Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Daemon X Machina
Daemon X Machina
Fecha de lanzamiento: 13 de septiembre de 2019
 · Plataforma
PCSwitch
Análisis Daemon X Machina
7,5

Análisis Daemon X Machina - PC

Análisis de Daemon X Machina. ¡Los mechas vuelven en mejor forma que nunca!

Análisis por  /  13 de febrero de 2020       
32 comentarios
Recientes

Daemon X Machina, el juego de mechas que debutó en Nintendo Switch en 2019, se deja ver finalmente en PC de la mano de XSEED. Lo hace añadiendo varias posibilidades técnicas y un respetable número de contenidos, pero la falta de ambición tras el proyecto podría no estar a la altura de tus expectativas.

Con los brazos abiertos. Así es como se debe recibir un juego anteriormente exclusivo de tal o cual plataforma. A lo largo de los últimos años, en PC hemos disfrutado de una buena lista de juegos de estas características. La mayoría de ellos vienen de Xbox One, pero también tendremos Death Stranding, que ha estado estrechamente relacionado con PS4. ¿Y los juegos de Nintendo? Ya hemos podido disfrutar de Octopath Traveler en Steam, y en futuro podremos jugar también a The Wonderful 101: Remastered. Pero ahora le toca el turno a Daemon X Machina de Marvelous, un juego de mechas que se estrenó originalmente el año pasado y que está de vuelta en todo su esplendor gracias a las posibilidades técnicas de su nueva plataforma.


Todos sabemos que Daemon X Machina tiene una dirección artística de corte anime y con cel-shading de lo más particular, combinando una paleta de colores reducida con unas sombras realmente pronunciadas, más propias de un manga oscurantista que de un juego hiperrealista. Es una cuestión de estilo, no de fuerza bruta. La adaptación a PC del juego sabe muy bien esto, así que incluso con las mejoras técnicas que pone a nuestro alcance, al final hablamos de una recreación bastante fiel del juego original. No hay nada de malo en eso: ya nos gustaba mucho el 'look' original como indicamos en el análisis de Daemon X Machina para Switch y a fin de cuentas, hablamos de una versión claramente mejorada, como explicaremos más abajo. Lo que no nos gusta tanto es que esa fidelidad se traslade a todos los aspectos del programa, porque ahí pasa a ser conservacionismo.


Aspectos como la interfaz o los controles se han traducido a PC prácticamente a proporción 1:1 respecto a la versión de consola, al punto de que el mapeado de teclas y navegación por menús se sienten casi como un mando. Para muchos, será frustrante descubrir que no podemos desplazarnos entre las muchas opciones de sus menús con el puntero del ratón, o que a menudo tenemos que movernos por interfaces solapadas, menos intuitivas de lo que nos gustaría. Es un juego que ciertamente ganaría algunos puntos si se sintiera más cómodo, si hubiera apostado por un desarrollo más largo y ambicioso para adaptarse a PC como es debido. Pero no nos engañemos: sería poco realista pedirle algo así a una producción de tamaño discreto y orientada a un público de nicho.



Una fórmula de acción sin complicacionesComo otros tantos videojuegos de ciencia ficción, Daemon X Machina nos traslada a un universo donde la amenaza es una IA rampante, antaño controlada por el hombre, y que actualmente funciona con la hostilidad que se espera de cualquier máquina autónoma. Y aunque ciertamente la historia está más o menos mimada y tiene su punto, la realidad es que el atractivo del juego radica en puntos como la rejugabilidad, la estética o la personalización de nuestro piloto y nuestro mecha.


Daemon X Machina

Lo cierto es que a esos niveles, el juego no está nada mal. Por ejemplo, la campaña se estructura en misiones de diferente rango, y de forma similar a lo que ocurriera en juegos como Monster Hunter, terminaremos repitiendo algunas misiones en busca de créditos y módulos adicionales para seguir mejorando nuestro mecha. Contamos también con un modo cooperativo online donde nos aventuramos a la caza de enemigos en niveles generados de forma procedural, con variaciones semialeatorias, e incluso un PvP con partidas rápidas y competitivas.


El hangar donde cambiamos las piezas y el aspecto de nuestro mecha (llamado Arsenal) es, curiosamente, otro gran atractivo, pues contamos con una gran variedad de pinturas desbloqueables, calcomanías y pequeños elementos de todo tipo para sembrar el caos con estilo. Por supuesto, cada pieza se respalda con una completa hoja de personaje que resume con relativa precisión cuánto tiempo podemos estar en el aire, cuánto pesamos o cuánto tardamos en fijar un objetivo, entre otras cosas. También cuenta con un campo de pruebas para practicar el tiro o la movilidad del personaje, algo que haremos muy a menudo. Es una cuestión de estilo, no de fuerza bruta


Sobre la mesa, todo está bien: es justo lo que necesita un juego de estas características, ni más ni menos, y hace los deberes en este sentido. Pero las quejas que tuvimos con el estreno de verano de 2019 son más o menos las mismas que tenemos a día de hoy: el diseño de niveles es un tanto simple o pobre, falta cierto factor de sorpresa, algo que nos haga pensar de otra forma, al menos hasta las misiones adicionales que anteriormente había que descargar. Los enemigos nos obligan a cambiar de arma en algunas circunstancias, pero poco más: rara vez aprovechamos realmente la verticalidad del mapa, las esquivas, o las coberturas. Es un constante campo de batalla abierto donde prácticamente todo se reduce a ir debidamente pertechado y tener cierta puntería. Un tanto simplón, para entendernos.


Por supuesto, compensa bastante tener a nuestra disposición todas las actualizaciones de contenido poslanzamiento incluidas de salida. O casi. Las características multijugador cooperativas y competitivas no estaban ahí originalmente, y son grandes añadidos que sin duda alguna alargan la vida útil del juego en el mejor de los sentidos; aunque si nos ponemos tiquismiquis puede que echemos en falta las colaboraciones con Eureka Seven o incluso The Witcher, que sí están presentes en Switch y no llegan a PC por razones legales. Es una pena no tener estos contenidos a nuestro alcance, pero debemos tener en cuenta que todas estas colaboraciones se reducen a sencillas 'skins' que no impactan en la jugabilidad. Así pues, nos interesan más las mejoras y novedades a nivel técnico.


Daemon X Machina PCDebido a la dirección artística del juego, el mayor número y contraste de sombras hace que DXM gane muchos enteros a nivel de gráficos.

¿Cómo se resuelve el salto de Switch a PC?El tráiler de anuncio de Daemon X Machina para PC no fue particularmente explicativo: se nos prometía toda la acción del juego original a 60 FPS, compatibilidad con ratón y teclado, y todos los contenidos que no involucrasen licencias de terceros, así que hizo falta esperar a que llegara la ficha del juego a Steam y tenerlo entre manos para descubrir las mejoras de mayor peso. ¿En qué ha quedado el asunto? Pues en una mezcla agridulce: estamos contentos con el resultado, pero también tenemos la sensación de que se podrían haber apretado más las tuercas para dar con un producto redondo.


Marvelous nos ofrece una suficiente lista de opciones de configuración de gráficos, incluyendo múltiples resoluciones, límites predefinidos de 30, 60, 120, 144 y 200 FPS; y la posibilidad de elegir entre cuatro calidades de texturas y sombras; tres de suavizado de bordes (apagado, FXAA o TAA), activación de efectos adicionales e incluso una barra de resolución 3D que oscila entre el 80 y el 100%. Como decíamos más arriba, es una cuestión de estética más que de fuerza bruta, y las diferencias son más que notorias entre cada opción. Teniendo en cuenta el perfil del título, nos sorprende para bien esta variedad de opciones, y tan solo nos hubiera gustado contar con alguna más para personalizar el campo de visión.


Daemon X Machina PCDaemon X Machina PC

Además, es un juego francamente permisivo a nivel de hardware: en los requisitos recomendados figura nada menos que una GTX 1060 o una RX 580, y un i7 6700 o Ryzen 5 2600; pero los mínimos descienden mucho, hasta la GTX 660 o el Radeon HD 7870 en gráficos, y los procesadores i5 3470 o FX-8300. De forma realista, cualquier equipo que uses para jugar a videojuegos habitualmente debería ser capaz de ejecutar el juego por encima de los 60 FPS y a calidades altas, y de no ser el caso tenemos opciones de sobra para ajustarlo a nuestras necesidades, hasta llevarlo al límite de lo que solemos llamar 'potato mode'. Si necesitas algo de ayuda, te ofrecemos una guía de optimización para DXM en PC.


Por otra parte, el juego también cuenta con un extraño menú de mapeado de controles, que se estructura por perfiles. Es decir, que en lugar de "restaurar las opciones por defecto", tenemos un perfil de controles predeterminado y varias pestañas totalmente personalizables que se pueden sobreescribir e intercambiar a nuestro gusto y se muestran sensibles a botones laterales del ratón. Debemos advertirte, eso sí, que la traducción de los controles de consola a PC es un tanto áspera, y en ocasiones desearíamos que algunas acciones se hubieran replanteado a nivel mecánico dentro y fuera del mecha. Por ejemplo, tareas tan simples como cambiar de arma desde el teclado o saber cuándo comandamos nuestro exotraje para ascender y descender se sienten algo caóticas en las primeras horas.


Esta sensación se prolonga a lo largo de todos los menús, incluyendo el menú principal, que nos obligan a navegar de una opción a otra usando teclas en vez de cursor; pero al menos nos alegra ver que salvando esta y alguna que otra extrañeza más, la acción responde correctamente al ratón y el control de nuestro mecha y nuestro avatar es también correcto.


Daemon X Machina Análisis
7,5
“Bueno”
Valoración 3DJuegos - Daemon X Machina
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:

Nos hubiera gustado un 'port' algo más ambicioso de Daemon X Machina a PC, tal vez con una interfaz de navegación más sencilla y natural para esta plataforma, pero no podemos decir que estemos desencantados con los resultados de la adaptación: el cómputo general es bastante positivo, tanto a nivel de gráficos (sorprendentemente) como en los controles durante la misión.

Personalización, combates a escala… sigue siendo un buen juego de mechas

Las opciones gráficas, aunque no sean muchas, son todo un acierto

Cuenta con los notables añadidos del multijugador cooperativo y competitivo...

… aunque es una pena no contar con las colaboraciones con terceros

La navegación por los menús y algunos controles no se sienten naturales en PC

Las misiones siguen siendo algo pobres y repetitivas, eso no ha cambiado nada

Duración: 12-15 horas (mínimo)

Jugadores: 1-4 (Cooperativo: 2-4 local)

Idioma: Textos en español y voces en inglés y japonés

Requisitos del sistema

Seguir juego
Comentarios (32)
Sé el primero en escribir un análisis
El análisis de los usuarios
Comentarios
Valoración y estadísticas
7,5
Valoración 3DJuegos
“Bueno”
Sobre el sistema de valoraciónEscribe tu análisis
Popularidad:
Magnífica
¿Qué es?
Ranking:10 de 33905 juegos
En la comunidad:
Usuarios (8) | Grupos y clanes (0) | Más
Expectativas / Valoración (7 votos)
6,4
Tu voto:
12345678910
Media
Videos (2)
Así se ve y se siente Daemon X Machina en su nueva versión de PC
9:55
Así se ve y se siente Daemon X Machina en su nueva versión de PC13 de febrero, 2020
¡Confirmado para PC! Tráiler de anuncio de Daemon x Machina para Steam
1:44
¡Confirmado para PC! Tráiler de anuncio de Daemon x Machina para Steam4 de febrero, 2020
Imágenes (12)
Daemon X MachinaDaemon X MachinaDaemon X Machina
Más videos  |  Más imágenes
Foro del juego

Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Daemon X Machina” de PC, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o dudas sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.

Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.