correr por todo el escenario pariendo bebés horrorosos que se arrastran por el suelo, complicando la tarea de disparar… bueno, te haces a la idea. Es una pena que muchos jugadores no tengan los medios para llegar hasta esos puntos, pero no me cabe la menor duda de que GTFO es una verdadera fiesta para los más dedicados y entusiastas dispuestos a pasar por sus muchas exigencias para llegar al final de cada actualización.


GTFO es un juego de aprendizaje donde la comunicación pesa tanto o más que las balas, donde el trabajo en equipo realmente importaBueno, y ahora la pregunta del millón: ¿a qué conclusiones he llegado tras unas horas de juego? ¿Es tan difícil como dicen? Para nada: GTFO es un juego de aprendizaje donde la comunicación pesa tanto o más que las balas. No debes tener miedo de los enemigos, pero abrirte paso a tiros es la forma más absurda e ineficiente de avanzar. Es para jugadores dedicados, en un sentido muy específico: nadie te va a guiar, todo se resuelve hablando, desarrollando estrategias y contrastando las de uno mismo con las de otros. Es el juego que obsequia a sus fans más acérrimos con retos mayores e inesperados, que pongan a prueba no su habilidad para disparar, sino más bien la forma en la que cooperan. Y, desafortunadamente, es también el juego que no brilla hasta que sigues sus normas, que están al alcance de muy pocos.


Comentarios (30)
Comentarios