Quejarse del último estreno Star Wars no es nada nuevo, ni El Imperio Contraataca se salvó de las críticas de estar dividiendo a los fans hace 40 años

Quejarse del último estreno Star Wars no es nada nuevo, ni El Imperio Contraataca se salvó de las críticas de estar dividiendo a los fans hace 40 años

Parece que nadie odia tanto a Star Wars como los propios fans de la saga

13 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
Star Wars Acolyte Fans Imperio Contraataca

Esta ha sido una semana un tanto agria para mí como fan de Star Wars, y es que el estreno del tercer episodio de The Acolyte en Disney+ ha reavivado ese debate cainita entre los fans de La Guerra de las Galaxias. Os adelanto que me ha parecido fascinante incluso a pesar de tener algún que otro momento que me ha provocado sonrojo. Me ha gustado mucho, y mientras lo veía no dejaba de pensar: "Le van a dar palos de todos los colores". Efectivamente, así ha sido.

Y es que, como ya sabéis, existe cierto sector del fandom tremendamente enfadado, u ofendido, por los últimas producciones de Star Wars que dan por muerta la franquicia debido a alguna de sus últimas decisiones creativas. Pero en realidad, no se trata de un fenómeno nuevo ya que este tipo de sonoras críticas y quejas persiguen a La Guerra de las Galaxias ya desde los años 80, tras el estreno de, paradójicamente, la que es considera por la mayoría de fans como la mejor película de la saga, El Imperio Contraataca. Y es que parece que nadie critica Star Wars con tantas ganas como los fans de Star Wars.

El actual clima de ira vociferante refleja un patrón histórico en la comunidad de Star Wars. A medida que Star Wars sigue presentando nuevos productos, las reacciones negativas se acumulan en redes sociales, foros y sitios webs. Pasamos del estreno del tercer episodio de The Acolyte, al debut de la trilogía de secuelas, con algunas críticas completamente legítimas y relacionadas con la calidad de la historia a otras quejas mucho más cuestionables. Opiniones que dudan de la necesidad de tener a una mujer (o varias) como protagonista, algo que pasó factura a actrices como Daisy Ridley o Kelly Marie Tran.

Star Wars Rey Skywalker Daisy Ridley como Rey Skywalker

De las últimas películas y series de Disney, a las precuelas, claro, ¿o no nos acordamos que durante años se puso en la picota a Lucas, el drama de Ahmed Nest y Hayden Christensen? Y de ahí, a El Imperio Contraataca. Sí, porque las películas originales también recibieron duras críticas de los fans de Star Wars y no solo por los Ewoks. Es notoria la carta de nueve páginas manuscritas que Roland D. Pierce envió a George Lucas señalando todo lo que estaba mal, no funcionaba, y no le gustaba, de El Imperio Contraataca.

Tenemos que hacernos a la idea que el mundo de los niños de hoy no es el mismo que el nuestro

Personalmente, percibo que una de las principales barreras en cada nuevo lanzamiento de Star Wars radica en que los fans hemos envejecido mientras que las películas, atemporales, no. Las películas son eternas, y no debemos perder de vista la idea de base de la saga y que el propio George Lucas recordó hace no mucho: "Star Wars es para niños". Se creó con esa idea, y es importante que esa siga siendo la idea central de la saga. Star Wars era una película para niños a finales de los años 70 y lo sigue siendo hoy, pero tenemos que hacernos a la idea que el mundo de los niños de hoy no es el mismo en el que crecimos los que fuimos niños en los 80. La sociedad ha cambiado, para bien, y ha avanzado y ha mejorado, y eso ha hecho que la realidad infantil haya cambiado y que Star Wars deba adaptarse a ello, por mucho que algunos aficionados ya talluditos se resistan a aceptarlo.

El fenómeno es más complicado, y hay otros factores, por supuesto. Benjamín Bruña, colaborador del podcast especializado La Fosa del Rancor, coleccionista y especialista en la historia de la saga me comenta:

"Creo que el conflicto radica en el sentimiento de posesión que tenemos sobre la saga. Es algo que vivimos muy intensamente, da igual si te enganchaste a La Guerra de las Galaxias al ver su estreno en cine, si descubriste la Trilogía Original en VHS, o Star Wars te tocó por primera vez con las precuelas o las secuelas. Esta pasión hace que en muchos casos nos pese más el 'como lo hubiera hecho yo' al 'voy a ver que me puede ofrecer esta nueva serie o película de Star Wars'".

Otra clave me la dio la propia protagonista de The Acolyte, Amandla Stenberg, en la entrevista que nos concedió en 3DJuegos, y que pone en relación estas ideas con el enorme e importante legado de la Saga Star Wars:

"No me preocupa que la gente no conecte con la serie, porque creo que eso también es algo propio del fandom de Star Wars, ser críticos de las cosas nuevas porque (la saga) tiene un largo y prestigioso legado. Pero no pasa nada, no tiene por qué ser para ti, pero será para alguien más."
The Acolyte Disney

El necesario cambio y la evolución de Star Wars

Me cuesta más entender la resistencia al cambio, a la evolución. Esa misma evolución nos ha permitido disfrutar de Andor, una serie tremenda que se despega de esa idea original de que Star Wars debe ser algo infantil y que ha encontrado con éxito a otro tipo de espectadores que no es el público tradicional de Star Wars. Y ahí, las críticas, no han sido ni tan ruidosas ni tan numerosas, ¿por qué? ¿Tiene que ver sólo con los valores de producción y la calidad cinematográfica?

Porque los motivos por los que los fans se han quejado de que Star Wars estaba dejando de ser Star Wars son de lo más variado: desde los efectos digitales con los que se retocaron las películas originales pasando a ser las Ediciones Especiales, a la venta de Lucasfilm y sus propiedades intelectuales a Disney, como si Lucas no tuviera derecho a jubilarse y hacer con su empresa lo que pensara que era mejor para él y su empresa. Y de ahí, a la Agenda 2030, las oscuras manipulaciones LGBTQIA+ y demás conspiranoicas de sesgo woke. Da igual las ramificaciones narrativas, las implicaciones filosóficas, las reminiscencias mitológicas o que sean guiños completamente autorreferenciales a cosas que ya estaban en Star Wars. Y no consigo entenderlo.

No sé, más allá de que Han Solo disparó primero, y en mi corazón eso sigue siendo así, lo único que he visto es que Star Wars ha crecido en dos direcciones. La primera, para lograr que Star Wars sea una mitología para todos, en la que todos los aficionados puedan sentirse cómodos. En la segunda, para sorprender a una numerosísima y variopinta comunidad que lleva 40 años disfrutando de una misma mitología. Una mitología que para seguir sorprendiendo está obligada a explorar nuevas ideas, conceptos, realidades y planteamientos. Porque para las ideas, y las narrativas (comerciales) estancarse es morir.

Retomo las declaraciones de Amandla Stenberg: a quien no le guste The Acolyte no tiene más que no verla. La existencia de The Acolyte no hace que el El Imperio Contraataca sea peor película. La Fuerza permite hacer muchas cosas, pero las nuevas aventura de Star Wars no hacen menos disfrutables las antiguas de manera retroactiva. Si solo te gusta el Imperio Contraataca, no pasa nada, puedes verla en bucle una y otra vez: sigue siendo igual de buena que el primer día, diga lo que diga Roland D. Pierce. Pero hay que dejar que Star Wars crezca y cambie y evolucione, y que una nueva generación de fans tenga una nueva generación de historias de Star Wars para ellos.

En 3DJuegos | Ya conocemos a la nueva heroína del mundo de El Señor de los Anillos, Hera, hija de Helm Mano de Hierro, Rey de Rohan

En 3DJuegos | ¿Por qué el 4 de mayo es el día de Star Wars? Conoce el curioso origen de esta fiesta fan

En 3DJuegos | En qué orden ver las películas y series de Star Wars. Cronología completa de La Guerra de las Galaxias para pegarse un atracón épico

VÍDEO ESPECIAL

1.245 visualizaciones

20 RPGS donde tus DECISIONES de VERDAD IMPORTAN

Nos gustan los videojuegos de rol, y nos encantan los títulos en los que hay que tomar decisiones. Por eso hemos decidido confeccionar una lista con nuestros veinte RPG y JRPG favoritos en los que elegir es clave. Para seleccionarlos nos hemos tomado muy en serio las repercusi...