Tengo el corazón dividido entre God of War 2018 y Ragnarok

Tengo el corazón dividido entre God of War 2018 y Ragnarok

36 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
Tengo el corazón dividido entre God of War 2018 y Ragnarok

Mientras jugaba a God of War Ragnarok trataba de quitarme presiones de encima, pese a haberlo cogido con muchas ganas. Y, sin embargo, era muy difícil no comparar cada paso que daba con Kratos con la obra de 2018 firmada por Cory Barlog. Veréis, God of War 2018 es un juego muy especial. Llegó, un poco por el marketing frío que decidió hacer Santa Monica, con menos expectativas que las puestas en este Ragnarok, y lo que vimos en él muchos jugadores fue una sorpresa tanto jugable como narrativa.

El viaje de Kratos y Atreus por la mitología nórdica era tan distinto... tan único. Pero es que además su combate y su gran diseño de niveles, la apuesta por unos entornos grandes, pero sin llegar al mundo abierto; pocas misiones secundarias, pero elaboradas; muchas cosas en este juego me funcionaron muy bien. Así que la pregunta, mientras jugaba a Ragnarok, no dejaba de rondar por la cabeza: ¿superará este juego la experiencia del original?

Es una pregunta, en cierto modo, injusta. Uno avanzó desde cero, desde el diseño sobre papel, mientras que el otro, nunca mejor dicho, cabalgaba a lomos de gigantes. Ragnarok se apoya absolutamente en todo lo construido en el anterior juego: su decisión de la cámara a lo plano secuencia, su estilo de combate, puzles, estructura y las relaciones entre personajes, sobre todo entre los dos protagonistas.

God Of War Pasc 1
God of War (2018)

Hay jugadores que, por tanto, consideran que las secuelas son mejores, porque bueno, tienen todos los elementos de la obra original, pero expandidos y con un desarrollo más ambicioso. Sencillamente, pueden llegar más lejos. Pero hay otros que valoran el trabajo de la primera entrega, porque en el fondo es la que creó todo desde cero, la que trajo las ideas, la que imaginó este tipo de historia, esta forma de combatir, inventó el hacha Leviatán y a un Kratos distinto. Eso también tiene valor.

La primera entrega creó todo desde cero, la que trajo las ideas, la que imaginó este tipo de historia, esta forma de combatir...

De hecho, el mismo paralelismo se puede trazar entre los primeros dos juegos de la saga God of War en los tiempos de PlayStation 2. El primero llegó como una tremenda sorpresa y muchos no podíamos creer lo que estábamos viendo en pantalla. Una de las frases que más recuerdo era precisamente esa: "no me puedo creer que una PS2 mueva esto". Y luego llegó God of War II, con la siguiente generación incluso pidiendo permiso, y muchos vieron un juego más ambicioso, apoyado en las ideas y el planteamiento del original. Incluso los "pasos estrechos" ya fueron ideados por aquel entonces como un truco de carga entre estos niveles tan épicos.

God Of War Pasc 2

God of War 2018 o Ragnarok. ¿Quieres más a papá o a mamá?

Ahora que he terminado Ragnarok por fin, después de un viaje de 50 horas y mucho contenido secundario terminado (todavía me faltan algunos coleccionables menos relevantes que no sé si completaré) lo que me doy cuenta es que no soy capaz ni de contestar a mi propia pregunta: ¿God of War 2018 o God of War: Ragnarok? ¿Valoro más las ideas del juego original o lo enorme y expandido que se siente su secuela?

¿Valoro más las ideas del juego original o lo enorme y expandido que se siente su secuela?

No sé si puedo contestar a esta pregunta pues, como dice el titular, tengo el corazón dividido, pero si puedo concretar: hay cosas que me han gustado mucho más en uno que en otro. Por ejemplo, creo que Ragnarok saca todo el partido a muchos de sus reinos llevándolos a un nivel mucho más ambicioso que probablemente el equipo original quería haber conseguido, pero no pudo. Ragnarok también refina el combate de 2018 y lo acelera un poco, permitiendo combos muy interesantes, aumentando las posibilidades y trabajando el escudo incluso de modo independiente para aumentar las posibilidades y la personalización de Kratos.

Y luego, además de todo esto, están esas otras cosas de las que no puedo hablar porque serían arruinar la experiencia a aquellos que todavía no lo han jugado o completado, y que también forman parte de la experiencia. Porque Ragnarok es un juego de sorpresas.

God Of War Pasc 3
God of War: Ragnarök

Por otro lado, considero a God of War 2018 un juego más personal. Más de autor. Si bien noto la mano de Eric Williams y su amor profundo por esta saga, las constantes referencias y su idea de VIDEOJUEGO en mayúsculas, aprecio la de Barlog a la hora de crear una historia mucho más íntima, que creo que tiene algo más de empaque. Quizá simplemente me parezca algo más redonda porque es también más pequeñita: es la historia de un padre y de un hijo. Sus intenciones son sencillas, pero claras, utilizando la mitología nórdica para hablar de la familia y apoyándose también en personajes como Freya y Baldur para reforzar lo mucho que podemos conectar y sacrificar por nuestros hijos.

Como juego, la primera entrega se antoja algo más reducida; mientras que no veíamos tantos escenarios o personajes de la mitología nórdica, Ragnarok saca la artillería pesada. Pero, con poco, el God of War de 2018 me parece un juego más equilibrado. Es capaz de balancear mejor las porciones de juego y narrativas para hacer un todo mejor mezclado y algo menos compartimentado, logrando que el ritmo fluya a medida que hacemos partes de historia y partes de juego. Ragnarok, en cambio, es una bestia desatada que no tiene ningún pudor en crear porciones completamente separadas de las de la campaña, y zonas de historia que buscan tanto el espectáculo que sacrifican diseño y apertura, conformando zonas más lineales, pero visualmente muy atractivas.

Sin duda, estos dos juegos son parte de un todo. Deben ser vistos como una misma historia de principio a fin mientras que, a su vez, en algunos casos se antojan muy diferentes. Lo bueno es que, en el fondo, no hay que elegir entre ellos. Pero creo que es un buen ejercicio para conocerte mejor como jugador y saber qué aprecias y valoras más de cada uno de ellos.

VÍDEO ESPECIAL

17.698 visualizaciones

Los MEJORES MOMENTOS de los PREMIOS 3DJUEGOS by Doritos 2022

Por segundo año consecutivo la industria del videojuego en España se reunió para celebrar los Premios 3DJuegos by Doritos, un gran evento en el que se dieron a conocer los galardones a los títulos más importantes de 2022, con candidatos tan exitosos como Elden Ring, God of War...