Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Llevo 2 meses con Steam Deck y ha cambiado mi forma de jugar en PC para siempre

Llevo 2 meses con Steam Deck y ha cambiado mi forma de jugar en PC para siempre

Por  /  6 de mayo de 2022       

Ya han cumplido más de dos meses desde que recibí Steam Deck. ¿Ha cumplido mis expectativas? ¿La uso habitualmente? Así ha sido mi experiencia con la "consola" de Valve.

Creo que es, hasta cierto punto, normal dudar de una máquina portátil creada por Valve. Hasta el momento, la compañía de Gabe Newell no ha tenido mucho éxito en el hardware, que digamos. Por tanto, muchos jugadores podrían estar dudando si realizar el desembolso en esta portátil es un buen movimiento. Yo, después de dos meses con ella, ya tengo la respuesta. Y la respuesta es que, para mí, sin ninguna duda ha merecido la pena. No creo que se pueda analizar si la consola merece lo que cuesta a rasgos generales, como sucede con otras consolas. Steam Deck es una máquina que te pregunta primero qué uso quieres darle. En mi caso lo he tenido claro y mis horas dentro de la plataforma de Steam se han multiplicado más de lo que sospechaba. Ha habido dos factores que creo han sido decisivos: el primero es algo que ni siquiera máquinas parecidas más potentes parecen poder (o más bien querer) igualar: el touchpad de la consola. Tener esas dos superficies significa emular las características de un ratón, lo que abre la máquina a una experiencia más que cómoda con determinados géneros como juegos de estrategia y aventuras gráficas.


¿El resultado? He estado estos dos meses aprovechando verdaderamente el catálogo acumulado durante muchos años. Sí, ese que siempre dices "ya me pondré" y al final nunca lo haces con tanta novedad que siempre viene. He desempolvado un montón de aventuras modernas y clásicas que quería jugar y rejugar y la consola me ha llenado de nostalgia y, sobre todo, ha logrado que varíe un poco mis sesiones de juego porque me resulta más cómodo jugarlas tirado en un sofá que sentado en la misma mesa en la que estoy todo el día machacando este teclado.



La otra vertiente se la han llevado los indies y juegos de otras generaciones. Tanto algunas obras clásicas que he rejugado como las últimas que han salido se han adecuado perfectamente a la máquina. He podido variar mis partidas de Rogue Legacy 2 y Loot River entre el PC y Steam Deck y ha sido muy cómoda la experiencia. En algunos casos, ha ayudado otra característica del SteamOS: las plantillas. El trabajo que ya se había hecho con el Steam Controller se ha aprovechado para tener una librería de esquemas de control cómodos y a los que puedes añadir y editar los comandos que quieras.



Suscríbete al canal de 3DJuegos en YouTube


Con algunos emuladores, por ejemplo, me ha resultado cómodo configurar botones extra para acceder a los menús o a determinadas funciones del emulador. Poco a poco, además, otras tiendas que no son de Steam empiezan a ser cada vez más fáciles de usar sin instalar Windows. A través de la aplicación Heroic Launcher, he podido acceder a la tienda de Epic y GOG y, aunque no funcionan todos los juegos, lo cierto es que un gran número de ellos sí lo hace, y se van añadiendo más a medida que se mejora la compatibilidad con Proton.


¿Dónde quedan entonces mis sesiones con los juegos más modernos? Pues, sinceramente, de forma muy residual. Como comentaba antes, Steam Deck te pregunta qué tipo de jugador eres. Yo sabía que quería esta máquina para resucitar mi catálogo acumulado y devolverme a otras épocas del videojuego, además de aprovechar todo el catálogo independiente clásico y moderno. Las experiencias más modernas y de gran calibre no me interesan tanto, porque prefiero disfrutarlas en una pantalla grande y al máximo rendimiento.



La máquina se está comportando francamente bien con los últimos títulos del mercadoLo cual no significa que no puedan jugarse. La máquina se está comportando francamente bien con los últimos títulos del mercado, sobrepasando los 30 frames por segundo. Sigo viendo los sticks poco precisos, sobre todo debido a esa superficie resbaladiza que hacen que no pueda ser tan preciso, pero lo cierto es que he escuchado pocas quejas a este respecto, así que debe ser cosa mía. Lo importante es que, cuando pienses en comprar Steam Deck, no analices tanto la consola como a ti mismo. ¿Qué juegos quieres disfrutar? ¿Tienes un buen número de títulos acumulados que pueden ser más atractivos gracias a ella? ¿Vas a aprovechar sus funciones únicas? En mi caso, ya sabía la respuesta a todas estas preguntas y además, al jugar a juegos más modestos, la batería se me antoja realmente duradera. Se ha convertido en esa máquina que uso día sí, día también y que me ha ayudado a variar mucho más entre mi catálogo hasta convertirse en una máquina que no será para todo el mundo, pero para mí ya es imprescindible.


Comentarios
Suscríbete a nuestra newsletter:

Recibe un recopilatorio diario y/o semanal de las noticias publicadas:


Diaria (Recibe todas las noticias publicadas en las últimas 24h para no perderte nada)

Semanal (Recibe cada viernes las 10 mejores noticias publicadas desde el último viernes a modo resumen)


No es spam. No compartiremos su correo electrónico. Puede darse de baja en cualquier momento.

Relacionados con este artículo
Steam Deck
Steam DeckLinux
Ver todos (1)