Este cocodrilo decide jugar a ser Link en Breath of the Wild para recordarnos que hay que disfrutar más y trabajar menos. Análisis de Lil Gator

Este cocodrilo decide jugar a ser Link en Breath of the Wild para recordarnos que hay que disfrutar más y trabajar menos. Análisis de Lil Gator

1 comentario Facebook Twitter Flipboard E-mail
Este cocodrilo decide jugar a ser Link en Breath of the Wild para recordarnos que hay que disfrutar más y trabajar menos. Análisis de Lil Gator

Tras volver a jugar a Zelda: Breath of the Wild en lo último que piensas es en matar a Ganon, rescatar a una princesa o incluso en conseguir más armaduras o corazones. Lo único que te preocupa es saltar, correr, trepar y nunca parar de explorar. Breath of the Wild es como aquellas tardes veraniegas eternas de patio, parque y playa en las que todo era divertido. Es como aquellos días en los que aún no trabajabas ni tenías responsabilidades, y no querías que llegase septiembre nunca.

Lil Gator Game captura ese espíritu, y lo hace de una forma tierna, divertida y muy nostálgica. Un cocodrilo jugaba todos los veranos con su hermana mayor. Se reunían y disfrutaban juntos, pero ahora ella ha crecido y solo piensa en acabar las tareas de la universidad. ¿Nuestro cocodrilo se va a rendir? Pues no. Reúne a sus amigos y organiza algo muy especial para que recuerde lo bien que se lo pasaban juntos: convierte toda una isla en algo muy parecido a Hyrule.

Él lleva un gorro en pico, una espada y un escudo con el que puede deslizarse. También tiene una camiseta que hace las veces de paravela. Hay monstruos ya que sus colegas han llenado el lugar con cartulinas con ellos dibujados, y también se esconden ellos mismos por aquí y por allá fingiendo que son NPC con necesidades que solucionar. No hay barras de vida, no hay posibilidad de morir, y todo es puro juego, exploración y diversión.

Common Screenshot 2023 01 09 11 16 28 67

El humor de Lil Gator es adorable

Lo que más me ha gustado del título es el humor de la aventura. Lil Gator Game es un pequeño mundo abierto que se termina en unas tres horas y media. Lo mágico que tiene es poder explorar a tu aire, probar cosas y encontrarte con los chavales que pueblan la isla. Algunos niños fingen ser ninjas, otros hacen homenajes a personajes de The Legend of Zelda o pretenden ser piratas. Al encontrarlos, harás nuevos amigos, les ayudarás en sus tareas inventadas y no pararás de reírte. Mola muchísimo.

Desgraciadamente, el juego está en inglés, pero es genial cómo está escrito

Porque son todos muy cuquis, y no porque el estilo gráfico sea muy luminoso, redondeadito y absolutamente kawai, sino por la forma que tienen estos críos de expresarse. Desgraciadamente, el juego está en inglés, pero es genial cómo está escrito. Es un juego que tiene muchos vínculos con la serie de animación Bluey, pues todos los niños se inventan sus propias reglas, a veces se salen sin querer del papel que cumplen y vuelven a él con un chiste.

Common Screenshot 2023 01 09 11 20 08 10

Por eso le viene tan bien que la base jugable sea la de Breath of the Wild. Podemos hacer lo mismo que en el juego de Nintendo, solo que con una jugabilidad menos exigente: escalaremos, nos lanzaremos por los aires y planearemos, pelearemos con la espada y nos dejaremos caer por los rápidos de un río con nuestro escudo. El concepto es estupendo, Lil Gator Game es una experiencia que te abraza y te deja calentito, pero le hace falta algo más de mano en sus mecánicas y reto para brillar.

Common Screenshot 2023 01 09 11 19 47 67

Al juego le falta algo más de profundidad

A mí Lil Gator Game me ha cautivado. Me ha gustado su mensaje, cómo reescribe Breath of the Wild y sus personajes, pero en su concepto tiene algunos altibajos. Tú tienes una espada, y tienes que romper las cartulinas en forma de monstruos que te encuentras porque la moneda del juego son sus trozos. El problema es que tras la primera risa tierna que se te escapa al acabar con la primera, el juego no sabe hacer interesante que rompas la siguiente.

Le falta un puntito más de imaginación y fantasía para brillar

La isla es pequeña, lo que es genial para explorarla rápido, fijar una duración de juego breve acorde a la propuesta del título y esconder muchos secretos, pero el problema es que se ve todo demasiado deprisa y acabas buscando las misiones y a los amigos como en un mundo abierto más. Y al ser un juego que no permite morir o fallar, la resolución de todos los encargos son poco estimulantes, de recadero o de aniquilar monstruos de cartón. Le falta un puntito más de imaginación y fantasía para brillar. Eso sí, es muy ingenioso lo que los niños se inventan para contextualizarlas.

Common Screenshot 2023 01 09 11 19 14 86

La cámara tampoco es demasiado fina. Hay demasiados árboles para ser un espacio de juego tan diminuto, lo que hace que la cámara se empeñe en filmar las hojas de las copas y estropear la visibilidad. Pero estas cosillas no le quitan a Lil Gator su magia; porque aunque todo esto sea verdad, da igual cuando nuestro cocodrilo se encuentra con recuerdos de su infancia, o con un compañero que le da la mano y le apoya en su misión de hacerle recordar a su hermana la importancia de jugar. Porque es entonces cuando tu conectas con un júbilo infantil maravilloso que te hace desconectar de todo, y es ahí cuando Lil Gator funciona tan bien. En resumen: es un mundo abierto muy tierno y que te dará unas tres horitas suaves y dulces.

Cautivador

Sin sello
Lil Gator Game análisis

Lil Gator Game

Por: Adrián Suárez
Sin sello

Lil Gator Game es un pequeño mundo abierto que funciona como recordatorio de lo importante que es jugar por jugar. Su breve duración ayuda a que sus limitaciones autoimpuestas no molesten demasiado y te centres en eso, en jugar; pero le falta un pelín más de esfuerzo en lo jugable para pasar de experiencia cautivadora a una recomendable, inolvidable e imprescindible. El juego va genial en Steam Deck, donde lo he analizado. Se lo recomiendo a todo padre y madre que suelta una lagrimita cuando ve Bluey con sus hijos. Sí, es mi caso.

Comprar Lil Gator Game
5 cosas que debes saber:
  • Tiene un estilo gráfico cartoon muy tierno y bonito
  • Es una relectura de Breath of the Wild tremendamente dulce
  • No hay muerte ni reto, solo disfrute libre e infantil dicho en el mejor de los sentidos
  • Está en inglés y es una pena, porque su humor es vibrante
  • Un  mundo abierto pequeñito, perfecto para niños, papás y mamás
Jugadores: 1
Idioma: Textos en Inglés y voces en Inglés
Duración: 3-5 horas
VÍDEO ESPECIAL

8.394 visualizaciones

Los 19 RETRASOS más POLÉMICOS en la historia del VIDEOJUEGO

Siempre es preferible que un juego llegue tarde pero que lo haga bien a que se estrene con prisas plagado de errores, o sin todo lo que prometió. Esta es una máxima que no pocos creativos en la industria del videojuego han repetido a lo largo de los años pero, ¿qué pasa cuando...