Es exactamente lo que quería tras más de mil horas jugadas. Al fin he podido probar Counter-Strike 2 y creo que Valve va camino de superarse a sí misma

Es exactamente lo que quería tras más de mil horas jugadas. Al fin he podido probar Counter-Strike 2 y creo que Valve va camino de superarse a sí misma

Con una jugabilidad casi inalterada, el nuevo Counter-Strike recibe solo los cambios que necesitaba

4 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
Counter Strike 2

Lo que para cualquier otro juego sería un insulto, para Counter-Strike 2 es un halago. Al fin he podido probar la beta y he confirmado las mismas sensaciones que tuve la primera vez que lo vi en un streaming. También las mismas de todos aquellos que lo habían probado antes que yo. Aunque en realidad nadie sabe cuántas entregas llevamos, lo nuevo de Valve es el "el mismo juego 2". Quizá no termine de sonar bien cuando lo expresamos en estos términos, aunque hay otra forma de decirlo: es todo lo que pedía tras haber jugado más de mil horas a Global Offensive. Nada rompedor, todo mejorado y a pensar en otros diez años fracasando miserablemente cuando intento asomar por la ventana de Mirage.

Counter-Strike 2 no toca lo que no está roto

Counter-Strike 2 sigue siendo ese juego en el que le pido a mis compañeros que recojan mi AWP del suelo por cuarta ronda consecutiva y en el que me siento un dios entre insectos cuando doy dos tiros a la cabeza. Un título cautivador que no se me da nada bien y por el que rompí mi juramento de siempre jugar con mando. El mismo que me llevó a pasar tardes en el último ciber abierto de mi ciudad mientras tomaba una bebida energética a escondidas que luego me tenía despierto hasta las tantas de la mañana. Es, en definitiva, ese juego al que le guardas un cariño especial. Uno que cambió la historia del sector y que, si sois como yo, también ha cambiado la vuestra.

Hay algo casi paradójico en todo esto, porque Counter-Strike ha cambiado todo mientras él se detenía en el tiempo. Llegó a una fórmula jugable casi perfecta con el lanzamiento de su versión 1.6 y desde entonces la jugabilidad se ha perpetuado. La mayoría de los experimentos de Valve –te miro a ti, CS: Source– han salido mal y una de las primeras cosas que veremos al comenzar en CS2 es que las mecánicas son exactamente las mismas que en Global Offensive. El 'spray' de un AK-47 va a seguir el mismo patrón y los cambios a los humos no se hacen tan notables como al comienzo de la beta. Los profesionales hablan de ajustes relacionados con la movilidad, pero no os voy a mentir: no he dedicado ni veinte minutos a aprender cómo se hace el dichoso 'bunny hop'.

Menu Compra Cs2
El menú de compra de CS2 fue criticado por ser demasiado similar a Valorant, pero así resulta mucho más intuitivo.

A dónde quiero llegar es a que los cambios estrictamente relacionados con la jugabilidad no son notables para alguien situado en la media cuando hablamos de nivel de habilidad. Si lo son los que reciben los sistemas o el apartado artístico. Enfermizo es una palabra que se queda corta para hablar del nivel de detalle. Utilizando jerga técnica, Counter-Strike 2 "se ve que flipas", un asombro que requiere especial mención al agua. Hay numerosos detalles en los escenarios que además están muy bien introducidos para no entorpecer la claridad de un título que pone el competitivo por encima de todas las cosas. La clave de diseño, de hecho, ha sido mantener esa esencia que hacía especial a la saga y pasarlo por chapa y pintura para una modernización más que necesaria.

La transformación de Counter-Strike 2 está en los sistemas. La interfaz es más amable con los recién llegados, las partidas son más cortas, introduce un nuevo modo de partidas clasificatorias mucho más respetuoso con la integridad competitiva y limita opciones que estaban ahí más para rellenar hueco o 'trolear' (M249) que por necesidades del título. Es un hijo de los nuevos tiempos que no le tiene miedo a renunciar a elementos que, pese a que algunos jugadores consideraban parte de la identidad del título, eran en realidad puro 'atrezzo'. La personalidad de la saga nunca fue jugar partidas largas al mejor de 30 rondas, tener un menú en forma de rueda o una curva de aprendizaje que expulsa a patadas a los recién llegados.

Seguir Retroceso Cs2
Counter-Strike 2 añade multitud de ajustes de accesibilidad. Podemos, por ejemplo, hacer que la mira siempre indique a donde va a ir la próxima bala disparada para aprender a controlar el retroceso.

Los cambios que recibe Counter-Strike 2 son mejores para todos. El nuevo sistema de partidas clasificatorias es magnífico. Premier nos obliga a tener competencias en todos los escenarios en la rotación competitiva, pero permitiéndonos hacer 'baneos' de mapas para que no estemos obligados a jugar en los que no nos gustan. Hace que el sistema sea mucho más respetuoso con la integridad competitiva –adiós a los vertiglobals– y asemeja las ‘rankeds’ al sistema competitivo en el juego profesional. Algo similar podemos decir de casi todos los ajustes. El nuevo menú de compra, por ejemplo, es mucho más claro e incluye la función de "deshacer" que necesitábamos los más torpes.

Incluso en lo referido a servidores y conexión, creo que la experiencia ha mejorado. No me malinterpretéis, porque este ha sido el gran ‘debe’ que he encontrado en la beta. Cuando todo funcionaba bien las balas parecían conectar con el objetivo de forma mucho más rápida dando la sensación de estar jugando a un 'tickrate' más elevado que el de Global Offensive. Por otra parte, no han sido pocas las veces que, en Counter-Strike 2, he acabado con un rival medio segundo después de dejar de disparar cuando ya me movía buscando otra cobertura. Quiero pensar que se trata de un problema de estabilidad y que el juego final se parecerá mucho más a esos buenos momentos que a esos paquetes perdidos de forma ocasional.

En términos generales, la beta de Counter-Strike 2 me ha dejado buenas sensaciones. También la idea de que aún no estamos listos para el lanzamiento. Hay que arreglar bugs y terminar de redondearlo todo. Sin embargo, la base es tremendamente superior a la de Global Offensive, cuyo estreno no terminó de convencer a la comunidad. En ese sentido, soy optimista. La idea es la que os contaba al principio. Es "el mismo juego" con nada rompedor y todo mejorado que se prepara para una nueva década encabezando un mercado de los shooters tácticos en el que cada vez hay más competencia.

En 3DJuegos | Es uno de los 50 mejores juegos de la historia de Steam, pero su creador no ha ganado ni un céntimo. Se niega a monetizarlo y solo quiere que más gente pruebe HoloCure.

En 3DJuegos | El juego que me devolvió la pasión por la estrategia es de lo mejor del género, todo un pozo de horas y hasta protagoniza un juego de mesa.

VÍDEO ESPECIAL

25.094 visualizaciones

20 MEJORES JRPGS DE 2024 Y MAS ALLA

Hace sólo unos días que publicábamos nuestro especial sobre los RPG, Action-RPG y CRPG que llegarán a lo largo del año 2024 y en el futuro todavía más lejano, y hoy toca el día de hacer lo propio con los videojuegos JRPG que más esperamos de los próximos tiempos...