Unos tatuajes, origen de una demanda contra Take Two por la serie de lucha libre WWE 2K

Unos tatuajes, origen de una demanda contra Take Two por la serie de lucha libre WWE 2K
Facebook Twitter Flipboard E-mail

El debate gira en torno a los derechos de la editora para reproducir la obra de los artistas de tatuaje en sus juegos.

Las demandas en los videojuegos son algo común. Las hay por uso indebido de imagen, violación de patente, incumplimiento de contrato, etcétera. Pero esta es ciertamente inusual y resulta por demás interesante. Resulta que Take-Two Interactive, la editora detrás de los juegos de Rockstar, 2K Sports y más, hace frente a una demanda por violación de derechos de autor, debido a la reproducción y aparición de 5 tatuajes de Randy Orton en la saga de lucha, WWE 2K.

WWE y Take-Two copiaron su trabajo

Desde 2009, la artista de tatuajes, Catherine Alexander, ha buscado que la WWE le ofrezca alguna forma de compensación por la reproducción y el uso comercial de su obra, misma que figura en los brazos del luchador profesional Randy Orton, y ha logrado que una jueza de Illinois, Stacy Yandle, conceda crédito parcial al alegato de que WWE y Take-Two copiaron su trabajo y ella quizá merezca compensación por daños, lo cual se decidirá en un juicio.

2K Sports ya enfrentó una situación similar una vez, pero relacionada con NBA 2K. En aquella ocasión, un juez de Nueva York falló a favor de la editora, al concluir que la reproducción de tatuajes de jugadores de baloncesto constituía un uso justo y, en todo caso, suponía una reproducción mínima de material con derechos de autor. Pero esta vez, no corrieron con la misma suerte.

Imagen de WWE 2K20

"Se ha logrado invocar una defensa exitosa para permitir la copia de una porción pequeña y, a menudo, insignificante de trabajos con derechos de autor, no la copia completa de trabajos en su totalidad, como ocurrió aquí", explicó la jueza Yandle en su alegato, publicada apenas hace un par de días. "No queda claro si Alexander y Orton discutieron formas permisivas de reproducción y distribución de trabajos de tatuaje o si cualquier forma implícita de licenciamiento, abarcaba derechos de sublicenciamiento que dieran a Orton la atribución de permitir a terceros copiar los trabajos de tatuaje de Alexander", añadió y, por tanto, irán a juicio.

El asunto va más allá. Take-Two alega, de acuerdo con la sentencia, que Alexander dio permiso a Orton para desplegar los tatuajes en su cuerpo y la editora estaría haciendo lo mismo, mostrarlos sobre los brazos del luchador, pero luego está el asunto de la autenticidad como atributo comercial. "Los acusados alegan que la evidencia establece que los consumidores no compran WWE 2K por los tatuajes. Pero otra evidencia muestra que los consumidores sí compran WWE 2K por la autenticidad del aspecto de los luchadores."

Se desconoce cuándo se llevará a cabo el juicio. Lo cierto es que no es la primera vez que artistas demandan a editoras por tatuajes en videojuegos. Pasó con NFL Street y pasó también con UFC Undisputed 3. Entretanto, la saga WWE 2K pasa por un hiato, pero hay otro juego licenciado de lucha este año, con un corte de fantasía y la presencia, justamente, de Randy Orton.

Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

1 visualizaciones

Los MEJORES MOMENTOS de los PREMIOS 3DJUEGOS by Doritos 2022

Por segundo año consecutivo la industria del videojuego en España se reunió para celebrar los Premios 3DJuegos by Doritos, un gran evento en el que se dieron a conocer los galardones a los títulos más importantes de 2022, con candidatos tan exitosos como Elden Ring, God of War...