Bill Gates lleva años usando la regla de las 5 horas para mejorar su productividad, y mezclarla con el teletrabajo ha resultado ser toda una sorpresa

  • Cómo mezclar la regla de las cinco horas de Bill Gates con el teletrabajo

  • Barack Obama, Elon Musk y Mark Zuckerberg también siguen la misma regla de productividad

Bill Gates
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Sacar hueco para transformar tu vida, ya sea a base de expandir tus conocimientos, mejorar tu productividad, o simplemente acudir a un hobby que te ayude a desconectar,  no parece especialmente cómodo en una realidad laboral en la que no hay hueco para mucho más. Precisamente por eso la regla de las cinco horas de Bill Gates resulta tan prometedora, especialmente si aprovechamos las bondades del teletrabajo para poder aplicarla.

Abrazada por otros líderes y CEO como Barack Obama, Elon Musk, o Mark Zuckerberg, la idea detrás de la regla de las cinco horas es tan simple como reservar una hora de cada jornada con la intención de crear un hábito. Tras buscar un hueco que cuadre con tu horario, deberás dedicar ese tiempo a un objetivo específico, como puede ser empujarte a recuperar la afición por la lectura, aprender algo nuevo, o como ha sido mi caso durante las últimas semanas, potenciar tu productividad con alguna estrategia concreta.

Cómo mezclar la regla de las cinco horas de Bill Gates con el teletrabajo

En base a mi experiencia, y pese a que sobre el papel parece fácil cuadrar una hora diaria, lo cierto es que al estar fuera de tu rutina habitual requiere un empujón adicional de esfuerzo y compromiso, especialmente durante las primeras semanas. Para ayudar a mantener ese ritmo, marqué en mi calendario que cada día me sentaría frente el ordenador una hora antes de cara a cumplir mi objetivo: probar distintas fórmulas de organización con la intención de crear una biblioteca de ideas a la que pueda acudir de forma fácil y rápida cuando las noticias de actualidad empiecen a escasear y busque algo sobre lo que escribir.

Pese a que la pereza de los primeros días, y algún que otro fuego, me obligó a llevar esa hora hasta la tarde, la concentración y el entusiasmo no tenía nada que ver con aquellos días en los que había conseguido cubrir esa hora durante la mañana. Sumemos ahí el cansancio acumulado durante el día y las ganas de desconectar, y ya tienes el cóctel perfecto para hacerte tropezar. Apenas dos días perdidos fueron suficientes para volver al horario de mañana e intentar forzar ese hábito.

Desde entonces la regla de las cinco horas no sólo me ha resultado de lo más útil a la hora de organizar el día, cuadrando tanto las necesidades laborales como de mi vida personal que iban a requerir mi atención durante las siguientes horas, también me he forzado a guardar otro hueco adicional sin distracciones con la regla de las 5 horas, esta vez a última hora del día, para intentar leer un libro a la semana y retomar una pasión por la lectura que abandoné hace años.

En 3DJuegos | La ciencia quiere zanjar la batalla entre el teletrabajo y volver a la oficina mediante un estudio, y sus datos tienen a un claro vencedor

En 3DJuegos | Disney quería construir Disneyland en España. Las cuatro ciudades planeadas se descartaron por un problema que seguimos arrastrando, la comunicación

VÍDEO ESPECIAL

1.245 visualizaciones

20 RPGS donde tus DECISIONES de VERDAD IMPORTAN

Nos gustan los videojuegos de rol, y nos encantan los títulos en los que hay que tomar decisiones. Por eso hemos decidido confeccionar una lista con nuestros veinte RPG y JRPG favoritos en los que elegir es clave. Para seleccionarlos nos hemos tomado muy en serio las repercusi...