Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Llevo seis meses con un PC gamer de la gama más alta y me ha cambiado la vida: ha sido como mirar al futuro

Llevo seis meses con un PC gamer de la gama más alta y me ha cambiado la vida: ha sido como mirar al futuro

Por  /  17 de febrero de 2021       
276 comentarios
Recientes

En los últimos meses, hemos dado un gran salto generacional, tanto en consolas como en PC. Hemos hablado largo y tendido sobre las primeras, pero ¿qué pasa en compatibles? ¿En qué se traduce jugar sin limitaciones de hardware a los juegos más punteros del momento? Nos ponemos al otro lado de un ordenador de ensueño para contarte cómo es jugar así y en qué dirección apunta el futuro del gaming en PC.

Imagino que, para cuando estés leyendo estas líneas, debería estar al menos anunciado una nueva reposición de PlayStation 5 y Xbox Series X. Teniendo en cuenta que las consolas de novena generación han llegado al mercado bastante fuertes, con retrocompatibilidad, grandes servicios de suscripción o exclusivos; no es extraño que haya mucho interés en hacerse con una. Eso está muy guay, y personalmente considero al remake de Demon's Souls una deuda pendiente que caerá tarde o temprano. Pero no tengo prisa alguna: me he tirado todas las vacaciones navideñas jugando en PC. Eso no debería ser raro en absoluto, porque lo hago siempre, pero es que este equipo en concreto es bastante especial.


Es uno que nos ha suministrado Nvidia, y no se puede hablar de él sin sentir una perturbación en la Fuerza: lleva una RTX 3080 Founder's Edition, un i9 10900K y 64 GB de RAM. Solo por flexionar, también va con 2 TB de SSD, 2 TB de HDD y una placa Z490 Unify. Ni confirmo ni desmiento que haya derramado una lagrimilla escribiendo las especificaciones. El caso es que esto no ha llegado por y para mi disfrute personal. No te equivoques: esto no es un análisis —porque de esos ya hay muchos en webs dedicadas— ni tampoco un artículo promocionado: es la experiencia de alguien que, por primera vez, puede experimentar con hardware de alta gama, casi sin limitaciones. Si te estás preguntando por qué eso del raytracing hace tanto ruido, si deberías apuntar a resoluciones más altas con lo a gustito que se está a 1080p 60Hz o en qué se traduce la enorme inversión que hay detrás de un ordenador pudiente, estás en el lugar adecuado.


Tal vez hayas notado que en la revista ya se han publicado varios especiales sobre el rendimiento de los juegos usando este mismo PC como equipo de pruebas, lo que significa que ahora también estamos cubriendo el rendimiento en 4K, y también las mejores configuraciones para jugar con trazado de rayos activado (si es que el juego lo permite, claro). En un futuro no muy lejano, incluiremos nuestras propias comparativas con tarjetas de gama media: la idea no es hacer un análisis exhaustivo, sino ayudar con más precisión a los jugadores de PC sin importar qué clase de equipo tengan en casa a la hora de configurar sus juegos. Puedes ver nuestros primeros pasos en esa dirección bajo estas líneas.



Siempre he visto esta como la plataforma ideal para absolutamente cualquier tipo de consumidor, entendido o no, así que si nunca te ha llamado particularmente la atención este mundillo, te animo a que te prepares algo y me prestes unos minutos de tu tiempo.


El rendimiento de un PC de gama alta

Wolfenstein: Youngblood, 1080p Ultra.Wolfenstein: Youngblood, 1080p Ultra.

Los cracks de Gamers Nexus tienen una muletilla que considero totalmente acertada: "no compres esto solo porque sea nuevo, pero si tu tarjeta actual ya no cumple con lo que esperas de ella y quieres renovarla, es una muy buena opción". En mi caso, el salto generacional que he dado desde la 1080 Ti me ha dado no solo la mejor relación entre resolución y framerate que he tenido hasta ahora como usuario de PC, sino que también viene acompañada de nuevas posibilidades que creo que no han llegado a este nivel desde la serie 900 o así. Además del combo RT y DLSS, hay otras pequeñas grandes cosas como Nvidia Reflex (reducción de latencia) o Nvidia Broadcast (adaptación de imagen y sonido en tiempo real), que si bien no son suficiente para hacerte cambiar de hardware por sí mismas, al menos sí son novedades de buen recibo. Esto va de la experiencia del jugador más que de otra cosa, y eso empieza desde el primer minuto.


Shadow of the Tomb Raider, 1080p Ultra.Shadow of the Tomb Raider, 1080p Ultra.

Como soy un negado total con los cables y me dan sudores fríos solo de ver el costado derecho de la caja al desnudo, pedí que me mandaran el equipo montado para ahorrarme tiempo y mareos innecesarios. Lo único que lo que tuve que preocuparme es de cambiar la GPU —pude probar también una RTX 3070 FE— un proceso absurdamente sencillo porque solo involucra dos ranuras y un cable. Es curioso que la única diferencia en el embalaje de cada tarjeta es que el de la 3080 sea algo menos profundo, sobre todo porque la pieza en sí es un poco más ancha para acomodar el ventilador. Hablaremos de ese tema más adelante. Otra curiosidad es que estos modelos vienen con un adaptador de 12 pines que es diferente para cada una, y que no se puede intercambiar por otro de terceros. Por suerte, en los dos casos hablamos de cables negros trenzados que no deberían quedar mal con ninguna caja de color oscuro.


Star Wars Battlefront II, 1080p Ultra. Star Wars Battlefront II, 1080p Ultra.

A 1080p, la mejora es más bien modesta: para aprovechar esta gráfica, hay que apuntar más altoSea como fuere, una vez encendido el ordenador y pasado el logo blanco de GeForce, me quedan claras un par de cosas: una, que la 3080 es bastante silenciosa (más aún en comparación con la que tenía antes) y dos, que para aprovecharla de verdad hay que apuntar alto. Lo primero es muy fácil de entender: la tarjeta tiene tres ventiladores, pero el diseño de rejillas —que a simple vista imita el de los ventiladores de CPU comunes— permite que la refrigeración de la caja aporte mucho a la tarjeta. En mi caso, está instalada en una caja Sekira 100R con seis ventiladores MAG MAX F12A-3, y la placa marca unos 28-32ºC en reposo que se trasladan en 39ºC para la tarjeta, pero me pregunto si colocar ventiladores en la parte inferior en una caja PC-O11 Dynamic podría ayudar a conseguir temperaturas aún más bajas que estas. Pero la cuestión es cómo se porta jugando, y en ese sentido, tampoco decepciona: 60-65ºC, según el juego y las circunstancias ambientales.


¿Por qué decía eso de que hay que apuntar alto? En mi tiempo libre, casi todo lo que juego son multijugadores en línea, así que los primeros títulos que puse a prueba eran justamente eso: Destiny 2, Star Wars Battlefront II, Overwatch… ninguno de ellos exprime el potencial de esta gráfica, porque mi monitor principal es un 1080p 144Hz: para que te hagas una idea, en una partida de Supremacía en Kamino, de SWBF2, apenas hago uso del 65% de la tarjeta con la máxima configuración gráfica posible en DX11. Pero también hablamos de juegos pensados con los 60 FPS en mente, así que quise probar con algo más difícil: Shadow of the Tomb Raider, un juego con el que tuve problemas para conseguir resultados estables en 4K con la 3070. Además, viene con herramienta de pruebas integrada, poniéndomelo más fácil. Pero el resultado sigue siendo overkill: a 1080p nativos y con los gráficos al máximo, rozo los 200 FPS tanto en la aldea mexicana como en la jungla.


Llevo seis meses con un PC gamer de la gama más alta y me ha cambiado la vida: ha sido como mirar al futuro

Sencillamente, la resolución FHD se ha quedado atrás: en estas calidades, la mejora de fluidez que plantea respecto a su predecesora más directa de la generación anterior, 2080 Ti, tampoco es demasiado alta. Pruebo otra vez, ahora con resolución 4K y DLSS activado (no hay selección de modo): 92 FPS de media. ¿Y en 4K nativo? 77. En este punto me pregunto me pregunto para qué habría pedido yo un i9 10900K, si ni siquiera me he molestado en hacer overclock y ya obtengo resultados superiores a las características de mi monitor secundario: 4K 60Hz. Ese monitor se quemó poco después de hacer las pruebas, por cierto. No le echo las culpas al equipo, sencillamente tenía ya sus años y había un borde quemado. Era lo normal. Tuve que traerme una Smart TV de valores similares desde la habitación para poder seguir con las pruebas. No me rindo: tiene que haber algo que de verdad diga "hasta aquí hemos llegado". Así que probé con Cyberpunk 2077.


El trazado de rayos es a menudo inviable sin el acompañamiento de DLSS, pero algunos juegos solo tienen una de estas tecnologías La RTX 3070 también resulta viable para jugar en 4K, pero se necesitan algunos ajustes para los juegos más punteros.La RTX 3070 también resulta viable para jugar en 4K, pero se necesitan algunos ajustes para los juegos más punteros.

Ya estuve trabajando con aquel de salida, en la época donde los peceros nos contentábamos con cambiar los valores de uso de memoria fijados para las consolas en un archivo .ini y los usuarios de Ryzen tenían que lidiar con el compilador de Intel. Ahora, con la actualización 1.06, tal cosa no existe; y además quise probar eso del modo cinemático RTX oculto. Resultados: 105 FPS de media en exteriores a 1080p Ultra, 115 FPS en las mismas circunstancias bajando ligeramente los parámetros más costosos del menú. En entornos un poco más favorables el asunto roza los 130 FPS, y eso sin contar interiores. Estamos llegando a algo. 4K nativos, Ultra: 45 FPS de media en la misma secuencia exterior. Bingo. Pero DLSS en modo calidad también lo lleva hasta los 60 FPS, o hasta los 100 en modo rendimiento ultra. Si activo todos los parámetros de raytracing a tope, entonces llegamos hasta más de 70 FPS en exteriores… y seguimos en 4K.


Llevamos tres párrafos resumiendo algunos de los benchmarks y observaciones a las que he llegado, pero lo cierto es que en este punto llevo 2 TB de juegos instalados y diría que hasta ahora el único que me aprieta las tuercas es Total War: Warhammer 2, pero ese bebe mucho más de la CPU que de la GPU, e incluso por esas hablamos de más de 60 FPS a 1080p (bastante más, según la configuración de las sombras). Buena parte de los juegos que tengo descargados, eso sí, son aquellos que hacen uso del trazado de rayos, del DLSS, o de las dos cosas al mismo tiempo. Son las tecnologías que las tarjetas RTX llevan por bandera, las que más me llaman la atención, y las que quería poner a prueba de cara a este especial.


Raytracing y DLSS, ¿por qué hacen tanto ruido?

Control (2160p escalada desde 2K vía DLSS) es el banco de pruebas por excelencia del raytracing.Control (2160p escalada desde 2K vía DLSS) es el banco de pruebas por excelencia del raytracing.

Para los menos familiarizados con el asunto, el trazado de rayos es una técnica que simula la forma en la que los rayos de luz rebotan entre los objetos. El resultado es muy realista, y combinado con el talento de los artistas de iluminación, queda espectacular. Esta técnica lleva años implementada en el cine, pero una película puede tomarse todo el tiempo que necesite para renderizar un fotograma y grabar el vídeo. Nosotros, en cambio, le pedimos a nuestros sistemas que nos den el mayor número de imágenes por segundo posible. El caso es que esta clase de operaciones de cálculo son realmente difíciles, así que las tarjetas se estresan mucho resolviendo los algoritmos pertinentes. Hasta hace unos años, era inviable. La arquitectura Ampere de Nvidia, que da vida a la serie RTX 3000, incluye núcleos Tensor dedicados a gestionar esta clase de problemas, aliviando el rendimiento de la tarjeta. Esto ya ocurría en la arquitectura anterior, Turing, solo que la 2080 Ti tenía 4.352 núcleos computacionales (CUDA) y la 3080 tiene 8.704. En otras palabras, las nuevas gráficas hacen considerablemente mejor ese mismo trabajo.


Cyberpunk 2077, 1080p Ultra (DLSS calidad).
Cyberpunk 2077, 1080p Ultra (DLSS calidad).

Al margen de eso, el DLSS es una IA que puede controlar ciertos aspectos del juego —resolución, suavizado de contornos y más— para reducir la carga de procesamiento de la tarjeta: hace un reescalado a partir de resoluciones inferiores, tratando de perfeccionar la calidad de imagen rebajando al mínimo la carga gráfica de la tarjeta. Técnicamente, ambas tecnologías operan por separado: Anthem, por ejemplo, solo es compatible esta última. Y por si te lo estabas preguntando, sí: lo he descargado únicamente para ver cómo rendía con DLSS. Con Monster Hunter World y Death Stranding pasa lo mismo, también. World of Warcraft, por su parte, solo tiene raytracing en las sombras. Pero la mayoría de juegos que se han adaptado al ecosistema de Nvidia van con las dos opciones: Battlefield V, Call of Duty Black Ops Cold War, Fortnite, Ghostrunner, Control y Watch Dogs Legion son algunos ejemplos.


El DLSS es un avance fabuloso, pero aún puede generar algunas imperfecciones evidentesNuestros camaradas de Xataka han examinado a fondo cómo funciona, se ve y rinde el DLSS 2.0 en lo último de Remedy, y sin duda deberías echarle un vistazo si quieres ampliar lo que explicamos aquí. En cuanto a si vale la pena hacerse con una de estas tarjetas para beneficiarte de esta potente combinación, veo el tema un poco 50/50: debes tener en cuenta que no todos los juegos son compatibles, y que no a todos les sienta igual de bien. Jugar a Cyberpunk 2077 con raytracing activado es una experiencia genial, que potencia muchísimo el apartado artístico (que no solo técnico) del juego, pero en los modos de rendimiento es fácil apreciar las áreas donde la IA no ha terminado de clavar el escalado de resolución. Se nota más en los diálogos y los momentos de pausa, así que en los juegos de aventura solemos hablar de un intercambio: rinden mucho mejor, pero el resultado no siempre es convincente. Para los juegos más frenéticos, sencillamente no encuentro pegas.


¿Vale la pena hacerse con un PC así?

Total War Warhammer 2, 1080p Ultra (sombras en medio).
Total War Warhammer 2, 1080p Ultra (sombras en medio).

Es difícil darte cuenta de esto si llevas muchos años jugando a videojuegos, pero ahora mismo tienes muchísimas más opciones para jugar que las que teníamos muchos de nosotros cuando empezamos en este mundillo. Hace diez años, elegías la consola de Nintendo, Microsoft o Sony, o te montabas un ordenador. Hoy, casi todas las consolas tienen modelos básicos, digitales, físicos, con GPU pensadas para jugar a diferentes resoluciones e incluso puedes jugar a los mismos juegos online a través de diferentes generaciones; pero también tienes servicios de suscripción al estilo Netflix, y si quieres tantear el mundillo del PC, pero tu ordenador es muy pobre también puedes usar gratis GeForce Now. Con tantas opciones a nuestro alcance, la cuestión de invertir en hardware tan caro como este estrictamente para jugar depende más de tus gustos y necesidades que del fabricante. Haz un ejercicio de autoevaluación.


Además del hardware de alta gama, hay otras muchas opciones al alcance de los jugadores: GeForce Now es una de ellas Llevo seis meses con un PC gamer de la gama más alta y me ha cambiado la vida: ha sido como mirar al futuro
¿Pueden sorprendernos los gráficos de World of Warcraft? Con el sombreado raytracing, se consiguen muy buenos resultados.¿Pueden sorprendernos los gráficos de World of Warcraft? Con el sombreado raytracing, se consiguen muy buenos resultados.

¿Qué es lo que a ti te gusta jugar? Si eres todo un enganchado al League of Legends que no sale de ahí por muchos juegazos que salgan, puedes estar seguro de que no necesitas un PC de alto rendimiento para estar en tu salsa: no te gastes varios cientos de euros para jugarlo a 1080p solo por mejorar 10 o 20 FPS. En cambio, si las grandes producciones para un jugador al estilo de Horizon: Zero Dawn o Red Dead Redemption 2 son tu perdición, puedes estar seguro de que la tecnología que hay aquí es la que estás buscando; pero también es cierto que puedes jugar a eso mismo en consola y a 4K. En mi caso específico, veo esto como un "sí a todo". Tanto por trabajo como por afición, estoy jugando constantemente y aquí es donde encuentro el mejor perfil de cada juego, pero también aprecio cosas como poder usar Nvidia Broadcast para silenciar los teclados o las pipas de mis amigos en Discord, o quitar el fondo de mi habitación sin una enorme pantalla verde desplegable detrás.


En resumidas cuentas, no veo esto como una cuestión de si vale lo que cuesta o no. Objetivamente, la pieza estrella de este equipo (la gráfica) es bastante mejor en términos de precio y rendimiento que su predecesora, pero aquí lo que cuenta es la experiencia final del usuario. Si mis últimas semanas con este sistema han servido para algo, es para que tengas en cuenta que estamos definitivamente en el futuro de los juegos de PC y que estas nuevas tecnologías tienen futuro y grandes posibilidades de expansión. No todo es perfecto, ojo: como decía más arriba, el efecto DLSS tiene imperfecciones y además no es compatible con todos los juegos. El stock de estas tarjetas es prácticamente nulo a día de hoy, y hacerse con procesadores y otros componentes para asegurarse de que no hay efecto de cuello de botella es más caro que nunca debido a los últimos impuestos de importación entre China y Estados Unidos. Pero creo que la gran mayoría de estas situaciones se resuelven con el tiempo, y a grandes rasgos creo que el mundo del PC de alta gama pasa por un momento relativamente bueno: muchas alternativas, competitividad sana entre grandes compañías y resultados bastante convincentes en términos de gráficos.


Comentarios (276)
Comentarios