Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Fire Emblem Fates: Estirpe / Conquista / Revelación

Fire Emblem Fates: Estirpe / Conquista / Revelación

Por  /  21 de abril de 2016       
84 comentarios
Recientes

Fire Emblem Fates no es un único juego. Son tres en realidad, y muy distintos entre sí. Buen punto de partida para comprender lo que ha realizado Intelligent Systems, un ejercicio faraónico para Nintendo 3DS que goza de excelentes valores de producción, una historia muy potente y la jugabilidad por la que ha destacado Fire Emblem durante estos 25 años. Os contamos las razones por las que esperarlo una vez más.

Siempre que se habla de "superproducciones", en nuestra mente aparece una consola de sobremesa, rara vez una portátil. Sin embargo, este tipo de producciones también existen en estas plataformas, y creemos que Fire Emblem Fates puede ser una de ellas. Esa es la conclusión, creemos que realmente positiva, sobre nuestras primeras horas con este videojuego de 3DS. Una primera toma de contacto en las oficinas de Nintendo que simplemente nos han dejado con unas ganas tremendas de recibir por fin el juego (más bien juegos) en la redacción.


El primer motivo es porque su historia es de las mejores que vamos a ver este año en un videojuego. Se nota muchísimo la mano de Shin Kibayashi, un autor de manga que levanta una de las tramas mejor contadas en un Fire Emblem. Luego está por supuesto la jugabilidad, respetando los elementos icónicos de la franquicia, aunque no por ello olvidando las novedades. No son excesivas, pero nos da la impresión de que saben actuar justo donde hace falta.


Sin embargo, el mayor valor de Fire Emblem Fates está indudablemente en su triple carácter, porque realmente se trata de tres videojuegos. Estirpe, una campaña en que defendemos al pueblo Hoshido. Conquista, que nos coloca junto a la familia Nohr. Revelación, un DLC que ha sido muy aplaudido y que se puede jugar en cualquier momento (aunque el juego aconseja que lo hagamos una vez probadas las otras campañas). En definitiva, una auténtica superproducción portátil con una genial narrativa, una jugabilidad a prueba de bombas y unos valores audiovisuales sorprendentes. Os contamos las tres principales razones por las que tener esperanza en Fates.


I. Una de las mejores historias de Fire Emblem


Fire Emblem Fates: Estirpe / Conquista / Revelación

Hemos jugado las dos primeras horas y media, pero nos sirven para adelantaros que Fire Emblem Fates se sale de lo normal. Lo hace ya desde el principio obligándonos a seleccionar una apariencia para nuestro protagonista: sexo, constitución, peinado, expresión de cara… Pero lo hace sobre todo cuando, con los personajes y bandos presentados, nos obliga a decidir, a optar por si queremos unirnos a la causa de los Nohr o de los Hoshido. Y os adelantamos que no va a ser sencillo.


Fire Emblem Fates: Estirpe / Conquista / RevelaciónFire Emblem Fates: Estirpe / Conquista / Revelación

Nos encontramos ante una historia de bien contra mal, pero en la que se intuyen también falsas apariencias. Hay un rey aparentemente malvado, una reina gentil pero desdichada, enredos familiares que cuestionan nuestra identidad… En cierto sentido, parece como si Kibayashi se hubiese basado en series de TV tan populares actualmente como Juego de Tronos. No es el que la trama vaya a ser tan turbia, pero se quiere parecer. Habrá traiciones, muertes y decisiones cuestionables por ambos bandos.


Lo mejor es que la trama se sigue a la perfección. Este primer tramo, el que hemos jugado, sirve como introducción y contiene muchas líneas de diálogo (en castellano), pero se sigue con interés. Tanto es así, que no echamos en falta haber disfrutado de más batallas. No sentimos que el juego estuviese excesivamente cargado de narrativa. Eso sí, está diseñado para sentarse y tomárselo con tranquilidad. Se pueden saltar las escenas, pero perderías una gran parte de la motivación para jugar. La razón es simple: estamos convencidos de que la historia es probablemente el mejor aspecto de este lanzamiento.



II. Tres juegos, tres experiencias distintas


Fire Emblem Fates: Estirpe / Conquista / Revelación

Nintendo lleva tiempo insistiendo en que Fire Emblem Fates no es un lanzamiento con tres ediciones distintas (como los Pokémon). Nos encontramos ante tres videojuegos en total, los cuales realmente sólo comparten las mecánicas jugables. Todo lo demás cambia. La historia es radicalmente distinta. El protagonismo y aparición de personajes varía. Las misiones son diferentes. Es decir, debemos considerarlo prácticamente como una trilogía, la cual hay que jugar al completo para entender lo que quiere decirnos en conjunto.


Fire Emblem Fates: Estirpe / Conquista / Revelación

Su historia es de las mejores que vamos a ver este año en un videojuegoAsí funciona el enfoque. Ya empecemos a jugar en Estirpe o en Conquista, las primeras dos horas son comunes, con una presentación de las dos familias. Entonces llegará un punto en que la máquina nos preguntará qué camino queremos seguir: el de los Hoshido o el de los Nohr. Evidentemente, si sólo tenemos uno de los videojuegos, la decisión ya está tomada. Sin embargo, si poseemos ambos, tendremos que adoptar una decisión.


No es fácil optar por un camino u otro, aunque hay algo que seguramente os interese conocer. La campaña de Estirpe (los Hoshido) posee al parecer una progresión más rápida, e intuimos que de menor dificultad, la más apta para todos los públicos. La campaña de Conquista (los Nohr) tiene el aspecto de ser la que seguiría el fan incondicional de Fire Emblem, debido a que requiere elaborar estrategias complejas, y además tenemos acceso limitado a puntos de experiencia. Es algo que probablemente querréis tener en cuenta si no vais a comprar de salida los tres videojuegos. De todas formas, profundizaremos más sobre ello en el análisis.



III. Grandes valores de producción


Fire Emblem Fates: Estirpe / Conquista / Revelación

Fire Emblem Fates va a ser uno de los juegos que mayor potencial saque a Nintendo 3DS. No nos cabe ninguna duda, aunque no le hacen falta fuegos artificiales para conseguirlo. Le basta con hacerlo un poco mejor que, por ejemplo, Awakening. Mejorando la presentación general, aunque conserve esos tradicionales pero simpáticos sprites pixelados para cuando movemos nuestras tropas. Añadiendo mejores transiciones entre acción táctica y visualización de combates, con animaciones y modelados más conseguidos. Poniéndonos un mayor número de secuencias de introducción. Incitándonos a colocarnos los auriculares para disfrutar de una banda sonora sensacional.


Fire Emblem Fates: Estirpe / Conquista / Revelación

Los valores de producción no siempre consisten en hacer uso de la mejor tecnología, del motor más potente. En este caso se ve claramente. Intelligent Systems aprovecha muy bien sus recursos para darnos un juego extraordinariamente terminado. Hay detalles por todas partes. Si coges el menú táctil, ves que todo es interactivo, pudiendo tirarte un buen rato hasta que ves todas sus posibilidades.


Y eso sin descuidar las novedades jugables. La principal es My Castle, sobre la que os hablaremos más a fondo cuando la veamos. Pero luego hay otras, o más bien ajustes, como el triángulo de armas (que sufre su enésima modificación), y la aparición de la clase cantante, que desempeña la ya existente labor (en otras entregas) de darnos un turno extra en las contiendas. Sin embargo, nos hemos quedado aún en la superficie. Restan muchas horas para que podamos ver a fondo Fire Emblem Fates, pero ya os adelantamos que es un camino esperanzador. Por suerte, el destino está cerca: 20 de mayo.


Comentarios (84)
Comentarios