Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Opinión

El menú de la nueva generación: ¿en qué se diferencian la interfaz de PlayStation y Xbox?

Las dos máquinas de nueva generación han presentado sus menús y ambos nos hablan del carácter de la compañía que hay detrás.

Por / 77 comentarios
Xbox Series S

Sony ha presentado su interfaz para PlayStation 5 y lo cierto es que no deja indiferente a nadie. Puede que los menús sean algo meramente funcional; al fin y al cabo, sirven para acceder al contenido y los juegos siguen siendo los mismos, pero personalmente me es inevitable fascinarme por ellos cuando adquiero una consola de nueva generación. Es lo primero que ves. Enciendes la máquina y puedes pasar un buen rato navegando por ellos, familiarizándote con las opciones y descubriendo qué puedes hacer con respecto a las otras consolas. Es un poco como un creador de personajes en un juego de rol: no es el juego en sí, probablemente no veas mucho a tu personaje si es un juego tipo Elder Scrolls, pero, oye, tu horita toqueteando opciones no te la quita nadie.


La cuestión es que sí, quizá tenga una idea romántica de algo que es una herramienta, pero me gusta la novedad de un menú pensado desde cero. El de PS5 todavía no ha mostrado todas sus funciones; de hecho, lo que más me interesa, que es ver cómo gestiona nuestra biblioteca de juegos, todavía no se ha visto. Pero no hay duda de que han trabajado para ofrecer ese efecto "wow". El juego se queda reproducido de fondo (lo cual es curioso, porque me pareció en el vídeo que no se pausa automáticamente al acceder al menú) y todo funciona con una serie de tarjetas para consultar información adyacente. La base del menú queda ahora relegada a la parte inferior de la pantalla o en la superior cuando vamos al Inicio.



No hay duda de que Sony ha trabajado para ofrecer un efecto 'wow' con los menús de PS5Microsoft, por su parte, ha tomado aquí una actitud más conservadora, y ha optado por aplicar el menú más reciente de Xbox One a Series X y S. Voy a ser franco: pierde ese efecto de novedad cuando compras una nueva consola. Pero más allá de mi mera opinión, que solo es eso, me interesa comprender las razones detrás de ello. Lo cierto es que Xbox siempre ha tenido una visión distinta de lo que es una interfaz de consola desde Xbox 360. Los que recordéis la pasada generación de Microsoft sabréis que el primer menú no tenía nada que ver con el último y, por el camino, hubo unos cuantos cambios sustanciale. En cambio Sony parece crear un menú para toda la generación, con pocos cambios.


Así que, ¿me gustaría un menú diferente en Xbox Series X? Probablemente sí, pero también es verdad que durante Xbox One he sufrido mucho la interfaz, que tenía algunas ralentizaciones a la hora de navegar por ella y en esta última actualización es tan accesible y va todo tan fluido que casi prefiero que de momento no la toquen. Teniendo claro que la filosofía de Xbox es la de no hacer caso a las generaciones y cambiar el menú cuando consideren, es probable que veamos cambios sustanciales en unos años.



La interfaz de Xbox es tan accesible y va tan fluida que casi prefiero que de momento no la toquenPero también es cierto que esa actitud conservadora en los menús hace que no veamos opciones que van más allá de lo estético. PlayStation 5 parece haber apostado por un sistema de ventanas picture-in-picture, que permiten desde ver las partidas de un amigo hasta visualizar clips a modo de guías dentro del juego (le ha declarado la guerra a los walkthrough de Youtube, *glup*). Y seamos más afines a este tipo de características, sí dan una sensación de "novedad". También habrá que ver cuántos estudios se suman a ello, porque crear un sistema de guías para tus juegos significa trabajo extra que hay que hacer, así que no sé si será una opción voluntaria para las compañías.


En definitiva, los nuevos interfaces de las máquinas son una muestra más de que tanto Xbox como PlayStation están buscando una marcada identidad en la nueva generación. Pese a que a todos nos pilló con el pie cambiado cuando Sony anunció que algunos de sus exclusivos, como Horizon Forbidden West, podrán jugarse en ambas generaciones, su talante sigue siendo rupturista, creando una consola que se sienta distinta desde que pulsas el botón de inicio. Microsoft, por su parte, busca el carácter familiar del ecosistema: que juegues donde juegues, sientas que estás en un mismo entorno (de ahí la famosa frase, y un tanto manida, de Spencer de "poner al jugador en el centro de la experiencia"). Y también es una filosofía correcta para lo que ellos quieren conseguir.


Imagen de Xbox Series S

Por rematar, podemos ver que lo mismo se aplica al resto: el menú de Nintendo Switch es básico, funcional, sin alardes de ningún tipo y que en lo que lleva con nosotros la consola no ha sufrido cambios; prueba de que, para Nintendo, no existe la experiencia más allá de los juegos. Un menú debe ser un sistema de casillas para ejecutar software, y ya. Steam, por su parte, también se ha caracterizado por tener un carácter bastante inmovilista, aunque en los últimos años se han puesto un poco las pilas, sobre todo con la biblioteca (aunque en mi opinión aún es mejorable).


En definitiva, los menús no son lo más importante de una máquina, o de un PC. Pero están ahí, convivimos con ellos y a la larga pasamos muchas horas en ellos, navegando por sus tiendas, sus bibliotecas y sus opciones extra; y hay que trabajarlos bien. En el caso de PlayStation y Xbox, creo que son un buen resumen de sus distintas identidades. Y, honestamente, eso es una de las cosas que más busco para estas compañías: que tengan identidad propia y ganas de diferenciarse.


Más sobre: PlayStation 5, Xbox Series X, Xbox Series S, Interfaz, Sony, Microsoft y Opinión.