Ridge Racer Unbounded: Impresiones jugables

Ridge Racer Unbounded: Impresiones jugables
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Hacía ya bastante tiempo que no disfrutábamos de una nueva entrega de la veterana y popular saga de velocidad de Namco Ridge Racer. Pero eso está a punto de terminar, ya que los finlandeses de Bugbear están ultimando la nueva edición Unbounded.

Poco o casi nada va a tener que ver esta nueva incursión de Ridge Racer dentro de la línea clásica marcada por esta popular saga de velocidad. Puede que lo único que siga inalterable en Unbounded en relación a las pasadas entregas de la franquicia vaya a ser su clara vertiente arcade, pero todo lo demás experimentará un reseteo en toda regla. Esas son las impresiones que nos ha dejado el título tras probarlo en un evento organizado por la propia compañía Namco Bandai Partners, donde pudimos pisar a fondo el acelerador en una beta preliminar bastante avanzada.

Eso sí, sólo pudimos probar el modo multijugador del título, que por cierto funcionaba realmente bien, por lo que no nos fue posible degustar nada nuevo acerca del ya anunciado modo de juego individual que nos sumergirá en el terreno de las bandas urbanas.

¿Ridge Racer?
Todos conocemos muy bien las virtudes y características de los Ridge Racer tradicionales. Tono arcade, un control de los vehículos muy sencillo e intuitivo, coches rápidos y ficticios, lucha contra el crono y derrapes, muchos derrapes. Bien, pues solo algunos de estos ingredientes van a seguir estando bien presentes en esta nueva incursión de la serie, si bien todo lo demás será totalmente nuevo.

Y es que el cambio en el estudio de desarrollo de esta nueva producción basada en Ridge Racer se dejará notar. El equipo a cargo del proyecto es Bugbear, un estudio finlandés conocido por su trabajo en FlatOut, otro arcade de conducción. En líneas generales el juego poseerá un toque mucho más “occidental”, por así decirlo, asemejándose mucho a títulos como Burnout, Split/Second o incluso Blur.

Por ejemplo, la estética que mostrará el juego tendrá poco que ver con lo visto en pasadas ediciones. En este caso los entornos serán más realistas y estilizados, basándose en ciudades reales como Nueva York. Precisamente uno de los puntos más interesantes que ostentará esta nueva entrega de Ridge Racer será el editor de ciudades/circuitos. A nuestra disposición tendremos una herramienta tan completa como sencilla, que nos permitirá crear trazados bastante vistosos y originales desde cero en cuestión de minutos. De hecho, su facilidad de uso es uno de los puntos de los que se muestran más orgullosos sus creadores, siendo una de las funciones más llamativas de Ridge Racer: Unbounded.

Ridge Racer: Unbounded tendrá poco que ver con pasadas entregas de la serie, acercándose más a juegos como Burnout o Split/Second.
Ridge Racer: Unbounded tendrá poco que ver con pasadas entregas de la serie, acercándose más a juegos como Burnout o Split/Second.

Control inédito
Pero donde más se va a dejar notar la mano de Bugbear va a ser en el sistema de control que integrará el título. Ya podéis iros olvidando del manejo clásico de la serie de Namco, porque Unbounded no tendrá nada que ver.

De entrada y a pesar de su sello arcade, RR Unbounded ofrecerá un manejo algo más preciso y realista que lo habitual en la serie. Aparte de esto, una de las señas de identidad de la franquicia, los derrapes, se ejecutarán de manera diferente. Para llevarlos a cabo primero habrá que pulsar un botón para, acto seguido, girar el stick de control en la dirección deseada para que nuestro coche se cruce. Una vez hecho esto, nuestra labor consistirá en enderezar nuestro vehículo para adaptarlo a la inclinación de cada curva y evitar que efectúe un trompo. En fin, que esta faceta se desmarcará por completo de la experimentada antaño.

Además y a medida que realicemos tanto derrapes como otras acrobacias (saltos, etc.) se irá rellenando un medidor que aparecerá en la parte inferior, el de Fuerza (Power). Dicha barra nos permitirá impulsar a nuestro vehículo durante breves instantes, lo que nos permitirá ir más rápido… y de paso embestir a nuestros rivales y destrozar partes de los decorados que, en ocasiones, nos permitirán tomar rutas alternativas.

El control de los vehículos será bastante diferente del tradicional, algo que se notará sobre todo a la hora de efectuar los derrapes.
El control de los vehículos será bastante diferente del tradicional, algo que se notará sobre todo a la hora de efectuar los derrapes.

Técnicamente el título presentará un buen nivel. Por lo que hemos podido comprobar, la sensación de velocidad estará bastante conseguida y a pesar de eso, todos los entornos se mostrarán sólidos y detallados. En cualquier caso, lo más destacado en este sentido será el carácter destruible de todos los objetos (o al menos de la inmensa mayoría) que aparecerán en cada uno de los circuitos. Así, podremos llevarnos por delante cajas, conos de tráfico, muros enteros, mobiliario urbano de diversa clase y otras construcciones a lo largo de cada carrera, lo que aumentará la vistosidad de las mismas.

En lo que respecta a los coches, a pesar de que todos ellos serán (al menos a priori) ficticios, se parecerán sospechosamente a deportivos de marcas muy conocidas internacionalmente, presentando todos ellos sus propias prestaciones en materia de aceleración, velocidad y demás parámetros. Por otro lado y a pesar de su componente arcade, la física de todos ellos será más bien realista, pudiendo incluso dar varias vueltas de campana tras ser partícipes de algún accidente en carrera. Y ya os avisamos que esto será una constante durante los duelos multijugador.

Ridge Racer Unbounded será uno de esos juegos de velocidad “pick ´n play” que tan de moda están en los últimos tiempos. Su clara semejanza con títulos tipo Burnout o Need for Speed satisfará a la gran mayoría de usuarios, si bien puede que los más veteranos echen de menos la esencia original.

Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

8.394 visualizaciones

Los 19 RETRASOS más POLÉMICOS en la historia del VIDEOJUEGO

Siempre es preferible que un juego llegue tarde pero que lo haga bien a que se estrene con prisas plagado de errores, o sin todo lo que prometió. Esta es una máxima que no pocos creativos en la industria del videojuego han repetido a lo largo de los años pero, ¿qué pasa cuando...