El regreso de una de las series de estrategia mejor valoradas: capitalismo vs socialismo en Victoria 3

El regreso de una de las series de estrategia mejor valoradas: capitalismo vs socialismo en Victoria 3
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Más de 10 años después de la publicación de Victoria II, Paradox ha aprovechado su evento PDXCON Remixed para anunciar, por fin, Victoria III. Mucho más pulido que su antecesor pero manteniendo el mismo espíritu: ser un enorme juego de estrategia centrado en un periodo clave de nuestra historia: el victoriano.

El juego original de la ahora trilogía de estrategia a gran escala, Victoria: An Empire Under the Sun, se publicó en el año 2003. En 2010 salió su secuela: Victoria II, y otros diez años después se acaba de anunciar su continuación: Victoria III. En esencia, el corazón del juego siempre se ha mantenido intacto, y eso tampoco cambiará en esta tercera parte: hemos de dirigir a nuestra nación y a su población hacia el éxito, hacerla crecer y disfrutar del futuro al que nuestra decisiones la lleven. Toda la gestión se produce en menús y observando un gran mapamundi desde el cielo. Y como ha ocurrido con el desarrollo, creación y publicación de estos tres títulos, todo ocurre poco a poco, disfrutando de ver el tiempo pasar y asimilando, sin prisas, todas las opciones que tenemos a nuestra disposición. Durante la PDXCON Remixed pude asistir a una presentación del juego. Mikael Andersson, diseñador del juego, y Martin Anward, director, hicieron de anfitriones y me explicaron todas las novedades y particularidades de esta entrega.

Victoria III es un videojuego sabiamente continuista con sus antecesores. El motivo es que Victoria II ya tenía unos sistemas de juego que funcionaban muy bien. Por lo tanto, esta tercera entrega ha decidido mantener una de las claves de sus antecesores: ser una simulación dinámica en la que todo lo que hacemos tiene impacto sobre la población, solo que arreglando, perfeccionando y afinando mucho todos sus sistemas jugables. El juego está ambientado entre 1846 y 1946. No jugamos como un jugador, sino como un país. En función de si elegimos ser Prusia, Rusia o España, por ejemplo, tendremos una población diferente. Mikael nos mostró que Prusia contaba con muchos capitalistas con sus propias formas de vivir, ideologías, tradiciones y religión. Podremos ver su reacción a todas las decisiones políticas, económicas y sociales que tomemos. Serán la vara de medir de todo lo que hagamos.

En Victoria III podremos influir en los mercados, intercambiar bienes con otras ciudades, comprar, vender y producir

Podremos comprobar sus reacciones en tiempo real, ya que, como he explicado, Victoria III es un simulador dinámico. Martin Anward nos ha asegurado que han reunido a todos los diferentes tipos de conjuntos poblacionales de la época, lo que aporta variedad y le da muchísimo sentido a preferir jugar con un país u otro en esta apasionante era. En Victoria III podremos influir en los mercados, intercambiar bienes con otras ciudades, comprar, vender y producir. Tendremos que hacer prosperar la industria, darles trabajo a los ciudadanos, herramientas para que se desarrollen como pueblo, y expandirnos. A medida que me explicaban los pormenores del juego, Mikael Andersson iba abriendo ventanas y menús. Se nota mucho de forma positiva algo que ambos dijeron al final de la presentación: "no solo queremos atraer a los jugadores de Victoria de siempre, sino también a nuevos jugadores", y se notó porque. Aunque había muchísimas opciones, mecánicas y dinámicas, todo el entorno era muy, muy legible y comprensible.

Victoria III es un gran juego de estrategia en el que todo afecta a las personas

El regreso de una de las series de estrategia mejor valoradas: capitalismo vs socialismo en Victoria 3

Los diferentes ciudadanos se organizan en grupos sociales que combinan su visión económica y religiosa. En la presentación mencionaron a protestantes, industrialistas y capitalistas. Y reaccionarán de forma diferente a la recaudación de impuestos; y muchos pueden sufrir discriminación, lo que te conducirá a tener que pensar en políticas migratorias. Es decir, todo gira en torno a ellos. "La ciudad es su población", insistió Mikael. La idea de Victoria III no es ofrecer una visión realista de lo que ha acontecido en este siglo, al contrario. Mikael se reía al decir: "nunca va todo cómo está escrito en los libros de historia". ¿Y por qué? Pues porque lo divertido será jugar con todas estas variables, ver qué pasa, solucionar los problemas que generemos y seguir avanzando.

El regreso de una de las series de estrategia mejor valoradas: capitalismo vs socialismo en Victoria 3


El regreso de una de las series de estrategia mejor valoradas: capitalismo vs socialismo en Victoria 3

Por supuesto, no todos los capitalistas piensan igual sobre temas políticos o religiosos. Por eso tendremos un menú para cada elemento de su personalidad y para comprender las fluctuaciones en sus razonamientos. A nivel político y económico podremos tomar decisiones continuas sobre derechos civiles, educación o derechos humanos que lo pondrán todo patas arriba. También tendremos que tener mucho cuidado con nuestros vecinos. Victoria III cuenta con un extenso sistema de diplomacia en el que podremos tanto perfilar nuestra actitud general como qué decisiones en concreto tomamos sobre una cuestión u otra. Por ejemplo, podemos decidir a través de la selección de comandos en un menú: mejorar o empeorar nuestras relaciones, crear un conflicto, generar influencias… Y todo eso tendrá repercusión en nuestros ciudadanos. La clave será buscar un equilibrio entre cómo es nuestra población y lo que nosotros deseamos para ellos. ¿Con quién queremos tener buena amistad? ¿Con qué país decidimos entrar en guerra? ¿Y cómo lo valorará eso nuestra población? Sobre esto, Martin destacó que la parte de la diplomacia es una que se han tomado especialmente en serio en Victoria III.

Siguiendo con la estela de Victoria II, "podremos ejercer bully a nuestros vecinos para generar tensiones y robarles tierras". Esto se resuelve a través de la opción Diplomatic Play. Es una mecánica basada en movimientos: yo hago esto, el otro país hace otras cosas, como si fuera una partida de ajedrez. Ocurren incidentes que hay que ir solucionando, y pueden acabar en conflicto armado o no. En esta fase del juego es importante analizar el potencial militar del enemigo y cotejar tus estadísticas con las del país del que quieres algo. Digamos que aquí es de donde recogemos los frutos de todo el desarrollo industrial, económico y militar que hemos ido desarrollando a lo largo del juego. Estas acciones, a su vez, pueden crear tensiones con otros países del mundo, que afectarán a nuestra reputación y a nuestros ciudadanos. Todo está conectado. Es por eso que lo que ocurra en nuestra Europa no será nunca la misma que la de otro jugador.

La tecnología será esencial en Victoria III

El regreso de una de las series de estrategia mejor valoradas: capitalismo vs socialismo en Victoria 3

]Las impresiones que me he llevado del juego son muy positivas

En esta era de cambios, la tecnología es esencial. Tendremos un árbol para ir escogiendo cómo evoluciona nuestro país. Una vez más, una decisión puede condenarnos o concedernos el favor de los nuestros. Mucho cuidado con optar por vías tecnológicas pacifistas si vivimos cerca de según qué países con tendencias hostiles. Martin quiso terminar la presentación explicándome lo esencial de esta tercera entrega: "Victoria III es un videojuego sobre modificar y ver crecer a tu sociedad", y en eso se han centrado, en pulir todos sus sistemas, en hacer del juego uno más bonito, comprensible y agradable de ver. Y creo que eso lo han logrado. Ha sido sencillo entender cómo una decisión influía en otro elemento del juego, pero, todo ello, sin afectar a la interesante complejidad que este tipo de títulos necesitan.

Las impresiones que me he llevado del juego son muy positivas. Me ha parecido muy interesante poder reiniciar el juego siendo otro país, la idea de que el medidor de todas tus acciones sean grupos sociales reales, pero que, a su vez, Victoria III te deje reescribir la historia. Los cambios artísticos me resultan muy acertados y la navegación por sus menús también. Esta presentación se centró en explicarnos el grueso de sus sistemas de juego. Ahora solo falta probarlo y comprobar de primera mano cómo es el ritmo del título, hasta qué punto nuestros conciudadanos pueden revolverse contra nuestras decisiones o cómo podemos llegar a alterar el orden mundial con malas políticas.

Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

8.394 visualizaciones

Los 19 RETRASOS más POLÉMICOS en la historia del VIDEOJUEGO

Siempre es preferible que un juego llegue tarde pero que lo haga bien a que se estrene con prisas plagado de errores, o sin todo lo que prometió. Esta es una máxima que no pocos creativos en la industria del videojuego han repetido a lo largo de los años pero, ¿qué pasa cuando...