Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
¿Podría Microsoft comprar PlayStation, Sega o Nintendo? El día en que Xbox chocó con el orgullo de Japón

¿Podría Microsoft comprar PlayStation, Sega o Nintendo? El día en que Xbox chocó con el orgullo de Japón

Por  /  22 de enero de 2022       

Han sido innumerables las ocasiones en que ha saltado el rumor de que Xbox buscaba comprar un estudio japonés. Nintendo, Sega, Square y un sinfín de compañías de videojuegos han estado en la diana de Microsoft durante muchos años. La pregunta es: ¿podría hacerse realidad una adquisición de tal magnitud?

La industria del videojuego ha experimentado un terremoto de gran magnitud con la compra de Activision-Blizzard por parte de Microsoft. Con esta maniobra, Xbox Game Studios amplía aún más su capacidad de producción de videojuegos tras la adquisición de Bethesda en septiembre de 2020. No se recuerda en la industria una acción de tal calado, y es muy posible que no sea la última. Desde que llegó Phil Spencer, la maniobra de adquirir estudios se ve en Xbox como una "parte natural y saludable" de la industria.


Aunque es cierto que el ejecutivo sentenció hace unos años que no estaba interesado en compañías como Electronic Arts, y conocimos otras cosas como que el intento de comprar Bungie fue un bulo, no debemos descartar ninguna posibilidad durante los próximos meses (ya lo dijeron). Microsoft va a por todas para hacer de Game Pass el servicio más completo posible, que no lo olvidemos, ya cuenta con la integración con EA Play. Sin embargo, aunque Xbox con los estudios occidentales ha tenido éxito, Japón parece estar planteando un muro infranqueable. ¿A qué se debe que Microsoft no haya podido traspasar las fronteras niponas? No es porque no lo hayan intentado.



En el pasado, fueron bien conocidas sus alianzas. Seguro que recordáis juegos exclusivos como Blue Dragon o Lost Odyssey de Mistwalker, así como Ninja Blade de From Software. También fue muy sonado el tristemente cancelado Scalebound de Platinum Games. Han sido numerosas las estrategias de colaboración, con el intento de comprar varios estudios japoneses, tanto grandes como pequeños, según desveló Bloomberg. Sin embargo, la maldición parece seguir ahí. En las siguientes líneas os explicaré la situación con varios ejemplos muy ilustrativos, curiosos y sorprendentes. Además, al final os expondré la filosofía empresarial japonesa, fundamental para comprender por qué Xbox se ha estrellado contra el muro oriental en varias ocasiones.


Xbox y su negro historial de compras por Japón

¿Podría Microsoft comprar PlayStation, Sega o Nintendo? El día en que Xbox chocó con el orgullo de Japón

Microsoft comenzó a pensar en la idea de adquirir estudios incluso antes del estreno de la primera Xbox. Imaginad la situación. Tienes a PlayStation y Nintendo como grandes rivales. Eres el chico nuevo que aún no sabe cómo empezar, pero tienes mucho dinero. ¿Qué haces? Evidentemente, comprar. Con el objetivo de tener software para su nueva plataforma, Microsoft planteó a Nintendo un acuerdo para proporcionar el hardware (Xbox), mientras que los japoneses pondrían sus licencias y software.


Nintendo no estaba a la venta, pero podían intentarlo con su socio: RareEsta curiosa reunión tuvo lugar en enero de 2000 en las oficinas de Redmond, y básicamente consistió en una exposición en que los estadounidenses no dejaban de decir lo poco que tenía que hacer Nintendo contra Sony. "¡Necesitáis un aliado como nosotros!", ese era el mensaje. No obstante, Kevin Bachus (director de relaciones por aquel entonces) cuenta que los nipones no dejaban de troncharse de risa durante la hora que duró el encuentro. Aquí comenzó y acabó la aventura con Nintendo, una probablemente menos dolorosa que la que tuvieron con EA poco tiempo atrás, quienes les dijeron un escueto "no, gracias".


En sus inicios, Microsoft negoció con Nintendo una fuerte colaboración.En sus inicios, Microsoft negoció con Nintendo una fuerte colaboración.

Puede que en Xbox pensaran que si Nintendo no estaba a la venta, podrían intentarlo con su mayor socio no-japonés por aquel entonces, la mítica Rare, ¡y acertaron! Probablemente sabiendo que los de Kioto estaban en horas bajas por las escasas ventas de Gamecube, decidieron pedir prestado unos cuantos millones a Bill Gates para hacerse con los desarrolladores de Banjo Kazooie, Perfect Dark o Killer Instinct. Este fue un duro golpe para la compañía japonesa, que vio mermado su catálogo de exclusivos. Doble jugada por parte de Microsoft.


¿Podría Microsoft comprar PlayStation, Sega o Nintendo? El día en que Xbox chocó con el orgullo de Japón

Sin embargo, aunque Xbox conseguía victorias con estudios occidentales, los japoneses se resistían hasta la extenuación. Bob McBreen (jefe de negocio de desarrollo de Xbox) cuenta que viajaron a Japón para reunirse con los ejecutivos de la entonces Squaresoft. Su ejecutivo de cuentas les dijo básicamente que se guardaran la calderilla, porque el precio de la compañía era mucho más alto. De esta forma tan abrupta culminaron las negociaciones con la productora de Final Fantasy VII, juego que por aquel entonces ya llevaba millones de copias vendidas.


Una historia similar ocurrió con Midway Games, los entonces propietarios de Mortal Kombat. Al parecer, esta compra estuvo más cerca de materializarse, pero la dependencia de PlayStation dificultaba la operación y la hacía muy poco atractiva. En este punto de la historia, seguramente os estaréis dando cuenta de la situación. Xbox acababa de arrancar y necesitaba apoyos. Todo a golpe de talonario. Al mismo tiempo, estos intentos buscaban desestabilizar a Nintendo y Sony, que manejaban los rankings de ventas en Japón. Era una doble jugada si salía bien. Pero ahí estaba el problema: que siempre se estrellaban contra un muro.


Midway Games (Mortal Kombat) pudo ser otra de las primeras compras de Microsoft.Midway Games (Mortal Kombat) pudo ser otra de las primeras compras de Microsoft.

¿Otro intento de compra memorable? El de Sega. El rey de los salones arcade estuvo en el punto de mira de Microsoft desde el año 2000, también coincidiendo con la puesta en marcha del proyecto Xbox. Sin embargo, la leyenda cuenta que Bill Gates desestimó la operación, puesto que no lo veía como un apoyo suficiente para hacer frente a PlayStation. Lo cierto es que Xbox y Sega mantenían una buena relación desde antaño. Habían colaborado en el desarrollo del sistema operativo de Dreamcast y para Xbox se lanzaron títulos como Panzer Dragoon Orta, Crazy Taxi 3, Jet Set Radio Future y versiones mejoradas como la de Shenmue II. Recientemente, han aparecido rumores sobre supuestas colaboraciones (y hasta compras), pero no hay nada en el horizonte, al menos que sepamos….


Disculpe, pero no estoy a la venta

¿Podría Microsoft comprar PlayStation, Sega o Nintendo? El día en que Xbox chocó con el orgullo de Japón

Cabe hacer una reflexión final sobre toda esta situación. Parece evidente que Xbox lo tiene mucho más fácil para cerrar una compra multimillonaria en Occidente antes que en Japón. ¿Por qué? Aquí entra en juego la mentalidad japonesa y su forma de entender los negocios. Un buen punto de partida es pensar en que el trabajador japonés tiene muy asentado el concepto de "membresía", de pertenecer a un grupo. El trabajo es su segunda familia. Es habitual que un recién graduado que obtiene su primer empleo en una empresa, lo mantenga durante toda la vida. Existe un fuerte vínculo empresa-trabajador basado en la confianza y la lealtad. Es el llamado sistema vitalicio.


Xbox lo tiene mucho más fácil para cerrar una compra en Occidente que en JapónEn cierta medida, y para comprenderlo, vender una empresa japonesa implica sembrar incertidumbre sobre la seguridad laboral que sienten sus empleados. Japón destaca por tasas de desempleo muy bajas, puestos estables, ascensos, retribuciones y otras ventajas hasta que acaba su vida laboral. Es muy probable que los empleados de compañías como Nintendo, Sega, Capcom o Square Enix experimenten una gran sensación de pertenencia, algo que se puede ver claramente en que figuras como Shigeru Miyamoto, Eiji Aonuma, Tetsuya Nomura, Hidetaka Miyazaki y un largo etcétera hayan iniciado (y probablemente terminen) sus carreras en sus respectivas compañías de videojuegos.


En el pasado hubo rumores de compras en Polonia, país de Techland, CD Projekt RED, etc.En el pasado hubo rumores de compras en Polonia, país de Techland, CD Projekt RED, etc.

Incluso en casos como el de Hironobu Sakaguchi, Hideo Kojima o Yoshinori Ono, estuvieron en Square Enix, Konami y Capcom durante muchísimos años antes de largarse. ¿A qué se debe? Podría decirse que Japón debe parte de su éxito a que se trabaja en grupo, concentrados, con una fuerte implicación. Debido a eso, unido a un fuerte sentimiento nacional, es probable que Japón posea una barrera histórica para la adquisición de sus compañías. Otra barrera indiscutible es el idioma. No es la primera vez que los japoneses rechazan acuerdos aludiendo dificultades de comunicación y diferencias culturales, así como de forma de trabajar.


Microsoft tiene muchísimos recursos, y de hecho parece que hace poco también se fue de compras por Polonia. Pero algo me dice que lo van a seguir teniendo muy complicado en el país del sol naciente. Los nipones son más de hacer colaboraciones entre ellos, aunque… ¿quién sabe? Tras la adquisición de Bethesda y Activision, que parecía algo inimaginable, Phil Spencer podría hacer su magia. Sería algo inaudito, increíble, pero no imposible. ¿Vosotros qué pensáis? Decidnos en los comentarios si pensáis que el equipo de Xbox podría conseguirlo y qué estudios podrían ser más susceptibles de una futurible compra.


Suscríbete al canal de 3DJuegos en YouTube

Comentarios
Suscríbete a nuestra newsletter:

Recibe un recopilatorio diario y/o semanal de las noticias publicadas:


Diaria (Recibe todas las noticias publicadas en las últimas 24h para no perderte nada)

Semanal (Recibe cada viernes las 10 mejores noticias publicadas desde el último viernes a modo resumen)


No es spam. No compartiremos su correo electrónico. Puede darse de baja en cualquier momento.

Relacionados con este artículo