Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Bungie pasa por un momento de expansión crítico: ¿qué significa para Destiny 2 y sus nuevas IP?

Bungie pasa por un momento de expansión crítico: ¿qué significa para Destiny 2 y sus nuevas IP?

Por  /  20 de febrero de 2021       
17 comentarios
Recientes

Algo pasa con Bungie. En los últimos años, ha pugnado por la libertad creativa total, y justo cuando parecía que eso de autopublicar Destiny 2 se le había atragantado, ¡sorpresa! Ampliación de estudio, reforma corporativa y muchas ambiciones. Repasamos todo lo que debes saber sobre la dirección que ha tomado.

Parieron el minimapa en los juegos en 3D, tuvieron el mayor éxito adaptando los shooters en primera persona a consolas y crearon algunas de las franquicias más exitosas de la industria: los creativos de Bungie llevan tiempo en la cresta de la ola y ahora se preparan para crecer en todos los sentidos. Tras años de pistas, no nos coge por sorpresa; pero con un juego tan grande como Destiny 2 en el mercado, es inevitable preguntarse ¿qué va a pasar ahora? ¿Dejará de lado el looter para centrarse en otras franquicias? ¿Acaparará más trabajo del que puede llevar a cabo de forma razonable? ¿Cómo se repartirá la plantilla de trabajadores?


Afortunadamente, los padres de Halo parecen sostener la sartén por el mango: llevan muchos años preparando este momento y hay más de una nueva IP gestándose entre las mentes más veteranas y destacadas de sus filas. Además, ya tenemos una idea sobre cuándo podríamos verla en el mercado, si bien la temática del juego sigue siendo un misterio. Y por si te lo preguntas, no, no hay una secuela para Destiny en el horizonte: solo expansiones y características para la entrega actual, proyectándose hasta varios años en el futuro. Algunas tan importantes como el juego cruzado llegarán en 2021, otras, probablemente tarden más. También hay algunas que son un misterio.


No conocemos los próximos juegos del estudio, pero con un historial como el suyo, uno puede soñar con juegos inspiradores con un gran trasfondo y una gran sentido de la comunidad. Si realmente logran mantener así de alto el listón o no es algo que veremos con el tiempo, pero por ahora, veamos cómo se está preparando Bungie para afrontar sus próximos desafíos creativos: tanto aquellos que se han anunciado formalmente como aquellos que siguen en el limbo o que solo se han mencionado aquí y allí.


¿Cómo es el futuro de Destiny 2?

Destiny 2: Temporada de Los ElegidosDestiny 2: Temporada de Los Elegidos

En el momento de escribir estas líneas, la Temporada de los Elegidos (T13) está prácticamente recién estrenada, lo que significa que sus contenidos llegarán a cuentagotas a lo largo de los próximos meses, incluyendo un asalto inédito programado para finales de marzo. Por ahora, disfruta de una acogida mucho mejor que la que tuvo la T12, con una actividad más gratificante —los campos de guerra cabal— una progresión suave y acertada, así como una nueva misión llamada "Presagio" que parece haber dado de lleno con la atmósfera, el diseño y el ritmo que los jugadores desean. Una situación verdaderamente inusual, insisto; porque la franquicia nos tiene acostumbrados a que cada producto venga acompañado del caos más absoluto en sus primeros días: a veces remontan, a veces no.


Destiny 2 evoluciona según las instrucciones de Luke Smith: es un MMO de acción para jugar con amigos en cualquier momento y lugarSea como fuere, más allá de eso sabemos que Joe Blackburn, que solía trabajar en el equipo de diseño de incursiones antes de trasladarse a Riot Games durante un año, está de vuelta en Bungie como director asistente y planea compartir un vistazo en profundidad a los planes de Destiny 2 para el 2021. A lo largo de los últimos meses, se han adelantado algunas de las novedades que podrían incluirse en ese informe: llegarán características tan esperadas como el juego cruzado, la transfiguración de armaduras o incluso la posibilidad de acceder a mercaderes desde la órbita, pero teniendo en cuenta las realidades del teletrabajo no sería extraño que algunas de estas se hayan movido hacia delante o hacia atrás en el calendario del estudio. Además de esto, se espera que los descargables The Witch Queen y Lightfall lleguen a tiendas en otoño de este año y el que viene, respectivamente.


Bungie pasa por un momento de expansión crítico: ¿qué significa para Destiny 2 y sus nuevas IP?Destiny 2: Temporada de Los Elegidos.Destiny 2: Temporada de Los Elegidos.

Aunque Bungie no ha ofrecido aún ningún detalle sobre el contenido de estas expansiones, en realidad hay pistas de sobra para hacerse a la idea de la dirección en la que avanza la franquicia, al menos a nivel narrativo: el camino a seguir viene marcado por la pre-alfa del juego original, escrita por Joe Staten, el aclamado guionista de Halo. Quienes hayan logrado establecer paralelismos entre los eventos recientes de D2 y el material procedente de aquella época (vídeo documental "Pathways into Darkness") así como las averiguaciones del periodista Jason Schreier que compartió en 2015, sabrán de qué hablo. Los jugadores han visto cómo la encarnación de Rasputín en un cuerpo exo se materializaba en el arco del futuro oscuro que acompañaba a Beyond Light, mientras que la idea de tener al Cuervo —anteriormente Uldren Sov, villano de Forsaken— como ayudante de Osiris se ha establecido a lo largo de las dos últimas temporadas, por ejemplo.


Sin embargo, nuestra mayor ventana al futuro a día de hoy bien podría ser la misión "Presagio" que mencionaba más arriba: en ella, encontramos recursos de desarrollo nunca vistos (el tipo de atrezzo que acompaña a los nuevos planetas explorables) que culminan con el cadáver de un guardián dispuesto de forma similar al del capitán Keyes en Halo: Combat Evolved. Si tenemos en cuenta que Bungie acostumbra a repetir las fórmulas clave de sus shooters en primera persona, como IA acompañantes (Durandal, Cortana) o misteriosas entidades celestiales casi divinas, podríamos decir que el papel del Flood como horror cósmico lovecraftiano que origina todos los males aún falta en Destiny, pero los eruditos de este universo de ciencia ficción sospechan que en realidad se trata de una facción enemiga mencionada muy brevemente en las piezas del Grimorio… y en arte conceptual de D1 procedente de la misma época a la que nos estamos acercando lenta e inexorablemente. Aunque sean documentos realmente antiguos, ambos coinciden de lleno con la pieza restante del rompecabezas: el equivalente al Flood de Halo.


Bungie pasa por un momento de expansión crítico: ¿qué significa para Destiny 2 y sus nuevas IP?

En otras palabras, todo apunta a que el principal villano de la saga Destiny aún no ha llegado. No habrá Destiny 3, eso sí: en 2018 y 2019, Bungie organizó reuniones con los representantes más destacados de la comunidad para discutir la dirección del juego. Uno de los temas que se discutieron, rescatado por uno de los asistentes, fue precisamente una secuela. El por aquel entonces director Luke Smith abarcó este tema con una negativa, ¿qué quieren ver los jugadores que no pueda ser construido en D2? ¿Qué clase de novedad justificaría una secuela? Las negativas han seguido llegando hasta el día de hoy: no habrá migración de motor gráfico (el actual programa personalizado Tiger Engine) ni planes para hacer una secuela. El equipo de Seattle sigue empeñado en la misma visión de futuro emitida en los tiempos de Shadowkeep, "un genial MMO de acción que puedes jugar con amigos en cualquier momento y lugar".


Luke Smith. Imagen: Bungie.Luke Smith. Imagen: Bungie.

Se espera que el modelo anual de expansión seguida de cuatro temporadas perdure hasta, como mínimo, 2024. Con los recién anunciados cambios logísticos, directivos y ejecutivos, es probable que el Universo Destiny perdure incluso más allá de esa fecha, pero es algo que tendremos que aprender con el paso del tiempo. Aquí va un pequeño resumen de lo que hemos comentado hasta ahora, así como puntos clave adicionales.


  • Oficialmente, hay planes para continuar la serie hasta 2024, pero es probable que se hayan extendido.
  • Bungie no parece interesado en Destiny 3, pero sí en nuevas expansiones. Las próximas son The Witch Queen (2021) y Lightfall (2022).
  • Habiendo perdido a Vicarious Visions, resulta inviable hacer nuevas expansiones del tamaño de The Taken King o Forsaken.
  • La narrativa avanza según el guion original de Joe Staten, y nos conduce hasta una nueva facción enemiga que representa la Oscuridad.
  • Bungie quiere entender el Universo Destiny como un producto transmedia: ya tenemos cómics y libros pequeños ¿tendremos series o películas también?

La adaptación de Bungie

Imagen: Bungie.Imagen: Bungie.

Puede que tras casi siete años de Destiny, la llegada de una o más nuevas IP resulte chocante, o como mínimo llamativa. Pero es algo que viene de (muy) largo. En 2011, coincidiendo con el fin de su relación con Microsoft, surgió el programa de publicación "Bungie Aerospace" que dio salida a Crimson: Steam Pirates para iOS, de Harebrained Schemes. No es más que una anécdota, pero una que refleja el espíritu libre con el que el estudio lleva queriendo moverse desde hace más de una década. Y en 2019, logró justo eso al desligarse de Activision en un movimiento saldado en más de 100 millones de dólares, los mismos que había ingresado la compañía de telecomunicaciones china NetEase unos meses atrás. Por aquel entonces ya sabíamos que Bungie estaba trabajando en algo nuevo, o como escribía David 'DeeJ' Dague, "otros mundos" por llegar.


Imagen: Bungie.Imagen: Bungie.

El modus operandi que Bungie siguió durante la recta final del desarrollo de Halo 3: ODST y Halo: Reach para dar forma al Universo Destiny tal y como explicaban Chris Barrett y Joe Staten en su charla de la GDC 2013 es el mismo que se seguirá en este caso: las fundaciones artísticas van primero, y después se trabaja a partir de ahí. Es verdad que en esta ocasión, el estudio no cuenta con el apoyo de algunos de los grandes creativos que estuvieron presentes durante la época dorada de Halo. El legendario compositor Martin O'Donnell, por ejemplo, trabaja ahora en Highwire Games junto al igual de talentoso programador Jaime Griesemer. Staten, por su parte, pasó un tiempo en Microsoft como director creativo, escribió el guion de ReCore y más tarde se alistó en 343 Industries para encauzar un Halo Infinite que había perdido una buena lista de creativos. Con el trabajo de Destiny hecho antes de que aquel llegase al mercado, Bungie se apoya en su guion pero desde la perspectiva de otros creativos.


Hay muchos veteranos repartidos por la industria, pero los más representativos de Destiny supervisarán las producciones de Bungie Halo: ReachHalo: Reach

De esta forma, el cofundador Jason Jones pasa ahora a supervisar la visión general del estudio, que duplicará con creces su superficie —era fruto de la remodelación de un cine en Bellevue— para poder alojar a nuevos equipos de proyecto. El de Destiny será gestionado por Mark Noseworthy (anterior productor de D2) y Luke Smith, una personalidad que ha resultado clave absoluta para la franquicia: dirigió The Taken King, la expansión que muchos consideran más redonda de su historia, y defendió la visión de profundidad que a día de hoy se mantiene firme desde la introducción de las armaduras 2.0, mods 2.0 y similares. Justin Truman, que ha estado presente en prácticamente todos los lanzamientos de D2 como productor, queda nombrado líder del desarrollo con Blackburn como mano derecha.


¿Qué pasa con las nuevas IP? La primera de ellas bien podría ser Matter, una marca registrada a finales de 2018. A modo de curiosidad, existe un fragmento de historia en Destiny 2 que apela a "world of Matter", en mayúscula, y es la única referencia que existe a este lugar o entidad en todo el juego. Tal vez estén relacionados. Aunque el futuro de aquella patente sea un misterio, lo que está al alcance de cualquier internauta es la existencia de un "equipo de incubación" interno, cuyo trabajo consiste en sentar las bases técnicas y artísticas para construir nuevos mundos. Pensamos, por ejemplo, en figuras como Chris Butcher, director de ingeniería para este selecto equipo en el que trabajan algunos de los mayores veteranos del estudio. Otros creativos clave en la historia del estudio como Lars Bakken también se han unido a este equipo.


Destiny 2: Más allá de la Luz.Destiny 2: Más allá de la Luz.

Los equipos de incubación llevan años planeando nuevas IP ¿será Matter una?Pero está claro que un puñado de veteranos no podrá abarcar en solitario todo lo que tienen entre manos: en los últimos meses, la cuenta Bungie Careers de Twitter se ha vuelto notablemente más activa, y consultando las últimas publicaciones del diseñador Andrew Weldon podemos comprobar cómo desde Seattle están abriendo puestos de trabajo para numerosos cargos importantes —con especial atención para las minorías como mujeres, colectivo LGBQT+, o de cualquier raza que no sea blanca; una cultura que se ha estado mimando interiormente durante años— tales como productores, ingenieros o artistas conceptuales. Si actualmente la compañía roza los 1000 empleados, los números se expandirán notablemente a lo largo de los próximos meses. Aquí va un pequeño resumen de lo que nos depara el futuro de Bungie.


  • Bungie lleva mucho tiempo reconociendo abiertamente que trabaja en nuevas IP paralelas a Destiny.
  • Ha tenido interés en la autopublicación desde antes de abandonar Microsoft y experimentó con el tema antes de unirse a Activision.
  • Su cofundador y buena parte de los veteranos de Destiny toman roles de supervisión, dividirá su estudio en diferentes equipos de proyecto.
  • La escisión Bungie Careers está más activa que nunca: está contratando personal en grandes números y para puestos muy variados.
  • Su ambiente de inclusividad y trato al individuo aportan a Bungie una imagen particularmente llamativa para los desarrolladores colindantes.

Comentarios (17)
Comentarios