Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Noticia

Naughty Dog profundiza en el complejo sistema de expresiones faciales de The Last of Us 2

El encargado de las animaciones faciales comenta aspectos interesantes sobre el juego; ojo, el artículo contiene spoilers.

Por / 199 comentarios
The Last of Us: Parte II

Uno de los grandes lanzamientos de 2020 ha sido The Last of Us Parte 2. Podrá gustar más o menos, pero lo cierto es que ha dado mucho que hablar y no ha dejado indiferente a nadie. Ahora, gracias a un artículo publicado en el blog oficial de PlayStation, podemos saber más del absoluto cuidado con el que Naughty Dog creó este juego de PlayStation 4. El artículo contiene spoilers, no sigáis si no os habéis pasado el juego.


En el blog entrevistan a Keith Paciello, animador del estudio que estuvo a cargo de la tecnología facial del juego. El desarrollador revela información de cómo se llevó a cabo este sistema, y la realidad es que es sorprendente. En el artículo se pone de ejemplo cómo Ellie mira un cuadro que hay en una habitación del juego cuando el jugador se queda quieto y, si nos fijamos en su rostro, parece estar pensando sobre él. Este tipo de gestos son habituales en el juego, como en los enfrentamientos.


Paciello explica el porqué de esta reacción: "tú, como jugador, usas el mando para que Ellie mire el cuadro, lo que activa un evento de 'mirar al objetivo'. Además, animé los movimientos rápidos de los ojos (sacádicos) como parte de las expresiones faciales en reposo para intentar mostrar un proceso mental. Los movimientos sacádicos, combinados con la dirección de la mirada, crean una sensación de concentración y proceso mental".


Imagen de The Last of Us: Parte II

Las animaciones faciales de The Last of Us 2, uno de los exclusivos de PS4 que no te puedes perder, han sido posibles gracias a la compenetración de varios departamentos del desarrollo. El funcionamiento es "simple": el sistema selecciona una expresión facial (hay veinte estados emocionales diferentes) para los personajes clave que aparecen, entre los que se incluyen protagonistas, compañeros, enemigos e infectados.


Según Paciello, la idea de hacer más expresivos a los personajes llegó mirando la hierba. "Estábamos mirando una brizna de hierba y discutíamos sobre cómo mejorarla. Entonces, movimos la cámara y nos encontramos con un rostro inexpresivo. Me quedé sin palabras. Fue en ese momento cuando me planteé que podíamos añadir pulsos emocionales a los personajes a lo largo de todo el juego", revela.


Naughty Dog trató de dar forma a las expresiones basándose en siete emociones reconocibles: alegría, tristeza, miedo, ira, sorpresa, repugnancia y desprecio. Al colaborar con el equipo de diálogo, pudieron hacer que los personajes reaccionaran cuando escuchaban determinadas frases. De hecho, ya os contamos que el sufrimiento de los personajes era muy real.


Imagen de The Last of Us: Parte II

Como comentábamos, estas reacciones aparecen en otros aspectos del juego. Paciello participó también en el sistema de respiración, otra de las características más asombrosas del juego. Además, los personajes también tienen una serie de estados de reposo "neutros" con capas emocionales. Y por si esto fuera poco, su estado de ánimo se mantiene tras un suceso, como por ejemplo podemos observar al comienzo del juego cuando Ellie deja la tumba de quien ya sabéis.


Por último, Paciello indica que sus momentos preferidos del juego en los que el sistema brilla son "las conversaciones entre Dina y Ellie a lomos de su yegua; entre Lev y Abby; o el final del juego entre Abby y Ellie". Si queréis saber más sobre el juego, podéis rememorar nuestro análisis de esta gran obra de Naughty Dog.


Más sobre: Naughty Dog, The Last of Us 2, Sony y PS4.

Suscríbete a nuestra newsletter:

Recibe un recopilatorio diario y/o semanal de las noticias publicadas:


Diaria (Recibe todas las noticias publicadas en las últimas 24h para no perderte nada)

Semanal (Recibe cada viernes las 10 mejores noticias publicadas desde el último viernes a modo resumen)


No es spam. No compartiremos su correo electrónico. Puede darse de baja en cualquier momento.