Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Noticia

Lo más absurdo del día: un juego de Stadia no corrige sus bugs porque Google despidió a sus autores

La compañía remite las quejas a 505 Games, y estos les recuerdan que, de hecho, la editora es Stadia

Por / 51 comentarios

Este mes se ha dado a conocer el cierre de los estudios de Google Stadia. La compañía de Mountain View, California, puso fin a la labor de los equipos internos de  Stadia de forma repentina, con informes que aseguran que los trabajadores se enteraron por correo, y al mismo tiempo que los medios especializados. Y eso ha dado lugar a una situación de lo más absurda, como bien señalan en Kotaku. Una situación que hace que Journey to the Savage Planet, uno de los pocos juegos del servicio que son propiedad de Google, no pueda solucionar sus bugs en Stadia porque han despedido a sus creadores.


Los datos del juego en Stadia son propiedad de Google505 GamesPara poneros en situación, Journey to the Savage Planet es una aventura desarrollada por Typhoon Studios, que debutó primero en PC y consolas de la mano de 505 Games. Sin embargo, Google compró el estudio a finales de 2019, por lo que Typhoon pasó a formar parte de los equipos de Stadia; y su juego debutó en el servicio el 28 de enero de 2021 con Stadia como su distribuidora. Lanzado hace menos de un mes, la versión de Stadia presenta algunos errores importantes, desde cuelgues en el menú principal y durante la partida, hasta crasheos. Y, al tratarse de un juego que se ejecuta desde un servidor remoto, los usuarios no pueden hacer nada para resolver los fallos. Cosas del streaming.


Como comparten en Kotaku, y motivados por los errores en un producto por el cual han pagado, los jugadores de Journey to the Savage Planet en Stadia han tratado de contactar a Google para pedir soluciones. Estos les han remitido a 505 Games, la antigua distribuidora del juego. Y la editora italiana les ha respondido a su vez que, obviamente, ellos no pueden hacer nada: "Por desgracia, no hay nada que podamos hacer desde nuestro lado ahora mismo, dado que todo el código y los datos del juego en Stadia son propiedad de Google", comenta la editora a un jugador, que ha compartido el intercambio en Reddit.


Journey to the Savage Planet

Es más, en un mensaje posterior, un representante de 505 Games añade que "por favor, sed conscientes de que la editora de Journey to the Savage Planet en Stadia es, de hecho, Stadia Games and Entertainment y, por desgracia, no tenemos forma alguna de ayudar en estos problemas desde nuestro lado. Os recomendamos contactar de nuevo al soporte de Stadia e informarles de que los editores de la versión de Stadia son ellos, de hecho". A esto, añaden: "Por favor, haced saber también a vuestro agente que Typhoon Studios [...] fue adquirida por Stadia en 2019, por lo que ellos deberían de tener más información sobre esta situación".


Informad a Stadia de que los editores son ellos, de hecho505 GamesPor su parte, y como añaden en Eurogamer, una representante de Google ha respondido a las quejas de los jugadores en Reddit para prometer una solución: "Entiendo lo frustrante de esta situación, y lo siento por tardar en dar noticias. Estamos trabajando de manera activa con nuestros socios para identificar un arreglo, y haré lo mejor por haceros llegar la información". Por supuesto, con la confirmación de 505 Games de que ellos no tienen nada que ver con el asunto, y después de que Stadia haya despedido a sus desarrolladores, no queda claro a qué "socios" se refiere la compañía en su mensaje.


El caso es que Journey to the Savage Planet ha debutado en Stadia con errores, y nadie aclara quién se tiene que hacer cargo de ellos. Os recordamos que Google ha prometido publicar más de 100 juegos en Stadia este año, por parte de terceros, claro; y que el servicio afronta una demanda colectiva por supuesta publicidad engañosa. Así mismo, y ya para terminar, no os olvidéis de reclamar los juegos de Stadia Pro de febrero.


Más sobre: Stadia, Google Stadia, Journey to the Savage Planet, 505 Games y Typhoon Studios.