Es hora de que veas la campaña de marketing más agresiva y perturbadora de la historia de los videojuegos

Es hora de que veas la campaña de marketing más agresiva y perturbadora de la historia de los videojuegos

El Canal Pirata Sega invadió los televisores usando la transgresión e irreverencia para cautivar a los jugadores y vencer comercialmente a Nintendo.

4 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
Canal Pirata Sega

Era el año 1993 y las consolas de 16 bits ya llevaban tiempo en activo. En el ring para alzarse con el mayor número de jugadores había dos poderosos contendientes. En un rincón estaba Sega con su flamante Megadrive, que se había hecho ya con una importante cuota de mercado. Enfrente tenía a Nintendo con su Super NES, todo un peso pesado que llegó más tarde a la contienda, pero que había demostrado un gran estado de forma y amenazaba con quitarle usuarios. Alguien podría haber pensando que no iban a producirse golpes bajos, que habría fair play, pero estábamos en los años 90 y todo estaba permitido.

Sega lanzó una campaña de marketing de lo más agresiva que en territorio estadounidense se plasmó en mensajes tan recordados como "Genesis does what Nintendon't", además de un sinfín de historias que sirvieron al autor Blake J. Harris para crear el interesante libro Console Wars. Sin embargo, probablemente la cúspide de esta lucha tan encarnizada esté en el Canal Pirata Sega, una iniciativa de lo más rompedora, que no tenía en cuenta para nada la ética publicitaria.

Cuando Sega invadió tu televisor

A diferencia de campañas anteriores, la publicidad empleada por el Canal Pirata Sega (conocida como Sega TV en otros territorios) tenía un alcance más global e invasivo. Sí, como lo escuchas. La naturaleza de los anuncios era disruptivo, que se presentaban como si la emisión hubiese sido pirateada para que prestases atención a todo lo que tenían que ofrecerte las consolas Megadrive y Game Gear. Una calavera parlante irrumpía en la pantalla de tu televisor, acompañada de un señor muy extravagante que daba paso a anuncios de los juegos. Perturbador.

La naturaleza de los anuncios era disruptivo, que se presentaban como si la emisión hubiese sido pirateada

Como comenta la responsable de marketing de Sega por aquel entonces en España, el objetivo consistía en emitir una serie de spots cortos durante dos semanas para generar expectación, y a continuación bombardear las televisiones con un anuncio de 2 minutos de duración. Todo esto en un corto periodo de tiempo (campaña de Navidad), hasta alcanzar las 1.500 emisiones en las televisiones españolas y con una media de aparición de 15 veces diarias. Desde luego, era una campaña de lo más ambiciosa.

En concreto, existía una cinta VHS promocional que, con el título de Si tienes Megadrive ¡Ríete del mundo!, condensó en poco más de 13 minutos el espíritu de la campaña de marketing. El vídeo empezaba mostrando imágenes de vertederos, con mensajes como "la putrefacción es evidente", "esto es pura basura" o "los que eligieron mal se desprenden de sus viejos sistemas de diversión". Todo mientras se ve una montaña de desechos siendo arrastrada por excavadoras.

Tras este duro preámbulo claramente dirigido a la competencia (Nintendo), empezaban a desfilar videojuegos de Megadrive como Shinobi, Gunstar Heroes, Jurassic Park, Street Fighter II y un largo etcétera. Siempre realzando los gráficos y la potencia de la máquina. El vídeo tenía varias perlas, como cuando llega el turno de mostrar el periférico Mega-CD y el locutor suelta un "esto no es un juego de niños" y un "para los que supimos elegir". Las referencias eran explícitas, vendiéndote en todo momento que Sega estaba a otro nivel, con un estilo dirigido a un público adolescente y hasta adulto, valiéndose de un fuerte toque cringe, el típico que veían tus padres y arqueaban la ceja preguntando qué demonios habías puesto en la tele.

El estilo de la campaña diseñada por la agencia británica WCRS era irreverente y transgresor, tratando de distanciarse de la filosofía más familiar de Nintendo. Sin embargo, con la llegada de Sega Saturn el enfoque giró hacia una publicidad más sofisticada. En la compañía pensaban que los usuarios habían madurado y que lo que sirvió en el pasado no podría volver a tener éxito en aquel momento. Hacia el año 1995, Sega dio carpetazo a aquella curiosa iniciativa.

Sirva el Canal Pirata Sega para comprobar la tensión comercial que se vivió a principios de los noventa entre Sega y Nintendo, las cuales lucharon encarnizadamente por vender el mayor número de juegos y consolas. En otra ocasión os traeré alguna batallita entre estos gigantes del videojuego, ¿conoces alguna? Y sobre todo, ¿experimentaste esta campaña en particular? Cuéntanoslo en los comentarios.

Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

6.756 visualizaciones

Los 20 JEFES MÁS DIFÍCILES de ELDEN RING: SHADOW OF THE ERDTREE

Solo han pasado unos pocos días desde que llegó el DLC de Elden Ring, Shadows of the Erdtree, y los jugadores ya están sufriendo de lo lindo con sus jefes. Ante todo tengamos paciencia, es un juego largo, con mucho que explorar que nos ayudará a lidiar mejor contra estos grand...